Edición Latinoamérica
30 de Noviembre de 2020

Análisis de Magnho José, presidente del Instituto de Juego Legal

"La legalización del juego en Brasil es irreversible e inevitable"

Para Magnho José, presidente del Instituto de Juego Legal y periodista especializado en juegos de azar, la industria tiene hoy una nueva y probable oportunidad de alcanzar su legalización en Brasil.
Brasil | 28/10/2019

En una reciente nota del periodista y titular del Instituto de Juego Legal de Brasil, se sientan las bases del potencial avance de Brasil como potencia de juego al corto o mediano plazo, se recorren las diversas alternativas en danza y los posibles escenarios a explotar por parte de los operadores, tanto locales como internacionales.

E

n las últimas siete décadas y media, varios temas han causado controversia en Brasil, y dentro de ellos está sin duda la legalización del juego, que debido a cuestiones políticas, ideológicas y religiosas, mantiene el debate contaminado y distorsionado. Los 78 años de prohibición terminaron por rotular equivocadamente a esta actividad como un tema moral y de costumbre, como lo son el aborto, las drogas y la unión homoafectiva.

La legislación prohibitiva no alteró el escenario de ilegalidad del juego en el país, que mueve en apuestas clandestinas cerca de US$ 5.000 millones anualmente con el “jogo do bicho”, los bingos, las tragamonedas y juegos de video ilegales, las apuestas deportivas y el juego online. Este valor coloca al país entre los campeones mundiales en el ránking de los juegos clandestinos.

En los últimos seis años, el Instituto Brasileño de Juego Legal (IJL) retomó el diálogo con el Congreso Nacional, con el objetivo de lograr la liberación de los juegos de azar.

La primera acción fue crear conciencia y aclarar al Parlamento y al conjunto de la sociedad sobre los beneficios de tener a este sector legalizado y reglamentado. El desconocimiento generó un fuerte preconcepto y la percepción de que los juegos de azar son usados para actividades vinculadas al lavado de dinero, aumentan la patología y son incontrolables.

Como estos argumentos pueden ser superados por las mejores prácticas adoptadas por los países que reglamentaron este sector, en sociedad con el portal BNLData, el IJL produjo y divulgó estudios sobre el juego clandestino, el potencial del mercado local, inversiones, formalización y generación de nuevos empleos.

La reducción del preconcepto y la mejora del entorno permitirá la posibilidad de legalizar los juegos a través de proyectos de ley en el Senado Federal (PLS 186/14) y en la Cámara de Diputados (PL 442/91), que actualmente se encuntran listos para su votación en el pleno de ambas Cámaras, que es la última etapa de tramite de una propuesta legislativa en el Congreso brasileño. En caso de aprobarse, ambas propuestas legalizan el funcionamiento de casinos, bingos, video-bingos, video-juegos, apuestas deportivas, juego online, como así también juegos de habilidad y el centenario “jogo do bicho”.

Equivocada propuesta de casinos en resorts integrados

El substitutivo al PL 442/91, aprobado en agosto de 2016 por la Comisión Especial del Marco Regulatorio de los Juegos en Brasil, aún no fue votado por la Cámara de Diputados debido a dudas provocadas por la equivocada idea de que lo mejor para el país sería legalizar tan sólo unos pocos casinos en resorts integrados (IRs), siguiendo el modelo de Singapur y Japón. Los lobistas que representan el pensamiento de este grupo intentaron, sin éxito, en dos oportunidades legalizar sólo los IRs en la Cámara.

El Frente Parlamentario Mixto para la Aprobación del Marco Regulatorio de los Juegos en el Brasil, formado por diputados y senadores, defiende la legalización de todas las modalidades de juegos que operan hoy sin una legislación específica, a través de la aprobación del PL 442/91, que incluye la apertura de los IRs. El grupo entiende que la mejor opción para Brasil es legalizar, controlar y recaudar con los juegos de azar, siguiendo las mejores prácticas observadas en diversos países.

El estudio de IJL/BNLData indica que el mercado de juegos de Brasil, con la legalización de todas sus modalidades, tiene potencial para recaudar US$ 15.000 millones brutos, y cerca de US$ 4.200 millones anuales en impuestos. Además, el Gobierno recaudaría anticipadamente más de US$ 1.700 millones con el otorgamiento de licencias y autorizaciones. Y cabe señalar que en estos valores no están incluidas las inversiones, ni la generación de empleo para la construcción de las salas de juego.

La investigación también indicó que se generarían más de 658.500 empleos directos, a través de la formalización de 450.000 empleos derivados del “jogo do bicho” y creados al menos más de 208.500 nuevos puestos de trabajo en el resto de las modalidades de juego. Y a todo ellos se agregan más de 619.000 empleos indirectos que serían impulsados por la cadena productiva del juego.

Aprobación de los parlamentarios

Contratada por el portal BNLData, también junto al Instituto Brasileño de Juego Legal, la reconocida firma Paraná Pesquisas consultó a 238 diputados federales a través de entrevistas personales o telefónicas entre los días 27 y 31 de mayo de este año. La principal pregunta del sondeo fue “Está a favor o en contra de la legalización de TODOS los juegos de azar en Brasil, o sea la legalización de los casinos, el jogo do bicho, las salas de bingo, video-juego y juego online?”.

Esta investigación inédita reveló que el 52,1% de los diputados federales son favorables a dicha legalización, tal y como está prevista en el substitutivo al PL 442/91, siendo sólo un 40,8% contrarios a la medida, y un 7,1% respondieron que no saben o no responden a la pregunta.

Casinos en ciudades turísticas

Paraná Pesquisas también preguntó a los parlamentarios que se expresaron a favor de la legalización “En cuánto a los casinos, en caso de ser legalizados, usted cree que deben serlo en cualquier localidad, en ciudades turísticas, en ciudades con bajo IDH, sólo en resorts integrados o considera que es indiferente?”. La mayoría se mostró a favor de la instalación en ciudades turísticas, y este estudio comprueba que, a pesar del deseo de algunos diputados, la última opción en tener apoyo fue la instalación exclusiva de casinos “en resorts integrados”.

El estudio señaló que el 40,1% de los parlamentarios prefieren la instalación de casinos en ciudades turísticas y sólo el 7,2% de los diputados optaron por la instalación de casinos en resorts integrados.

Encuesta hacia la población

Un estudio presentado por “Global Views on Vices 2019” avaló la aceptación del consumo de 15 items por parte de la población, y entre ellos se ubicaban los juegos de azar. En Brasil, cuando se pregunta sobre el acceso a los juegos de casino, el 66% de los brasileños se muestran de acuerdo, contra un 25% de la población que se mantiene en contra. El índice es muy cercano al registrado como promedio internacional (70%), contra un valor del 25% en contra (al igual que en Brasil).

Y al ser consultados sobre el acceso a las apuestas y juegos de azar online, un 64% de los brasileños se mantienen a favor contra un 25% en desacuerdo. El índice es muy cercano, también, al registrado en el resto del mundo, con un 68% a favor y un 26% en contra. Por último, si se comparan estos datos con otros estudios disponibles sobre el sector, podemos afirmar que el rechazo a la legalización de los juegos en Brasil tuvo una fuerte reducción en los últimos años.

Apuestas deportivas

Con un ambiente más propicio y la necesidad de creación de fuentes de financiamiento para la seguridad pública, bajo la conducción de la Secretaría de Evaluación de Políticas Públicas, Planeamiento, Energía y Lotería del Ministerio de Economía (SECAP-ME), el Congreso Nacional aprobó, en diciembre de 2018, la Ley 13.756/18, que legalizó la modalidad de loterías de “Apuestas Deportivas de Cuota Fija”.

La propuesta definió que el Ministerio de Economía tiene un plazo de dos años, prorrogable por otro igual período, para reglamentar la nueva modalidad.

Por ello, el Ministerio de Economía abrió una Consulta Pública y recibió más de 1.800 sugerencias para la reglamentación de la ley. Después de esto, el Ministerio puso a disposición el borrador del reglamento para una nueva consulta a las partes interesadas, para recaudar subsidios para el perfeccionamiento del Proyecto de Decreto de Regulación de Apuestas Deportivas de Cuota Fija.

Las sugerencias convencieron al Ministerio de Economía sobre la necesidad de alteraciones en el texto que legalizó dicha modalidad, principalmente sobre la necesidad de reestructurar los porcentuales de premiación y los parámetros financieros de operación. Por tanto, ahora se requieren que las alteraciones en ña Ley 13.756/18 sean aprobadas por el Congreso Nacional a través de una propuesta a ser impulsada por el Gobierno, que podría atrasar el inicio de las operaciones.

Más allá de ello, la minuta del decreto prevé que las operaciones comiencen seis meses después de la publicación del decreto reglamentario. Las estimaciones del Gobierno ponen como fecha de inicio de las operaciones el segundo semestre de 2020.

Sin una reglamentación en Brasil, los sites de apuestas offshore ofrecen este servicio y, actualmente, existe una fuerte preocupación de las empresas ante la posibilidad de que una tributación excesiva de las apuestas deportivas en el país estimule que los clientes continúen jugando en sitios offshore. Un estudio presentado por KPMG indicó que la posibilidad de recaudación anual está cerca de los R$ 4.000 millones en tributos con la apertura de esta nueva modalidad.

Rumbo a la legalización definitiva

El presidente Jair Bolsonaro en varias oportunidades manifestó estar a favor de la legalización del juego, y señaló que prefiere que los Estados decidan si quieren o no permitir los juegos de azar y la instalación de casinos en áreas turísticas. Y junto al Presidente de la República, los presidentes del Senado Federal, Davi Alcolumbre, y de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, coincidieron a favor de la legalización del juego.

Con todo este escenario político favorable, falta apenas una definición del modelo que será adoptado por el Gobierno y/o por el Congreso Nacional para los juegos de azar.

Y en tanto, 210 millones de brasileños aguardan por un juego legalizado que interrumpa la clandestinidad de esta actividad, que se alimenta de la lucrativa “industria de la prohibición”, mucho más peligrosa y que provoca serios daños a la sociedad a través de la corrupción, los esquemas de sobornos y el chantaje político.

La única certeza que tenemos es que el estado avanzado en el tramite de las propuestas que pueden legalizar el jogo en el país torna a este proceso irreversible e inevitable. Además de generar inversiones, tributos y empleo, la octava economía más grande del mundo no puede permitir que una actividad económica como el juego continúe bajo tierra, sin generar una contraparte para el Estado y la sociedad.

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.