El Consejo Insular busca que el complejo de Son Pardo deje de ser público

Gremios del turf temen despidos por posible privatización del hipódromo de Mallorca

Desde los gremios UGT y CCOO se oponen a que los hipódromos de Palma y Manacor, que son instalaciones deportivas, dejen de ser públicos y derive en una posible reducción de plantilla.
20-06-2018
Tiempo de lectura 1:43 min
Los sindicatos UGT y CCOO manifestaron el lunes su preocupación por el más de medio centenar de puestos de trabajo de los hipódromos de Palma y Manacor si finalmente se cumplen los planes de privatización que tiene el Consejo de Mallorca para estos espacios deportivos.

El comité de empresa del Instituto del Deporte Hípico de Mallorca confirmó las intenciones de la institución insular, ya que tras las insinuaciones de privatización por parte de su presidente, Miguel Ensenyat, se reunió con el consejero responsable de los hipódromos, Joan Font, quien contestó a sus temores con la frase "Per aquí van els tirs" (por ahí va la cosa), según public el Diario de Mallorca.

Según la información proporcionada por Font, se está elaborando un estudio para saber si existe alguna forma que permita ceder la gestión total de los hipódromos.

Para UGT y CCOO, el planteamiento del Consejo a la hora de abordar la privatización es "incoherente y poco transparente". Y añaden: "Se está actuando a las espaldas de los principales afectados que son los trabajadores del Instituto del Deporte Hípico, a la vez que se hacen fotos para anunciar la continuidad de la gestión del Hipódromo de Manacor".

Asimismo, los sindicatos consideran "incomprensible" que la privatización de los hipódromos de Mallorca sea la única solución que ofrece el Consejo "con la excusa de un problema actualmente inexistente relativo al pago de los premios de las carreras".

UGT y CCOO criticaron que Ensenyat anunciara su intención de privatizar los hipódromos durante el Gran Premio Nacional de Trot "como si este cambio no afectara los trabajadores y no tuvieran nada que decir".

"Para completar la jugada, desde la Federación Balear de Trote, la posible beneficiaria de la cesión de los hipódromos con una macro subvención por parte del Consell de Mallorca, no se recatan en explicar que su solución pasa por el despido de trabajadores", objetaron.

Las organizaciones sindicales recordaron que la Federación ya gestionó durante un tiempo el hipódromo de Manacor y que el Instituto tuvo que iniciar su rescate en 2010 "por la inviabilidad de la gestión y situación económica del espacio municipal".

Remarcaron que la Federación Balear del Trote que se "erige en salvadora de los hipódromos y del trote mallorquín tuvo parte de responsabilidad en la deriva a la que llegó el hipódromo de Manacor".

"Desde UGT y CCOO nos oponemos a que los hipódromos de Palma y Manacor, que son instalaciones deportivas, dejen de ser públicos y, sobre todo, que se juegue con el futuro de sus trabajadores", concluyeron.

Con información del Diario de Mallorca.
Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS