Mediante un proyecto presentado por el Frente Neuquino

Argentina: buscan regular las carreras de caballos en Neuquén

El proyecto, observa en sus fundamentos que se busca erradicar tanto el maltrato animal como también la aplicación de estupefacientes para que los caballos que compiten logren un mejor rendimiento.
29-11-2019
Tiempo de lectura 1:53 min
El proyecto presentado por los diputados Mucci, Rioseco y Mansilla, propone que todas las carreras deban desarrollarse en hipódromos o canchas cuadreras y que deben contar con la autorización correspondiente. Además, establece que deberán tener una cobertura de seguro, servicio de ambulancia y seguridad habilitada, entre otras.  

"Regular y no prohibir" es el fundamento de un proyecto presentado por el Frente Neuquino en la Legislatura para regular las carreras de caballos en la provincia argentina. Las principales medidas buscan establecer sanciones, multas y controles antidóping. Si bien el proyecto ingresó a la Legislatura neuquina en estos días, creen que no podrá ser tratado antes del fin de la gestión.

El proyecto presentado por los diputados Pamela Mucci; Teresa Rioseco y Mariano Mansilla, habilita las carreras de caballos pero solicitan un par de requisitos para llevarlas a cabo. Propone que todas las carreras deban desarrollarse en hipódromos o canchas cuadreras y que cuenten con la autorización correspondiente. Además, establece que deberán tener una cobertura de seguro, servicio de ambulancia y seguridad habilitada.  

La iniciativa dispone protocolos y requisitos para registrarse ante el Instituto de Juegos de Azar, órgano que oficiará de autoridad de aplicación. De esta forma, para organizar un programa de carreras se deberá informar previamente fechas y datos referidos tanto a la organización del evento, de los vendedores de apuestas habilitados y del veterinario designado para verificar la identidad de los animales que participarán de las carreras.

De igual modo, el proyecto establece porcentajes mediante los cuales se deben repartir tanto premios como dividendos que generen las ganancias derivadas de las apuestas aceptadas en cada carrera. Al respecto, indica que el 5% debe ser retenido en concepto de canon, en tanto destina el 30% del saldo restante a ser distribuido entre el sujeto autorizado, el organizador, el vendedor de apuestas y el premio al caballo ganador.

En tanto, sostiene que el caballo ganador debe acceder a un premio compuesto por la suma de las posturas individuales y a otro sujeto a un porcentaje de los remates de apuestas realizados. Del total de ambos, un 20% le corresponderá al jockey del caballo ganador; igual porcentaje a su cuidador y el 60% restante al propietario.

Cabe destacar que el premio fijado sólo se podría cobrar luego de saberse el resultado del control antidoping que se le realice al caballo ganador. Para ello se aplicarán las clasificaciones disponibles por las leyes nacionales N° 17.818 y N°19.303 que refieren a los listados de estupefacientes y psicotrópicos cuya aplicación a los caballos está taxativamente prohibida bajo pena de sanción e inhabilitación para volver a participar en este tipo de eventos.

El proyecto, observa en sus fundamentos que se busca erradicar tanto el maltrato animal como también la aplicación de estupefacientes para que los caballos que compiten logren un mejor rendimiento

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS