En principio, las mesas retomarán su actividad en cuatro salas

Los juegos de paño volverán a los casinos de la provincia de Buenos Aires en abril

El Casino Central es una de la cuatro salas elegidas para el regreso de las mesas. Completan la lista el Sasso de Mar del Plata, y los casinos de Tandil y Pinamar.
11-03-2021
Tiempo de lectura 1:39 min
La vuelta de esta modalidad de juego depende de la aprobación del Ministerio de Salud bonaerense. Las autoridades de Lotería de la Provincia confían en que podrán retomarla en abril gracias a los pocos contagios que se registraron entre los empleados, desde la reapertura de los casinos en diciembre, y al nulo contagio entre clientes.

El proceso de reapertura de los casinos de la provincia de Buenos Aires comenzó en diciembre. Con horario restringido y con una máquina libre entre cada jugador, el público bonaerense y los turistas volvieron a disfrutar hace poco más de dos meses del entretenimiento de las tragamonedas. Sin embargo, hace unos días Juan Pablo Ibáñez, representante del Sindicato de Administración de Casinos en Tandil, declaró a El Eco Multimedios que "no hay fecha exacta para el tema de las aperturas de las mesas".

En esta juridicción, los juegos de paño están a cargo del organismo público que fiscaliza, administra y controla la práctica del juego oficial. Según fuentes del Instituto Provincial de Loteria y Casinos de la Provincia de Buenos Aires (IPLyC) consultadas para Yogonet está previsto que las mesas de juego de cuatro casinos —Sasso y Central de Mar del Plata, Tandil y Pinamar— retomen su actividad en abril, siempre que el ritmo de contagios se mantenga como hasta ahora y que el Ministerio de Salud provincial dé el visto bueno.

Las autoridades bonaerenses brindan un reporte semanal sobre la evolución del coronavirus en la provincia. Desde el IPLyC, confían en que en abril podrán reabrir las mesas de juego vivo en los casinos de Sasso y Central de Mar del Plata, Tandil y Pinamar. El optimismo se sustenta en los pocos contagios que se registraron entre los empleados desde la reapertura de los casinos en diciembre —todos atribuidos a contactos estrechos fuera del ámbito laboral— y al nulo contagio entre clientes.

En las mesas de cartas, una protección de plástico separará al dealer de los jugadores y a los jugadores entre sí. En las ruletas, el crupier será el único con una protección de acrílico, pero sí se controlará la cantidad máxima de jugadores que se fijó en cuatro, dependiendo del espacio.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS