"La gran mayoría de los esports están libres de corrupción" | Yogonet Latinoamérica
Entrevista al CEO de la Asociación Internacional de Integridad en Apuestas, Khalid Ali

"La gran mayoría de los esports están libres de corrupción"

“En lo que respecta a la integridad, ha habido preocupación por los torneos privados que surgieron para reemplazar al calendario deportivo tradicional”, dijo el CEO de la IBIA, Khalid Ali.
02-12-2020
Bélgica
Tiempo de lectura 4:42 min
El CEO de la IBIA consideró que la pandemia puso a los juegos más tradicionales, como el FIFA y el NBA2K, en primer plano, lo que generó algunos desafíos de integridad. La entidad inició un proceso de monitoreo y reporte de patrones sospechosos de apuestas, en el marco de los torneos privados organizados desde el inicio de la pandemia, y lanzó una serie de seminarios web entre sus miembros, deportes y reguladores.

La Asociación Internacional de Integridad en Apuestas (IBIA, por sus siglas en inglés) reportó 70 casos de apuestas sospechosas durante el tercer trimestre, un 31% más alto que en el segundo trimestre de 2020 y, lo que es más alarmante, un 52% más alto que en el mismo periodo del año pasado. ¿Cómo evaluaría este aumento interanual, y la actual situación de la integridad en las apuestas deportivas a nivel global? ¿Qué papel ha tenido la pandemia en esto? ¿Cómo cree que han respondido los principales operadores y reguladores de apuestas desde marzo hasta ahora?

Ha sido un año turbulento para la industria de las apuestas con la suspensión de los eventos deportivos más importantes y el cierre de los locales físicos. En lo que respecta a la integridad, ha habido preocupación por los torneos privados que surgieron para reemplazar al calendario deportivo tradicional. Aunque la IBIA no solo ha estado siguiendo estas tendencias, sino que además ha liderado algunas cuestiones. Al principio del confinamiento global, iniciamos un proceso para monitorear y reportar patrones sospechosos de apuestas en el marco de los torneos privados. Esto implicó trabajar aún más de cerca con nuestros colegas actuales como el Comité Internacional Olímpico y la Unidad de Integridad del Tenis, y además acercarnos a los proveedores de datos. En esos tiempos de incertidumbre, quisimos asegurarnos de que hubiera una buena comunicación y una cooperación pertinente, por eso también iniciamos una serie de seminarios web con nuestros miembros, los deportes y los reguladores, para dar una respuesta integral y coordinada a todos los desafíos del Covid-19.

¿Cuáles cree que son los factores que llevaron a que el 66% de todas las alertas del tercer trimestre provinieran del fútbol y el tenis y que la mayoría (34) haya sucedido en Europa?

El fútbol y el tenis son los deportes en los que más se apuesta, y siempre han sido los principales en términos de alertas reportadas. Un gran número de eventos deportivos suceden en Europa y nuestros miembros, a pesar de operar en todo el mundo, tienen licencias mayoritariamente europeas y responden a esas normas. Por este motivo, una gran porción de sus clientes están allí, y el contenido que ofrecen está ampliamente enfocado en Europa. Sin embargo, con la incorporación de Betcris, el primer miembro no europeo en unirse desde que nos renovamos en 2019, esperamos ver más alertas llegar desde el exterior de Europa en el futuro, a medida que más jurisdicciones regulen las apuestas. Si observamos las cifras globales de las alertas reportadas en 2019, por ejemplo, más de la mitad (52%) proviene de afuera de Europa, un aumento del 7% en comparación al 2018.

Las apuestas en eSports fueron una de las tendencias desde el inicio de la pandemia, y en varias ocasiones se han visto preocupaciones sobre problemas de integridad. Hubo 14 alertas en el tercer trimestre y 12 en el segundo. ¿Qué conclusión saca de esas cifras? ¿Cómo evaluaría a esta industria global en términos de integridad a medida que sigue creciendo en todo el mundo?

No hay dudas de que los eSports estuvieron entre los más beneficiados por la pandemia, especialmente debido al hecho de que se pueden llevar a cabo de forma remota y no necesitan eventos en estadios, aunque cuando los realizan tienen mucha concurrencia. Antes del Covid-19, las apuestas en eSports giraban sobre todo alrededor de juegos de estrategia en tiempo real, como League of Legends y DOTA 2; pero lo que hizo la pandemia fue poner a los juegos más tradicionales, como el FIFA y el NBA2K, en primer plano. Esto generó algunos desafíos de integridad. Sin embargo, tenemos una antigua relación con la Comisión de Integridad en eSports (ESIC, por sus siglas en inglés), por lo que les informamos sobre nuestras alertas y las están investigando. Es importante recordar que las alertas abarcan a las apuestas deportivas, lo que no significa que es seguro que el fraude en los partidos tuvo lugar, y la gran mayoría de los eSports están libres de corrupción. Sin embargo, en los casos en los que se demuestre esperamos se apliquen sanciones importantes como las que ha implementado la ESIC.

En mayo, llamaron a todas las partes involucradas en la cadena de suministro de datos de eventos deportivos para apuestas a que cumplan con los estándares globales de prácticas apropiadas en cuanto a la venta, recopilación y distribución de datos para apuestas deportivas. Teniendo en cuenta el fuerte cambio global hacia el sector online, ¿han visto progreso en ese sentido desde entonces? ¿Qué otros comentarios puede compartir con respecto a la serie de estándares que lanzaron recientemente para regular el procedimiento de recopilación de datos de eventos deportivos para apuestas? ¿Qué resultados y comentarios tiene sobre el proceso para obtener la certificación Kitemark de Estándares de Datos hasta el momento?

Los datos precisos, confiables y transparentes sobre los eventos deportivos son fundamentales para los operadores de apuestas; y asegurar que la cadena de suministro de datos es sólida y segura se ha vuelto una cuestión central para los operadores regulados responsables que la IBIA representa. Ninguna estrategia de datos es inmune a la posibilidad de que haya corrupción, pero hay medidas que pueden y deben tomarse para evitar la actividad ilícita, así como controles que pueden minimizar los riesgos. La serie de estándares que desarrollamos se enfoca en tres áreas fundamentales: examinación y entrenamiento del personal; proceso de recopilación de datos; e integridad y reporte de datos.

Dentro de estos sectores encontramos una gama de requisitos que se consideran prácticas importantes en la recopilación de datos, como asegurarse de que los recolectores de datos estén bien entrenados, evitar posibles conflictos de interés, y mantener la seguridad de los datos del evento. La sección de reporte de integridad es de particular interés para la IBIA y sus miembros y, en sus palabras, mantener y proteger la confiabilidad y credibilidad de los datos es de fundamental importancia para nosotros. Esa sección promueve la idea de que se debe realizar una evaluación detallada de riesgos de cualquier evento deportivo o competencia en los que se recopilen datos, con monitoreo y revisión continuos. Además, donde se identifique algún problema de integridad de los datos, todas las partes de esa cadena de suministro y cualquier otro involucrado en la integridad deben ser informados inmediatamente.

Los comentarios que hemos recibido hasta el momento han sido inmensamente positivos. Muchos reconocen que el peligro para la integridad de los datos en los eventos deportivos continúa, y que una acción coordinada es una medida apropiada de defensa. En última instancia, nuestro objetivo de base es beneficiar a todas las partes involucradas en la cadena de suministro de datos.

Temas relacionados:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades