Edición Latinoamérica
03 de Agosto de 2021

¿Llega a su fin la eterna espera?

La pandemia reaviva el debate sobre la legalización de los casinos en Brasil

La pandemia reaviva el debate sobre la legalización de los casinos en Brasil
Brasil se acerca, una vez más, a una posible legalización del juego. ¿Será la pandemia el factor clave para su apertura?
Brasil | 13/04/2021

El objetivo de los proyectos a tratarse en el Congreso tienen un claro punto en común: recaudar fondos para contener el avance de la crisis económica provocada por la pandemia. ¿Será el COVID-19 la llave para reabrir el mercado más importante de apuestas de América Latina?

C

on una deuda pública cercana al 90% del Producto Interno Bruto (PIB), un desempleo que alcanza a más de 12 millones de brasileños y un paulatino aumento de la inflación, el Senado Federal se ha movilizado para aprobar un proyecto que regulariza los casinos en Brasil. El objetivo es claro: recaudar fondos. Sin embargo, al chocar con un debate de carácter ético y moral, la idea es vista con recelo por parte del Gobierno y el Congreso.

Durante la reunión ministerial del 22 de abril de 2020, que fue difundida por decisión del Tribunal Supremo Federal (STF), el ex Ministro de Turismo, Marcelo Álvaro Antônio, dijo que Brasil debe “discutir los complejos turísticos integrados con casinos”. Sin embargo, el discurso motivó una reacción de la Ministra de Mujer, Familia y Derechos Humanos, Damares Alves, quien consideró la idea como un “pacto con el diablo”.

Meses después del episodio, Álvaro Antônio fue sucedido por Gilson Machado en el cargo, pero la opinión de la dirección del Ministerio de Turismo no ha cambiado. “Fuimos a los Estados Unidos para estudiar la historia de éxito de la legalización de los casinos allí. En Brasil le toca al Congreso (esa decisión), pero yo sé que si se aprueba, puede traer mucha inversión”, dijo Machado.

Legalización en tramite en el Congreso

El Proyecto de Ley PL2648 de 2019, del senador Roberto Rocha, es uno de los textos más cercanos a ser aprobados en el Senado sobre la regulación de los juegos de azar.

Prevé la “explotación de casinos durante un tiempo específico, y la operación de juegos autorizados por la Unión sólo en resorts integrados”. El PL sostiene que la recaudación que se genere con el pago de impuestos al juego legal fortalecería las arcas públicas en un momento de escasez de recursos, y podría destinarse, entre otros medios, a programas sociales.

Para el relator del proyecto, el senador Ângelo Coronel, es fundamental que el país discuta cómo recaudar nuevos ingresos sin tener que aumentar los impuestos. “El momento de la pandemia actual requiere una mayor recaudación de fondos, pero sin aumentar los impuestos. De esta forma, el proyecto puede ser un medio para apalancar la recuperación económica del país”. Según él, aún no hay una fecha concreta para la votación de fondo, pero el informe del texto debe ser presentado a la Cámara “en los próximos días”.

El PL establece que solo los hoteles de alta gama con, como mínimo, hospedaje, centros de convenciones y eventos sociales, culturales o artísticos de gran escala, restaurantes, bares y centros comerciales pueden aprovechar la reglamentación de los casinos.

Según el texto, la autorización para operar y definir la carga tributaria -montos y tipos de impuestos- será responsabilidad del Poder Ejecutivo. Además, se dará prioridad a las áreas brasileñas que tienen los peores indicadores socioeconómicos.

Fondos para la Renta Ciudadana

Si bien el objetivo principal de los proyectos es generar nuevos ingresos y empleos, se ha fortalecido la posibilidad de que los recursos obtenidos de los casinos financien la Renta Ciudadana.

Renta Ciudadana es la nueva propuesta de programa social del Gobierno Federal, que pretende reemplazar la llamada Bolsa Família, para aumentar tanto el número de personas alcanzadas como el monto del beneficio, que actualmente se ubica en casi R$ 200.

Todavía no hay una fecha exacta para que la idea despegue. Para que eso suceda, es necesario convencer al Congreso de que apruebe una propuesta de financiamiento.

Había un plan para incluir en el PEC de Emergencia, aprobado en marzo de este año, la creación del programa social. Sin embargo, la falta de consenso sobre el origen de los fondos para la creación de Renta Ciudadana pospuso varias veces la presentación del proyecto, y lo llevó al cajón.

“La generación de recursos a partir de la tributación de los juegos podría ampliar el alcance de Bolsa Família, de 14 millones de familias a 22 millones, aumentando aún el monto promedio recibido de R$ 200 a R$ 300. Esto equivale a más o menos R$ 50.000 millones en recursos para financiar el aumento del programa”, dijo el Coronel.

La propuesta de Roberto Rocha no es la única en el Senado

Además de la PL 2648/19, hay otras propuestas en el Senado. Por ejemplo, el PLS 186/2014, del Senador Ciro Nogueira, que autoriza la explotación de “juegos de azar” en línea y presenciales en todo el territorio nacional, incluyendo casinos en complejos de ocio.

El texto, que fue desarchivado en 2019 y sufrió cambios en las comisiones, prevé regulaciones para el jodo do bicho, el videobingo, los bingos, los casinos en complejos integrados, los casinos online, las apuestas deportivas y no deportivas.

La acreditación para la explotación del bingo y videobingo tendrá una vigencia de 20 años, renovable por el mismo período. Los casinos, en cambio, tendrán una vigencia de 30 años y podrán renovarse por períodos sucesivos.

En este proyecto, sin embargo, la autorización recaerá en los estados brasileños y no en la Unión, como propone el senador Roberto Rocha.

Según Angelo Coronel, es posible que, para agilizar el proceso en la Cámara, se fusionen los proyectos de Nogueira y Rocha. “Todos los proyectos que pasaron por el Congreso se pueden utilizar. Tuve cuidado de leerlos todos y recopilar sugerencias para nuestro informe”, explicó.

Casinos sí, sobredosis no

A juicio del ex Secretario de Estado de Turismo de Río de Janeiro, y actualmente Diputado Federal, Otávio Leite, es inaceptable que Brasil aún no haya regularizado la actividad de los casinos.

Sin embargo, Leite cree que el asunto es más aceptable a los ojos del debate público. “No tiene ningún sentido que Brasil no tenga casinos todavía. Nuestro país es uno de los destinos más buscados por los extranjeros, pero no ofrece este tipo de servicio”, analizó.

“El debate es más maduro y puede crecer. No se trata de si permitimos o no los juegos de azar en el país, sino de cómo se otorgará este permiso. Por ejemplo, hoy en día en mi opinión, los casinos deberían permitirse principalmente para turistas. Más adelante, podemos hablar de una legalización más amplia”, dijo.

El diputado, sin embargo, dijo que se deben evitar las sobredosis de juego. “El casino puede ser otro atractivo para el viajero que viene a Brasil, pero tampoco debe ser liberado hasta el punto de permitir una sobredosis de apuestas. Por tanto, la autorización de esta práctica debe ser analizada ampliamente”.

Juego y corrupción

Si bien el tema está ganando apoyo entre la clase política, también existen severos opositores a la legalización de los casinos. Según el senador Eduardo Girão, por ejemplo, la autorización de la actividad por parte del gobierno “abriría la puerta a la corrupción”.

“La liberación de juegos de azar en Brasil podría ser un gran problema. Este tema que se acerca al Congreso tiene como fin crear problemas en lugar de soluciones. Con el juego viene el tráfico de drogas, el tráfico de armas, la prostitución infantil. No es casualidad que la Policía Federal, el Servicio de Ingresos Federales y la operación del lava jato estén en contra de la legalización de los juegos de azar ”, dijo.

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.