Aparentemente, las cartas tenían un defecto de fabricación

Borgata demanda a Gemaco por el caso Phil Ivey

El casino de Atlantic City está demandando al fabricante de cartas por haberle vendido su producto con conocimiento de los defectos de fabricación.
10-08-2017
Estados Unidos
Tiempo de lectura 1:03 min
El casino de Atlantic City está demandando al fabricante de cartas por haberle vendido su producto con conocimiento de los defectos de fabricación.

Si la sala de juego gana el caso, Gemaco podría verse obligada a pagar los 10,1 millones de dólares que el casino perdió después de las cuatro visitas de Phil Ivey en 2012.

El jugador de póquer profesional visitó la popular sala de juego de Atlantic City junto a Cheung Yin Sun y jugó ocho sesiones de bacará. Ivey y su compañero le solicitaron al casino una baraja de cartas Gemaco de color púrpura, un crupier que hablara mandarín y que éste rotara y posicionara las cartas de cierta manera.

Aparentemente, estas cartas de Gemaco tenían un defecto de fabricación en el reverso. Fijándose en las diferencias en cada una de las cartas, Ivey y Sun pudieron ganar ventaja y eventualmente abandonar el casino con 9,6 millones de dólares en sus bolsillos. El Borgata se dio cuenta de la maniobra después de haber transferido los fondos a los jugadores.

El caso se judicializó y en diciembre del año pasado hubo un fallo a favor del casino. El equipo legal de Ivey apeló la decisión, pero aún está por verse a quién le dará la razón el tribunal.

Aún no está claro si Ivey y Sun tendrán que devolver sus ganancias si el fabricante de cartas es sentenciado a pagar los 10,1 millones de dólares que el casino dice haber perdido como resultado de las acciones de los dos jugadores.

Temas relacionados:
Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS