Edición Latinoamérica
23 de Agosto de 2019

Ante una propuesta legislativa

Objetan en Puerto Rico la instalación de slots en el hipódromo

(Puerto Rico).- A pesar del apoyo político y empresarial ante la medida legislativa, la Compañía de Turismo objetó la propuesta "ante los altos costos" que demandaría la colocación de las máquinas tragamonedas en el circo de carreras "El Comandante".

L

a Compañía de Turismo objetó ayer una propuesta legislativa para autorizar la instalación de máquinas de juego en el Hipódromo El Comandante, medida que la gerencia de la instalación hípica reclama como necesaria para su supervivencia.

La legislación fue radicada por el representante Guillermo Valero Ortíz y está bajo estudio de las comisiones camerales de Hacienda y de Recreo y Deportes. La medida enmienda la Ley de Juegos de Azar para autorizar la creación de un área dentro del hipódromo "para la operación de una actividad de tragamonedas, autorizada y separada de la actividad hípica, con restaurantes y entretenimiento para turistas, que cumpla con los requisitos impuestos por la Compañía de Turismo y el Comisionado de Instituciones Financieras".

Pero, la primera de estas dos agencias ya objetó la propuesta en vista pública ayer, y por voz de su director de Juegos de Azar, Guillermo Cabret, recordó que la política pública establecida en dicha ley es la operación de las salas de juego "en hoteles reconocidos de primera clase, porque son éstos los que le proveen a los turistas las atracciones y comodidades que se estilan a nivel internacional y que mejor sirven al fomento del turismo". Aclaró, además, que la ley y su reglamento condicionan el establecimiento de máquinas en función y en proporción de las mesas de juego permitidas "para propiciar y proteger los empleos que generan las mesas de juego, que son atendidas por un número considerable de empleados".

Cabret señaló que la instalación de estas máquinas conlleva altos costos iniciales y operacionales que dificultarán su éxito en el hipódromo. "Ante los altos costos operacionales, el juego en máquinas tragamonedas tiene su rendimiento apropiado en una sala de juegos que opera siete días a la semana, de 16 a 24 horas diarias, y ante una clientela que nos visita del exterior", sostuvo.

Argumentó, además, que el autorizar un salón de máquinas tragamonedas en los hipódromos "es contrario a la política pública que busca no fomentar el juego entre los residentes de la Isla, por las consecuencias negativas que representa".

Durante la vista, el representante Valero Ortiz recordó que el hipódromo es también una atracción turística y se quejó de que Turismo no promueve nada que tenga que ver con las carreras. "Esta medida", dijo, "ayudaría a subsidiar las pérdidas o gastos operacionales de El Comandante".

La gerencia del hipódromo insiste en que la instalación de máquinas de juego, que son de un tipo distinto a las que se operan en los hoteles es, junto a un aumento en la jugada, una de las pocas opciones que tiene esa instalación para sobrevivir.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook