Pospandemia

Colombia duplicó entre enero y julio la recaudación de los primeros siete meses del año pasado

El sector online y el presencial (foto) marcaron una fuerte recuperación en los primeros meses de 2021.
01-11-2021
Colombia
Tiempo de lectura 3:04 min
A fuerza de innovar, la industria colombiana sobrevivió a la pandemia y comienza a ofrecer un escenario de clara recuperación en 2021: durante los primeros siete meses del año, el sector registró ventas por 19,48 billones de pesos (US$ 5.169,23 millones), un 99% más que en 2020.

De acuerdo con el artículo 336 de la Constitución Política y a la Ley 643 de 2001, la industria debe transferir parte de su recaudación al Estado. Según Coljuegos, a pesar de la pandemia el año pasado (2020) se transfirieron 682.290 millones de pesos (US$ 181 millones) al sistema de salud por derechos de explotación de licencias de juego, superando incluso el escenario prepandemia, que había generado 681.000 millones reportados en 2019 (US$ 180,7 millones).

Este incremento se debe en gran parte al decreto legislativo 808 de junio de 2020, que establece regulaciones para incrementar los recursos aportados por el sector a la salud.

Adicionalmente, los desempeños variaron de acuerdo con el tipo de apuesta. Por ejemplo el chance, según Asojuegos, experimentó una caída del 25,72 % frente a 2019, con ganancias brutas de 1.579 millones de pesos (US$ 419.000).

Ofrecer en sus puntos de atención otros servicios, como giros postales, recargas de celular y entregas de subsidios (como el Ingreso Solidario) fue clave para garantizar la continuidad del sector, especialmente durante los meses más estrictos de confinamiento.

“Sin embargo, es monumental el impacto sufrido por el sector de juegos en Colombia. Recordemos que entre ocho y nueve meses estuvieron cerrados todos los establecimientos de esta modalidad. Con respecto a 2019, el recaudo por localizados bajó 68 %”, señaló Juan Carlos Restrepo, presidente de Asojuegos, a la publicación colombiana Semana.

Los casinos también permanecieron cerrados un lapso similar. Rodrigo Afanador, CEO del Grupo Vicca, precisó que en 2020 solo generaron el 30 % de las ganancias de 2019. Y tampoco se salvaron las apuestas deportivas, ya que de acuerdo con Germán Segura, gerente general de Corredor Empresarial, la empresa detrás de la plataforma BetPlay, “la marca, como todo el sector, vio cerradas las posibilidades de este segmento con el cierre total de las ligas deportivas. Eso afectó los resultados claramente, pero pudimos diversificar la oferta para nuestros usuarios”.

María Paola Isaza, socia de V&I Consultores Legales, firma especializada en servicios jurídicos para la industria, advirtió que lo que sostuvo a los diferentes actores del sector fue su resiliencia y capacidad de adaptarse a la era digital. Tanto Afanador como Segura señalaron que ante la imposibilidad de concentrarse en sus fuertes operativos, se dedicaron a esbozar estrategias de mercadeo digital para mantener vivo el interés de los usuarios.

Recuperación y crecimiento 2021

Ya en 2021, durante los primeros siete meses del año los juegos de azar aportaron 362.681 millones de pesos (US$ 96,24 millones) al sistema de salud. En conjunto, el sector ha registrado ventas por 19,48 billones de pesos, que representa un crecimiento del 99 % frente al mismo periodo de 2020.

César Augusto Valencia, presidente de Colguejos, asegura que los protagonistas siguen siendo las apuestas online: mientras en 2020 reportaron ventas por 8,3 billones de pesos, y lograr un crecimiento del 73 % frente a 2019; entre enero y julio de 2021 registraron transacciones por 8,2 billones de pesos, con un incremento del 128 %.

La recuperación de los casinos avanza más despacio. “Los primeros tres meses del año fueron un poco raros, porque tuvimos unos picos (de contagios de COVID) que volvieron a generar cierres, diría que vamos a cerrar 2021 con un 70 % a un 75 % de los ingresos comparados con 2019. Creo que ese va a ser el nivel general para la industria”, puntualizó Afanador.

Incluso el cierre de 2021 y el comienzo de 2022 seguirán ofreciendo desafíos al sector. Para Restrepo, estos tienen que ver principalmente con “la necesidad de generar excelentes sistemas de riesgos e innovación”; mientras que para Isaza el reto estará en “volver más eficientes los procesos internos de las empresas, organizar y optimizar recursos, y actualizar la regulación de los juegos ‘online’”.

Por su parte, Evert Montero Cárdenas, presidente de Fecoljuegos, enfatizó en el aporte de la industria a la generación de empleo. “El sector de juegos de suerte y azar genera alrededor de 200.000 puestos de trabajo directos e indirectos, de los cuales una parte importante corresponde a mujeres cabeza de hogar y jóvenes”.

“El juego es una actividad que tiene una responsabilidad social muy grande, porque no solamente son los recursos que genera para la salud. Cada uno de los gremios que pertenecen al sector de los juegos de suerte y azar tiene programas sociales asociados a fundaciones, casas de reposo, la construcción de vivienda y brigadas de alimentación, entre otros”, concluyó Montero.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS