Edición Latinoamérica
19 de Julio de 2019

Reacción de la Asociación Empresarial Española de Casinos de Juegos

Cuestionan la apertura de cinco nuevas salas de juego en Canarias

(España).- "El Gobierno canario debe reflexionar" señaló Heliodoro Giner, titular de la Asociación Empresarial Española de Casinos de Juegos "ya que la apertura de estos casinos pone en peligro 600 empleos directos que generan los ya existentes".

E

l decreto 299/2003 del Gobierno autónomo, por el que se planifican los juegos y apuestas en Canarias, ha puesto en movimiento a todo el sector. La Asociación Empresarial Española de Casinos de Juegos confirmó este miércoles que presentará un recurso contencioso-administrativo contra la decisión del Ejecutivo y su secretario general, Heliodoro Giner, afirma que "el cambio del decreto no se justifica y consideramos que es una barbaridad que Canarias pase de seis a once casinos cuando en toda España existen 29, lo que supondría que se concentrarán en las islas más de un tercio de los casinos españoles".

El directivo de la patronal de casinos indicó que la decisión del Gobierno "no se justifica para nada y nuestra gran queja es que no ha habido diálogo con el sector", desde que en el otoño pasado se perfilara, en la Comisión del Juego, el borrador del decreto publicado en el Boletín Oficial de Canarias el pasado 24 de diciembre.

Los empresarios de los seis casinos de Canarias -tres de Tenerife, dos de Gran Canaria y uno de Lanzarote- y la patronal estatal que los representa han intentado entrevistarse tanto con el presidente Adán Martín como con la consejera de Presidencia y Justicia, de la que depende el juego, Australia Navarro.

"El Gobierno canario debe reflexionar", apuntó Giner, "ya que la apertura de estos casinos pone en peligro 600 empleos directos que generan los ya existentes", debido a que los datos que maneja la Asociación Empresarial de Casinos de Juego arrojan un descenso de 20.000 visitas a los casinos en 2002 con respecto a 2001, lo que supone una disminución de clientela del 4%.

Además, Giner denunció que el decreto del Gobierno "rompe dos reglas de oro: que haya más de un casino en un municipio y que estos se conviertan en sala de máquinas", según el secretario general de la patronal, "en mini-casinos del tipo caribeño con los que se traiciona el nombre de casino y se utiliza sólo para atraer clientela".

En cuanto al hecho de que exista más de un casino en un municipio, Giner lo descalifica porque esta circunstancia no se da ni en Madrid (un sólo centro de este tipo de ocio), ni en Barcelona (existen tres en toda Cataluña) ni en una típica provincia turística como Málaga (en toda Andalucía hay cuatro). "Es una regla de oro que siempre se mantiene en el sector", afirma Giner.

El decreto del Gobierno pretende abrir un nuevo casino en Las Palmas de Gran Canaria (ya existe el instalado en el Hotel Santa Catalina) y otro en San Bartolomé de Tirajana (cuenta con uno en el Hotel Tamarindos), con lo que Gran Canaria pasaría a contar con cuatro centros de juego de esta categoría, los mismos que para los ocho millones de andaluces. Los otros tres que se pretenden abrir en la provincia oriental corresponden a Teguise (Lanzarote), La Oliva y Pájara (Fuerteventura).

En el caso lanzaroteño, Giner explica que el Gran Casino Oasis "fue trasladado de Teguise, su lugar original, a Puerto del Carmen porque los empresarios vieron que no daba rendimiento donde ahora quieren abrir otro". Sobre la intención de que otorguen licencias para Fuerteventura, el secretario general de la patronal apuntó que "se puede justificar porque es un núcleo independiente", incluso en la larga distancia entre Corralejo y Jandía, "pero no se ha efectuado un estudio pormenorizado y es cuestión del empresario que se quiera arriesgar".

Lo que tiene claro la asociación de la que Giner es secretario general es que "en el caso de Gran Canaria no podemos entender que vayan a haber dos en la capital y dos en el sur de la isla, porque eso afectará negativamente a los ya existentes".

Giner considera que "el modelo que se quiere implantar es similar al caribeño, que no genera empleo y no tiene tirón turístico, además de hacer la competencia desleal a los que generan empleos, con turnos de croupiers de cuarenta y cinco minutos a una hora". Además, el funcionario denuncia que el nuevo modelo de casinos que ha diseñado el Gobierno de Canarias "se debe a que gente ajena al sector se ha creído que esto es un negocio redondo, cuando debemos pagar a Hacienda, en el último tramo que en Canarias no se aplica, hasta un 55% de los ingresos brutos", además de exigir la legislación "un tamaño mínimo del local, de unos dos mil metros cuadrados, que no parece que se vaya a emplear en Canarias".

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook