Edición Latinoamérica
20 de Septiembre de 2019

Entrevista exclusiva a Cristian Galarza, director de ASAP

"El cambio de fechas por el G20 era inevitable para SAGSE"

"La trayectoria de SAGSE habla por sí misma, y doy por sentado que la convocatoria será importante, como siempre lo ha sido a pesar de las diferentes coyunturas”, aseguró Cristian Galarza de ASAP.
Argentina | 29/08/2018

ASAP volverá a ser el operador logístico oficial de SAGSE Buenos Aires, que se desarrollará del 11 al 13 de septiembre en el Centro Costa Salguero, y contará con un stand en la feria, como ocurre desde hace más de 20 años. Consultado por Yogonet, el director de la firma sostuvo que los trámites por licencias de importación ya parecen "anecdóticos", y los problemas de hoy tienen más que ver con el bajo consumo y los grandes saltos en el tipo de cambio: "Deberían ser más graduales".

D

esde su espacio en SAGSE, ASAP planea dar soporte tanto a expositores como a visitantes para actualizarlos de todas las novedades en materia de comercio exterior y logística. La compañía cuenta con oficinas en Argentina, Panamá, Colombia, Estados Unidos y Perú, y desde esas ubicaciones desarrollan servicios logísticos a medida para sus clientes de forma permanente.

En diálogo exclusivo con Yogonet, el director de ASAP, Cristian Galarza, reconoció que el cambio de fecha del show movilizó mucho a los expositores tradicionales, teniendo por delante una de las ferias más importantes del mundo como es la G2E Las Vegas, que se desarrollará un mes después. Para el ejecutivo, la realización de las reuniones del G20 en noviembre, el mes en que históricamente se enmarcó SAGSE, complicarán la movilidad, la seguridad y la oferta hotelera, por lo que “claramente” el cambio de fechas era inevitable.

“Sin embargo, la trayectoria de SAGSE habla por sí misma, y doy por sentado que la convocatoria será importante, como siempre lo ha sido a pesar de las diferentes coyunturas”, aseguró Galarza.

En la edición 2017 opinaron que “el enfermo estaba mejor, pero no curado”, en referencia a los cambios en los regímenes de importación en Argentina, y la incertidumbre por el otorgamiento de licencias. ¿Qué balance haría desde entonces en ese rubro,  y cómo observan la situación actual? ¿Qué aspectos quedan por mejorar, y cómo podrían incidir en la industria argentina del juego?

Bueno, operamos en Argentina, y aquí los enfermos nunca terminan de curarse, porque salen de una enfermedad y caen en otra. Lo de las Licencias No Automáticas ahora parece anecdótico, porque si bien siguen existiendo y su otorgamiento sigue siendo discrecional, la verdad es que se han transformado casi en un trámite burocrático, prácticamente no hay LNA que no se otorguen. Los problemas de hoy tienen más que ver con el bajo consumo y con el tipo de cambio. O mejor dicho, con los grandes saltos del tipo de cambio. No estoy seguro de si el valor del dólar actual es adecuado o no. De lo que sí estoy seguro es que las grandes modificaciones en el tipo de cambio inquietan al mercado, y los resultados nunca son buenos. En este aspecto creo que se ha aplicado gradualismo en muchas cosas, pero no en el valor del dólar, donde sí era necesario.

En el mismo sentido, ¿cómo evalúa la carga impositiva en el país para el sector?

Podría decir que el nivel de derechos de importación no difiere mucho de los otros mercados de la región. El gran problema que tenemos son los adelantos de IVA, Impuesto a las Ganancias e Ingresos Brutos, que generan grandes saldos a favor de los importadores con el costo financiero que esto significa; costo que en muchas ocasiones termina transformándose en económico.

¿Notaron cambios en las demandas de sus clientes a partir del creciente avance tecnológico?

Por el momento no hemos visto una merma en los volúmenes como consecuencia de la aparición el iGaming y rubros similares. Tal vez sea algo que empiece a afectar el movimiento de hardware en el futuro cercano a medio, pero es difícil para nosotros predecir las preferencias de las generaciones venideras.

Deje un comentario