Edición Latinoamérica
29 de Octubre de 2020

Hay 15 detenidos

Desbaratan una red de apuestas ilegales en Río de Janeiro

Desbaratan una red de apuestas ilegales en Río de Janeiro
La organización delictiva operaba el denominado "Jogo do Bicho" (juego del animal, foto), en el que se apuesta a pequeñas figuras, entre otras modalidades de azar prohibidas por la normativa brasileña.
Brasil | 14/08/2018

La Policía brasileña concretó las detenciones bajo la acusación de integrar una mafia de apuestas ilegales en Río de Janeiro que facturaba cerca de 10 millones de reales (2,6 millones de dólares) al mes. Según la denuncia, la mafia actuaba gracias al trabajo de al menos 11 policías activos o retirados corruptos.

A

l menos 15 personas fueron detenidas ayer por la Policía brasileña, acusadas de integrar una mafia de apuestas ilegales en Río de Janeiro que facturaba cerca de 10 millones de reales (2,6 millones de dólares) al mes.

Decenas de agentes de la Policía Civil, con apoyo de la Fiscalía, se movilizaron en el municipio de Sao Gonçalo, en la región metropolitana de Río, para cumplir 23 órdenes de captura y 35 de registro, según fuentes de ese organismo.

Entre los objetivos del operativo figuran los jefes de la banda, los hermanos Luis Anderson y Alexandre de Azeredo Coutinho, y varios agentes, tanto activos como jubilados, de las Policías Civil y Militarizada.

De acuerdo con la Fiscalía, la organización tenía por objetivo "corromper funcionarios públicos, especialmente de los cuerpos de seguridad", para poder desarrollar sin dificultades el denominado "Jogo do Bicho" (juego del animal), en el que se apuesta a pequeñas figuras, entre otros juegos de azar ilegales.

Según la denuncia, la mafia actuaba gracias al trabajo de al menos 11 policías o expolicías corruptos, quienes "garantizaban, mediante el cobro de sobornos, la omisión de las instituciones públicas" a la hora de perseguir esta actividad ilícita.

La organización, cuya matriarca, conocida como Doña Renee, falleció en el transcurso de las investigaciones, contaba con un Departamento de Contabilidad y hasta ofrecía "planes de salud a sus trabajadores", apuntó la Fiscalía. Los sospechosos responderán ante la Justicia por los delitos de organización criminal y estafa.

En Brasil, los juegos de azar están prohibidos desde la promulgación en 1946 de un decreto firmado por el entonces presidente Eurico Gaspar Dutra, que los consideró una práctica contraria a la "tradición moral, jurídica y religiosa del pueblo brasileño".

En la actualidad, el Congreso brasileño analiza dos proyectos de ley para liberar definitivamente la explotación de los juegos. Los partidarios por su legalización señalan que la apertura de casinos en el país generaría unos ingresos para los Gobiernos regionales que se calculan en unos 25 mil millones de reales (unos 6.500 millones de dólares) anuales.

Con información de El Economista (España).
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.