Edición Latinoamérica
21 de Marzo de 2019

La FRAVM presentó alegaciones a un proyecto de decreto y solicita reuniones

Asociaciones vecinales piden a Madrid imitar regulaciones de Murcia para casas de apuestas

Asociaciones vecinales piden a Madrid imitar regulaciones de Murcia para casas de apuestas
Silvia González, responsable del Grupo de Trabajo sobre Casas de Juego y Apuestas de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales (FRAVM), explica las propuestas para modificar la regulación de las casas de apuestas.
España | 10/01/2019

Proponen fijar una distancia mínima de 500 metros de los locales de juego y apuestas respecto a los colegios, y de 1.000 metros entre un local y otro. Sugieren un plan especial de control para asegurar el cumplimiento de la normativa vigente, y zonas de especial protección de la población vulnerable. Buscan que la Comunidad de Madrid inste al Ministerio de Hacienda a destinar no menos del 1% de los beneficios recaudados para la prevención de la ludopatía.

L

a Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) explicó que Madrid, Extremadura y Asturias son las únicas comunidades autónomas que hoy no incluyen en su normativa límites a la expansión de los locales de apuestas y de juego, a pesar de las dimensiones de la tendencia. Los locales de apuestas crecieron en torno a un 304% en la región de Madrid desde 2013.

La entidad vincula esta proliferación con el aumento de la ludopatía, a partir del número de personas inscritas en Registro General de Interdicciones de Acceso al Juego, que incluye a los ludópatas que se dieron de alta de manera voluntaria para que se les prohíba su ingreso en ese tipo de locales. En 2013 había anotadas en esa base de datos 4.227 personas, y a fines de 2017 esa cifra se había incrementado hasta las 17.735 inscriptas.

Según la FRAVM, esta realidad exige una respuesta urgente por parte de las administraciones, que deberían actuar bajo el paraguas de una Ley Integral del Juego. La creación de esta norma, que habría de regular las nuevas modalidades de juego tras un diagnóstico en el que participen los colectivos de damnificados y otras entidades sociales, es una de las propuestas que la federación incluyó como alegación al proyecto recientemente presentado por la Comunidad de Madrid.

A fines de la diciembre, la entidad vecinal registró un conjunto de alegaciones (ver documento completo) al Proyecto de Decreto redactado por el Área de Ordenación y Control del Juego de la Comunidad de Madrid que servirá para modificar dos leyes que hoy regulan el sector: el Decreto 73/2009, del 30 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Máquinas Recreativas y de Juego y el Decreto 106/2006, de 30 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Apuestas de la Comunidad de Madrid.

En su escrito, la FRAVM plantea al Gobierno regional seguir el ejemplo de comunidades autónomas como Murcia, que hace unos meses modificó su Reglamento de Apuestas “estableciendo una distancia mínima de 500 metros de los locales de juego y apuestas respecto a los colegios e institutos, así como de cualquier otro lugar frecuentado por menores de edad: zonas recreativas, deportivas o lugares de esparcimiento”. Del mismo modo, Murcia impuso una distancia mínima de 1.000 metros entre un negocio y otro, “una restricción que podría aplicarse perfectamente a Madrid”, asegura la FRAVM.

Más allá de su ubicación, la federación sugiere un “plan especial de control” para asegurar el cumplimiento de la normativa hoy vigente, en aspectos como la prohibición del ingreso a los locales de apuestas y juego de menores y personas inscritas en el registro de prohibidos. “Para que tanto esto como las nuevas iniciativas de la ley se puedan cumplir será necesario dotar al Servicio de Control de Juegos de Azar de un “número de dispositivos (inspectores, subinspectores y policías) proporcional a los indicadores de crecimiento de este tipo de locales”, explican en un comunicado.

Además de las alegaciones referidas a la localización de las casas de apuestas, la FRAVM destaca la necesidad de establecer “zonas de especial protección de la población vulnerable”, en función de indicadores socioecómicos como la tasa de desempleo o el nivel de ingresos, y también referidos a la protección de los menores de mayor riesgo de vulnerabilidad social, tales como la tasa de ausentismo, el fracaso escolar o el nivel medio de estudios.

Por otra parte, las asociaciones vecinales proponen que la Comunidad de Madrid inste al Ministerio de Hacienda a destinar “no menos del 1% de los beneficios recaudados por este tipo de actividad a campañas para la prevención de la ludopatía” y que los jugadores estén obligados a realizar pagos bancarios si sus apuestas superan los 100 euros, con objeto de “favorecer el control y dimensionar el problema”.

La Federación plantea además que, ante la "inquietud creciente" por el problema, pidió una reunión con el director del Juego del Área de Ordenación y Control del Juego de la Comunidad de Madrid, Fernando Prats, quien respondió a la solicitud enviando a la FRAVM el texto del mencionado proyecto de modificación de decreto, lo cual consideraron insuficiente para dar respuesta a sus inquietudes. Por su parte, el Ayuntamiento de Madrid organizó dos encuentros con sus máximos responsables.

Deje un comentario