Edición Latinoamérica
16 de Julio de 2020

Beneficios para los casinos chicos más pequeños

De acuerdo a una nueva reglamentación, el gobierno suizo gravará de forma escalonada los casinos locales con un importe menor a medida que el establecimiento es más pequeño. Así, los casinos grandes entregarán el 40% de sus recaudaciones, mientras que los más chicos pagarán un 20%.

M

ientras los calificados como de tamaño medio serán gravados con el 30% de sus ingresos brutos, se explicó que la decisión del gobierno -que fue tomada por recomendación del Ministerio de Justicia- está encaminada a favorecer a las regiones turísticas de la montaña, muchas de las cuales están atravesando un complico presente económico.

La legislación que regula los casinos en Suiza permite fijar distintos niveles de impuestos, dependiendo del tamaño y de los ingresos del establecimiento. Pero los gravámenes más bajos son solamente una medida temporal: después de cuatro años, los establecimientos más pequeños también tendrán que pagar un impuesto del 40%. Y los gravámenes más bajos se aplicarán solamente a los primeros 20 millones de Francos (15 millones de dólares) de la renta imponible.

Cabe señalar que los casinos suizos se dividen en categorías: En la “A” se incluye a los establecimientos grandes sin límites de apuestas, mientras en la ”B” está compuesta por salas de juego más pequeñas con menos de 150 máquinas tragamonedas.

Repasando un poco la reciente historia de la industria del juego en Suiza, los votantes suizos acordaron en 1993 levantar la prohibición del juego que regía desde 1928. Desde entonces, siete grandes casinos se han abierto en Suiza, en Lucerna, Berna, Baden, Lugano, Montreux, Basilea y St Gallen.

Los Operadores de los casinos de clase “A” no tienen ninguna obligación de imponer un límite máximo a las apuestas de sus mesas. Mientras tanto, hay casinos más pequeños en un número de famosos resorts en los Alpes, incluyendo St Moritz y Zermatt. Los casinos de tamaño mediano operan en Fribourg, Bad Ragaz, e Interlaken.

Mientras que los casinos más grandes gozan claramente de recaudaciones más voluminosas, el gobierno suizo mira a todos los establecimientos del juego como lucrativas fuentes de ingresos. Según proyecciones, se espera que los casinos contribuyan por lo menos con 150 millones de francos suizos al año.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook