Argentina

Los empleados de casinos de San Juan piden estatizar las salas pero el Gobierno descarta la idea

El gobernador Sergio Uñac consideró que “es momento de mantener las cosas como están, no de generar cambios que puedan afectar a los trabajadores”.
09-07-2020
Tiempo de lectura 2:42 min
El Sindicato de Empleados de Casino de San Juan planteó que “hay que revisar la concesión de los juegos de azar que tiene la empresa IVISA y devolverle participación al Estado en el manejo de los casinos, para que tenga más ganancias”. Por su parte, el Gobernador Uñac se mostró contrario a esa idea, y mantendrá el contrato con IVISA.

El secretario general del gremio lo postuló formalmente en la mesa del área de Trabajo del Acuerdo San Juan, espacio donde el Gobierno toma nota de las propuestas de todos los sectores de la sociedad sanjuanina para delinear el futuro inmediato de la provincia.

Manuel Jiménez tomó el micrófono y lanzó en sus tres minutos permitidos de exposición, la idea de que el Estado retome las riendas del juego en San Juan. “Tenemos un solo concesionario de los juegos de casino en San Juan, porque a partir de 2009 sólo una empresa tiene exclusividad para explotar el juego en los departamentos más importantes (IVISA tiene la concesión hasta 2029). Eso perjudica a los trabajadores y a la gente que va a jugar. Mendoza tiene dos o tres empresas de casinos y acá es una sola”, argumentó Jiménez.

La idea, dijo, es que haya más participación estatal: no sólo se revea ese contrato de concesión para que puedan ingresar nuevas empresas a explotar el juego, sino también que se cree un casino estatal o mixto, con participación mayoritaria de Estado, que serviría para regular mejor el juego y sacarle más provecho.

“En Mendoza, los juegos de paño tradicionales los tiene el Estado, y las máquinas funcionan tercerizadas. Hay cuatro o cinco empresas y está el casino provincial”, indicó como ejemplo. “Acá, en San Juan, la potestad del juego la tiene siempre la provincia pero está totalmente concesionado y la provincia solo recibe un canon fijo en euros, mientras en otros lugares reciben un porcentaje. Eso habría que reverlo”, lanzó.

Para Jiménez, con el esquema de mayor participación estatal habría mayor ganancia para las arcas provinciales. “Hoy recibe alrededor de 22 millones de pesos por mes, y eso no es un monto bajo pero es poco comparado con lo que recauda IVISA. Si la provincia estuviera a porcentaje no bajaría de 50 millones de pesos al mes lo que recibiría. Este dinero podría ir a obras, a casas, a acción social como se sigue haciendo con la quiniela”, aseguró.

IVISA opera en San Juan desde mediados de los ‘90, cuando comenzó el auge de las tragamonedas en Argentina y el Gobierno de San Juan le dio participación a la firma, que entonces tenía otro nombre, en un sistema mixto.

En 2009 se le entregó la concesión total del juego en el Gran San Juan, con exclusividad (no en Caucete) por 20 años. El año pasado se extendió 10 años más la concesión, hasta 2039, comprometiéndose la empresa a construir un hotel 5 estrellas en pleno centro y a refaccionar las termas de Las Lajas en Albardón. El casino central estuvo frente al Parque de Mayo hasta cerca de 2011, cuando allí construyeron el Museo de Bellas Artes.

“Con Escobar se incorporaron las máquinas pero siempre el contralor era el Estado, la recaudación la administraba el Estado. Ahora es todo privado, la Caja de Acción Social como ente fiscalizador controla que en las salas se desarrollen normalmente pero es poca la gente que fiscaliza y la Caja no puede preguntarle a IVISA cuánto ha recaudado porque no va a porcentaje”, analizó Jiménez.

El gremialista dijo que el Estado podría abrir salas de juego con fines de esparcimiento en lugares como Jáchal, Iglesia, Valle Fértil, de jueves a domingo, que se podría hacer inversiones con hoteles con casino, que funcione ciertos días. Incluso en Albardón o Pocito podrían tener sus salas. “Sin abrir todos los días y con horarios no se estaría fomentando la ludopatía, sino buscando la forma para atraer al turismo”, aseguró.

Al ser consultado sobre si ve posible reestatizar los casinos, el gobernador Sergio Uñac respondió con un rotundo “no”. Fundamentó: “es momento de mantener las cosas como están, no de generar cambios que puedan afectar a los trabajadores”.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS