Edición Latinoamérica
23 de Octubre de 2021

Caso Tragamonedas

Paraguay: ¿la Conajzar desautorizó al Presidente de la República?

Paraguay: ¿la Conajzar desautorizó al Presidente de la República?
José Ortiz Baéz, presidente de Conajzar.
Paraguay | 09/09/2021

La Conajzar redujo el valor del canon a las concesionarias de juego, de manera unilateral y mediante una resolución, a pesar de que un dictamen de la Procuraduría estipuló que se requiere un Decreto para decidir esta medida. La entidad solicitó un decreto y, al no acceder al mismo, redactó un documento interno para solventar el tema. Es la segunda vez que actúa de esta manera.

E

l titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Sergio Coscia, firmó el dictamen N° 191/20 en el cual concluyó que la Comisión Nacional de Juegos de Azar (Conajzar), presidida por José Antonio Ortiz Báez, no puede reducir de manera unilateral el canon a sus concesionarias sin previo decreto del presidente de la República, Mario Abdo Benítez.

El documento data del 31 de marzo de 2020, y es parte del legajo entregado al Senado tras la interpelación a Ortiz, representante de Hacienda ante Conajzar.

Pese a la advertencia de la PGR, la Conajzar firmó en la misma fecha la Resolución N° 5/2020 con la que estableció un régimen excepcional y transitorio para el monto del canon y dispuso medidas administrativas extraordinarias, alegando que se basaron en las leyes N° 1016/1997 de Juegos de Azar y 6524/2020 de Emergencia.

En el citada resolución, los integrantes de Conajzar (José Ortiz, Carmen Corina Alonso, Raúl Mariano Silva Busto, Rubén Antonio Roussillón y Ricardo Núñez Giménez) reconocen que se recurrió a “la asesoría jurídica de la Administración Pública en la forma que determina la ley, según la Constitución Nacional” y del dictamen de PGR, descartaron la exigencia del decreto y tomaron la parte que hablaba de que “la posición de los miembros de la comisión se ajusta a la realidad del mercado de los juegos de azar y las peticiones de los concesionarios”.

Contradictoriamente, admitieron, que la ley de emergencia establece medidas administrativas, fiscales y financieras, y que las mismas no se vinculan a la regulación de los juegos de azar de manera puntual.

Sin embargo, los miembros de la comisión alegaron que de las potestades que le confiere el Poder Ejecutivo, para la aplicación de medidas administrativas y financieras, “se entiende que la siguiente acción se encuentra ajustada a la legalidad y razonabilidad” (sic), y estipuló la reducción del canon.

La decisión representó una caída de ingresos para el fisco, y de manera directa para la Dirección de Beneficencia y Ayuda Social (Diben), financiada con recursos de Conajzar, institución clave para la asistencia sanitaria y sobre todo, durante la pandemia.

Ortiz, Alonso, Silva y Roussillón y Núñez, al firmar la Resolución N° 5, desautorizaron a la máxima autoridad del Poder Ejecutivo, ignorando incluso a la PGR.

En 2011, la recaudación de Conajzar fue G$ 72.749 millones y aumentó de manera paulatina, reportando G$ 129.372 millones al cierre de 2019.

Sin embargo, al 2020 ingresó G$ 89.751 millones, es decir el 69% con relación al año anterior, según un reporte de Hacienda.

El mismo mecanismo se usó en la cuestionada “regularización” de tragamonedas en sitios prohibidos por Ley N° 1016/97.

La Conajzar solicitó en febrero de 2020 un decreto al Ejecutivo para “legalizar” la explotación de las máquinas en bares, bodegas y otros comercios de libre acceso de los menores de edad.

La respuesta, en julio de 2020, fue que “el pedido notoriamente es que se otorguen facultades” y desde el Ejecutivo se le pidió que la solicitud la realice mediante Hacienda, de la cual depende según el art. 5° de la citada ley. Sin embargo, la Conajzar firmó la Resolución N° 34/2020 para dicha “regularización”, alegando autonomía funcional.

Se basó en un “dictamen anterior” de la Abogacía del Tesoro, aunque no se aclaró a cuál documento se refería. En el legajo entregado al Senado, lo único que se encuentra es el dictamen N° 303 del 7 de abril de 2020, sobre la reducción del canon, que responsabilizaba a los miembros de Conajzar de sus acciones y decía que no requieren decreto, aclarando que no se analizó la cuestión de fondo. Para hoy se prevé el tratamiento del voto censura al presidente de Conajzar, José Ortiz Baéz, representante por el Ministerio de Hacienda en dicho Concejo, en sesión ordinaria de la Cámara de Senadores. Los legisladores cuestionaron la adjudicación de la quiniela a una firma morosa del fisco, la reducción unilateral del canon a concesionarias y “legalizar” tragamonedas en sitios prohibidos, estructura que sería para lavado de dinero.

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.