Edición Latinoamérica
19 de Octubre de 2020

Entrevista exclusiva a Pedro Trengrouse, profesor de la Fundación Getulio Vargas

“La regulación del juego en Brasil es inminente, pero será votada luego de las reformas laborales, políticas y previsonales”

“La regulación del juego en Brasil es inminente, pero será votada luego de las reformas laborales, políticas y previsonales”
El especialista en juego y regulación de casinos señaló que la reducción de los ingresos públicos y del déficit primario del país podrían acelerar la aprobación de la PL 442/1991 y/o de la PLS 186/2014.
Brasil | 28/08/2017

El especialista en juego y regulación de casinos señaló que la reducción de los ingresos públicos y del déficit primario del país podrían acelerar la aprobación de la PL 442/1991 y/o de la PLS 186/2014.

&

ldquo;La regulación del juego en Brasil se viene debatiendo hace bastante tiempo y está lista para ser votada en el Congreso Nacional. La aprobación es inminente y se puede dar en cualquier momento, porque el Senado Federal y la Cámara de Diputados tienen proyectos disponibles para la agenda en el plenario”, sostuvo Pedro Trengrouse, profesor de la Fundación Getulio Vargas y graduado en Regulación de Casinos por la Universidad de Nevada.

En diálogo exclusivo con Yogonet.com, el especialista aseguró que la regulación será votada luego de las reformas laborales, políticas y previsionales, previstas para fines de 2017 o principios de 2018. “El gobierno y el Congreso saben que el juego tiene potencial, ya que puede mejorar la recaudación tributaria e impulsar la generación de empleo. Además, la significativa reducción de los ingresos públicos y el déficit primario, previsto en R$ 159 mil millones, podrían acelerar el cronograma”, indicó.

La Fundación Getulio Vargas realizó un estudio con datos de la Pesquisa de Orçamentos Familiares do Instituto Brasileiro de Geografia e Estatística y llegó a la conclusión de que el juego no regulado mueve, por lo menos, R$ 8 mil millones por año. El Boletim de Notícias Lotéricas, por su parte, considera que el juego ilegal mueve alrededor de R$ 18,9 mil millones de reales por año: Jogo do Bicho (R$ 12 mil millones), bingo (R$ 1,3 mil millones), tragamonedas (R$ 3,6 mil millones), apuestas deportivas y póquer online (R$ 2 mil millones). Según Arrecada Brasil, sólo por la prohibición del bingo el país deja de recaudar cerca de R$ 37,5 mil millones anuales.

Las cifras, todas juntas, dan cuenta de la pérdida fiscal que provoca la no regulación del juego. Sin embargo, no contemplan la fuga de divisas a otros países. ¿Cuánto dinero mueve el mercado nacional de apuestas deportivas, por ejemplo, en sitios registrados fuera del país?

En 2009, los especialistas apuntaban un volumen anual de R$ 1,8 mil millones. Hoy se estima que las apuestas mueven más de R$ 4 mil millones al año. Según el portal GamingZion, hay cerca de 500 sitios de apuestas que ofrecen juegos brasileños, y el 10% de ellos con versiones en portugués.

A pesar de que la liberación de las apuestas deportivas online fueron incluidas en un proyecto de ley que data de 2014, el gobierno vetó la propuesta. ¿A qué se debe?

El Congreso Nacional aprobó la explotación de apuestas deportivas en el artículo 30 de la Ley 13.155/2015. Pero el gobierno la vetó, alegando que la propuesta no preveía “un mecanismo para la prevención del eventual impacto negativo social” y que la creación de la lotería por cuota fija requeriría una “reglamentación más amplia para garantizar una mayor seguridad jurídica y económica, y niveles adecuados de control de Fraude y de evasión de divisas”. Sin embargo, la razón determinante para este veto fue que la ley autorizaba al Jockey Club a explotar apuestas deportivas, lo que provocaba una competencia directa con la Caixa Econômica Federal.

Pero las apuestas siguen existiendo y, mientras tanto, no se recaudan tributos…

Exactamente. Por eso la regulación de las apuestas deportivas es fundamental para proteger la integridad del deporte y de la economía popular. En 2005, 11 juegos de la Serie A del Campeonato Brasileiro fueron anulados por la supuesta manipulación del árbitro Edílson Pereira de Carvalho en los resultados. Ahora, en 2017, en la 13ª ronda del mismo campeonato, millones de apostadores se quedaron sin recibir sus premios porque las bancas no cumplieron con los pagos.

La realidad es que la mayoría de los países ya monitorea los estándares de las apuestas y actúa para cohibir la manipulación de los resultados. Es un problema global: la Asociación de Jugadores Profesionales (FIFPro) alerta que el 35% de los jugadores de Kazajstán, el 30% de Grecia, el 15% de Bulgaria, el 10% de Rusia, el 10% de la República Checa, el 8% de Ucrania, el 7% de Polonia y el 5% de Croacia ya fueron abordados para manipular el resultado de un juego. Brasil, en este sentido, no puede continuar indefenso.

La semana pasada el diario Folha de São Paulo publicó que los bicheiros comenzaron a levantar apuestas clandestinas en Río de Janeiro, ¿cómo funciona el circuito?

Los mismos apuntadores que anotan el Jogo do Bicho se encargan de recoger las apuestas deportivas y las registran en máquinas parecidas a las que se usan para pagar con tarjeta de crédito. Hasta el momento, se han encontrado cuatro puntos de apuestas en Río.

¿Qué rol desempeña el Jogo do Bicho en la economía y en la cultura popular brasileña?

Sin lugar a dudas, el Jogo do Bicho forma parte de la historia y de la cultura de Brasil: fue inventado en 1892, en Río de Janeiro, con el objetivo de recaudar fondos para el Jardín Zoológico y hoy por hoy financia las Escuelas de Samba. Así que la regulación del juego necesita tratar al Jogo do Bicho con un cuidado especial, sobre todo entendiendo que la costumbre también es una fuente de Derecho. Según datos del Instituto Jogo Legal, los 350 mil puntos de venta que están esparcidos por todo el país levantan las apuestas diarias de 20 millones de brasileños. A título de comparación, por ejemplo, las loterías de la Caixa Econômica Federal se venden en 14 mil puntos. Brasil necesita aprovechar toda esa red existente para potenciar la recaudación.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook