Edición Latinoamérica
22 de Agosto de 2019

Guerra contra la ilegalidad

Reabren una antigua causa sobre el juego clandestino en la provincia de Buenos Aires

(Argentina).- Por una causa, iniciada en 1997 por el juez César Melazo a partir de una denuncia anónima, la Cámara ordenó reabrir la investigación por el presunto pago de sobornos a policías y otros delitos en los que podrían estar involucrados capitalistas de juego.

C

uando todo parecía indicar que la denominada "megacausa" del juego clandestino, iniciada en 1997, iba a terminar en el archivo, la Cámara Penal platense ordenó que se reabra la investigación para determinar si altos jefes policiales y presuntos capitalistas integraron una asociación ilícita.

De esta forma, se reactiva una causa iniciada en su momento por el juez César Melazo y que alcanzó una enorme repercusión pública con la detención de varios presuntos capitalistas de juego que operarían en territorio bonaerense. El caso, que llevó a Melazo a escribir un libro, después quedó virtualmente en la nada porque otro magistrado platense (Horacio Nardo) entendió que el juego clandestino era una contravención y no un delito, por lo cual dispuso el sobreseimiento de todos los imputados. Esa resolución, sin embargo, fue apelada ante la Cámara, que después de un largo análisis produjo la sentencia que ordena ahora el reinicio de la investigación.

En un meduloso fallo de 41 carillas, los camaristas de la Sala II, Sergio Almeida y Ricardo Szelagowski, si bien coincidieron con el criterio del juez de transición Horacio Nardo con respecto a que las apuestas ilegales son una falta contravencional y no un delito, revocaron varios de los sobreseimientos definitivos dispuestos por el citado magistrado, al entender que de las actuaciones surgieron evidencias para sospechar que la policía platense recibía dinero por parte de los presuntos capitalistas a cambio de protección.

En la resolución se detalla que, por ejemplo, en un procedimiento en la casa de un capitalista platense, "en rendiciones recibidas por fax, de enero a marzo del "97, se desprende el pago a dependencias policiales con el fin de proteger o permitir el ejercicio de la actividad ilegal del juego clandestino".

En otro tramo del fallo, los camaristas afirmaron que hay indicios para sospechar que el sistema de recaudación se realizaba con móviles policiales y con nafta que en su momento le entregaba a la Policía la comuna platense.

Los magistrados entendieron que en base a esos elementos probatorios se debe proseguir la investigación y revocar el sobreseimiento definitivo dictado al ex jefe de la Policía platense, comisario mayor Rubén Araneo, por presunta malversación de caudales públicos, exacciones ilegales y enriquecimiento ilícito.

También se destacó que se debe continuar con las actuaciones contra los policías y civiles que aparecen involucrados en las citadas maniobras delictivas, según se desprende de las escuchas dispuestas en la causa. Pero a la vez decretaron nulidades en procesos iniciados con intervenciones telefónicas ordenadas sin resolución alguna.

En la resolución, los doctores Almeida y Szelagowski ordenaron que se sigan investigando delitos que se habrían cometido con la detención de un presunto capitalista.

Concretamente ordenaron que se revise la actuación policial con respecto a la contravención que se le realizó a José Nano, quien presuntamente se presentó en la comisaría novena de La Plata horas antes de que el juez Melazo allanara sus oficinas en el marco de la "megacausa".

A Nano se le realizó una contravención en la comisaría. Y esas actuaciones -según entendió la alzada- "en principio, fueron producidas falsamente", con la posible intervención del entonces comisario Carlos Cruces, el oficial Luis Luján y el sargento Néstor Rossi.

Por estos motivos los camaristas dispusieron que se investigue a Nano y a los citados policías por los posibles delitos de asociación ilícita y falsificación de documento público.

En la resolución se confirmó el sobreseimiento dictado en la causa principal contra los presuntos capitalistas y sospechados de pasar apuestas ilegales Néstor Gisande, Nano, Daniel Varela, Adrián Astrada, Oscar Núñez, Edgardo Yanicelli, Alejandro Montalto, Roberto Talesa, Leonardo Gisande, Héctor Bazán, Hugo Regojo, Germán Rahal, Mauricio Talesa, Carlos Silva, Enrique Gilliotti y Oscar Brochi.

Sin embargo, en relación a todos ellos se dispuso que prosigan las actuaciones para dilucidar si integraron o no una asociación ilícita junto a jefes policiales para desplegar actividades ilegales, en función de las mencionadas evidencias detectadas en la causa.

En la resolución se dejó en claro que el juego clandestino es una violación al código de faltas, no un delito, pero se especificó que se deben investigar otros casos en los que están sospechados dueños de locales que tendrían habilitación para funcionar como agencia de apuestas oficiales y al parecer se dedicaban recibir y pasar juego ilegal.

En este último caso, los magistrados entendieron que de comprobarse que los imputados tomaban apuestas ilegales en agencias oficiales, se estaría ante el delito de "fraude por abuso de confianza".

La resolución de la alzada y la causa ahora volverán al juez de transición Nardo, quien según las fuentes consultadas seguramente se excusará de seguir actuando en esta investigación, debido a que ya emitió su opinión, de modo que la "megacausa" pasaría a otro juzgado para que se prosiga con lo ordenado por la Cámara Penal.

Los camaristas también ordenaron remitir copias para que se inicie una investigación por las supuestas irregularidades detectadas durante la instrucción de la causa.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook