Edición Latinoamérica
20 de Octubre de 2020

Ante la crisis en el caso Diniz

La Policía Federal investigará los bingos brasileños

(Brasil).- El Ministerio Público Federal en Río de Janeiro confirmó el martes que ha dispuesto la búsqueda e incautación de máquinas tragamonedas en ese estado, como así también en San Pablo y Brasilia, como parte de la investigación relacionada con el ex-presidente de la Loterj y ex-asesor del Gobierno, Waldomiro Diniz.

L

a Policía Federal investigará las salas de bingo en Brasil, tras una ola de críticas al gobierno del presidente Luiz Inacio Lula da Silva, cuya imagen de honestidad se ha visto empañada por revelaciones sobre intentos de extorsión de un ex funcionario con oficinas en el Palacio de Gobierno.

El Ministerio Público Federal en Río de Janeiro confirmó el martes que ha dispuesto la búsqueda e incautación de máquinas tragamonedas en Río de Janeiro, San Pablo y Brasilia, como parte de la investigación relacionada con el ex funcionario.

Aún se desconocían los alcances de la acción desplegada por la policía, pero parecían converger en el propósito del gobierno de demostrar que, cualquiera que sea la gravedad del caso, no empañe su imagen de transparencia.

La investigación del ministerio comenzó el viernes cuando una revista reveló el contenido de una conversación grabada en el 2002 entre un empresario de juegos que negociaba con el entonces presidente de la lotería de Rio de Janeiro, Waldomiro Diniz, supuestos aportes para campañas electorales del Partido de los Trabajadores (PT). A cambio, el empresario conocido como Carlinhos Cachoeira y ligado al juego ilegal del Bicho recibiría beneficios en licitaciones de la lotería.

Desde el año pasado y hasta el viernes, cuando la grabación fue hecha pública, Diniz era asesor en la presidencia. El presidente Lula lo destituyó inmediatamente tras conocer el informe periodístico, e incluso el oficialista Partido de los Trabajadores aseguró que el funcionario destituido no era parte de sus cuadros.

La oposición intenta ahora formar en el Congreso una comisión especial para investigar el caso, el más grave en los 14 meses de gobierno de Lula. La policía federal incautó documentos y discos de computadores en la residencia de Diniz en Brasilia, dijeron fuentes policiales hablando a condición de no ser identificadas. "Hay posibilidades de crímenes muy grandes, desde corrupción, trafico de influencias, crimen electoral... muchas conducta delictuosas pueden ser investigadas", dijo Cesar Nunes, delegado de la policía federal para investigar el caso en Río de Janeiro. Pero por ahora, agregó Nunes en declaraciones publicadas en el diario O Globo, "no existe motivo de (ordenar) prisión preventiva de nadie".

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook