Edición Latinoamérica
08 de Marzo de 2021

La AGA informó que los ingresos cayeron un 31% interanual en 2020, el punto más bajo desde 2003

La industria estadounidense del juego tiene su primera contracción de mercado desde 2014

La industria estadounidense del juego tiene su primera contracción de mercado desde 2014
“El sector hotelero y turístico fueron los más golpeados por la pandemia. Me alienta el apoyo de ambos partidos desde el Capitolio para estas industrias que son esenciales para la total recuperación económica del país”, aseguró el CEO de AGA.
Estados Unidos | 23/02/2021

El año finalizó con una buena racha en el cuarto trimestre, con un crecimiento de los ingresos del 1,7% en último tercio del 2020. Los casinos comerciales perdieron un 27% de sus días operativos normales durante el 2020 debido a la pandemia. Las apuestas deportivas tuvieron un pico histórico de ingresos de US$ 1,5 mil millones, un aumento del 69% interanual, y los ingresos del iGaming casi se triplicaron a unos US$ 1,6 mil millones.

L

os ingresos del juego comercial de Estados Unidos alcanzaron un total de US$ 30,0 mil millones en 2020, una caída de más del 31% interanual, de acuerdo con el Sistema de Seguimiento de los Ingresos del Juego Comercial de la Asociación Americana de Juego (AGA, por su sigla en inglés). Se vio la primera contracción del mercado para la industria estadounidense del juego desde 2014, y el total de ingresos de juego más bajo desde 2003.

El año finalizó con una buena racha en el cuarto trimestre, con un crecimiento de los ingresos del 1,7% en el tercer trimestre del 2020. Los casi US$ 9,2 mil millones en ingresos aún representaron una caída del 17% interanual.

El Covid-19 devastó a nuestra empresa y a los empleados y comunidades de todo el país que dependen del éxito de los casinos y el juego”, destacó el presidente y CEO de la AGA, Bill Miller. “Hemos sido perseverantes al llevar adelante esfuerzos de reapertura responsable, al respaldar a nuestros empleados, y al extender una mano a nuestras comunidades. Aun así, estos números muestran las realidades económicas de la pandemia, y resaltan la importancia de la asistencia gubernamental específica y la aceleración de la distribución de la vacuna para agilizar la recuperación de la industria del juego en 2021”, agregó.

Los casinos comerciales perdieron el 27% de sus días operativos normales en 2020 debido a los cierres obligatorios por Covid-19 y, en menor medida, a las dificultades causadas por los huracanes en la costa del Golfo. Según el reporte de la AGA, los casinos comerciales estuvieron abiertos (con restricciones a la capacidad) por aproximadamente 124,882 días en 2020, en lugar de los 170,484 días que hubieran sido si la industria no hubiera estado cerrada

El impacto del Covid-19 en el rubro de los casinos va más allá de los ingresos. Los sectores del entretenimiento en vivo, el turismo, las reuniones y convenciones –que componen más de la mitad de los ingresos de los casinos en sitios turísticos como el Strip de Las Vegas– todos fueron interrumpidos en 2020 y recién están comenzando a reabrir. 

“El sector hotelero y el turístico fueron los más golpeados por la pandemia. Me alienta el reciente ímpetu de apoyo de ambos partidos desde el Capitolio para estas industrias, que son esenciales para la total recuperación económica del país”, reconoció Miller.

La reapertura de los casinos comenzó a mediados del 2020, y hoy 911 de 998 casinos de Estados Unidos están abiertos. La investigación de la AGA muestra que alrededor de uno de cada tres adultos estadounidenses planea visitar un casino en 2021, la tasa más alta desde que comenzó a hacer el seguimiento en marzo. Alrededor del 80% de los futuros visitantes de casinos coinciden en que la industria ha hecho un buen trabajo para reabrir de forma segura.

El desempeño del juego en 2020 se mantuvo a flote gracias al crecimiento de nuevas opciones de juego. Las apuestas deportivas legales alcanzaron un pico histórico de US$ 1,5 mil millones en ingresos, un aumento del 69% interanual, y los ingresos del iGaming casi se triplicaron a unos USD 1,6 mil millones.

En los últimos tres meses del año, las apuestas deportivas generaron ingresos de US$ 860,4 millones, un 146% más que en el anterior lapso, mientras que los ingresos del iGaming alcanzaron los US$ 484,3 millones, un aumento del 11% desde el tercer trimestre. Los nuevos mercados y la demanda del público también hicieron crecer el monto anual de Estados Unidos en un 65% a US$ 21,5 mil millones a pesar de cierres generalizados de las casas de apuestas y de la reducción en el calendario de eventos deportivos.

Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.