Edición Latinoamérica
30 de Octubre de 2020

Por Ana María Padrós, fundadora de Team Seven

El mundo cambió, ¿qué hacemos entonces?

El mundo cambió, ¿qué hacemos entonces?
"Los dueños de casinos físicos deberían apurarse con su oferta virtual, ya que es la opción para volver atemporal el juego en los casinos", señaló Padrós.
Perú | 13/04/2020

En su nueva columna, Ana María Padrós reflexiona sobre el escenario que encontrará la industria al regresar a las operaciones de casinos físicos, y en paralelo analiza la importancia que hoy representa la presencia online para las salas de juego presenciales.

Ana María Padrós es la fundadora de TEAM SEVEN, consultora de soluciones de marketing para la industria ... (+ Info)

T

engo la sensación de que acabamos de pasar por un portal del tiempo y que hemos perdido varios años de adaptación en el proceso. Pensaba, como muchos, que el futuro consistía en la comunicación a distancia a todo nivel, y que estábamos preparándonos para ello. Pero he aprendido, una vez más, que no sabemos nada del futuro, que lo único cierto es el presente y que debemos estar preparados para sorprendernos y reinventarnos las veces que hagan falta.

A nivel de nuestro sector, como en algunos otros, todo cambió de un día para el otro. Ciertamente los casinos abrirán, pero nos enfrentaremos a restricciones muy severas, necesarias porque a veces el ser humano no es capaz de autorregularse frente al riesgo.

Paulatinamente, el mundo volverá a circular, no sabemos exactamente en cuánto tiempo, pero lo que sí sabemos es que no volveremos a ser los de antes, y la economía quedará realmente golpeada.

Pronto nos enfrentaremos a dos factores, las restricciones que impedirán que el flujo en los casinos sea el mismo de antes, por un tiempo tal vez largo, y el temor de la humanidad a volver al contacto físico social.

¿Qué hacer entonces? Creo que hay dos maneras de actuar ante estas circunstancias; una de ellas es empezar a convivir, lo antes posible, con el juego virtual. Tener una extensión del casino físico a través de una plataforma de juego virtual que lo tenga todo; una amplia librería de juegos de varios proveedores, promociones que incluyen sorteos y bonos, programa de fidelización, pasarelas de pago amigables, excelente sonido e imagen, entre otros.

La segunda forma de accionar es “generar confianza”, ofreciendo un ambiente físico prolijo, sobre todo en lo que a limpieza y desinfección se refiere, y hay varias formas de hacer esto, y deberíamos procurar aplicarlas todas.

En conclusión, los dueños de casinos físicos deberían apurarse con su oferta virtual, no sólo porque en este momento es la única opción viable de entretenimiento para los amantes de las maquinitas y las mesas de juego, sino que es la opción para volver atemporal el juego en los casinos; el jugador podrá estar en línea para disfrutar de su entretenimiento favorito desde cualquier lugar, jugando a través de su cuenta y acumulando puntos como si estuviera en el casino físico.

Por otro lado, al regresar a la operación, los casinos deben hacer “evidente” a los ojos de los jugadores la altísima calidad de limpieza y desinfección que mantienen de las máquinas, mesas y, en general, de cada rincón del casino. Cualquier medida que proteja la salud de los clientes será válida después de la pandemia.

Entretenerse y buscar desconectarse de la realidad por un momento es parte de la vida, tanto como respirar, dormir o comer.

Aún en épocas de crisis económica, las personas no pueden dejar de lado las actividades que les producen diversión, pero el mundo ha cambiado violentamente y ahora la salubridad ha pasado a ser una preocupación relacionada con el contacto humano, y eso nos obliga a cambiar.

Así que terminaré esta columna, aunque parezca insólito, con una frase de inicio: “Érase una vez, un nuevo comienzo”...

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.