Edición Latinoamérica
21 de Octubre de 2020

Apuestas deportivas, bingos, loterías ilegales y casinos siguen sin encontrar una resolución

Brasil vive una batalla entre sectores políticos y económicos sobre el futuro del juego

Brasil vive una batalla entre sectores políticos y económicos sobre el futuro del juego
A través de un análisis del periódico O Globo, con un apoyo velado en sectores económicos del Gobierno, una fuerte presión de lobby de grupos empresariales y una oposición férrea del Ministerio Público, la Policía Federal y los sectores religioso
Brasil | 01/03/2017

A través de un análisis del periódico O Globo, con un apoyo velado en sectores económicos del Gobierno, una fuerte presión de lobby de grupos empresariales y una oposición férrea del Ministerio Público, la Policía Federal y los sectores religiosos, el Congreso tiene la clave para definir el futuro de los juegos de azar en Brasil, tras 70 años de prohibición.

L

os sectores que defienden la legalización del juego apelan al enorme volumen de recursos que ingresaría a la economía formal, a través del pago de impuestos, mientras que desde el Ministerio Público Federal, aseguran que es justamente la crisis en las cuentas públicas lo que impide que el gobierno garantice la correcta fiscalización para liberar el juego.

“Sin hacer concursos públicos a gran escala, argumentan, sería imposible ofrecer una agencia fiscalizadora de juegos transparente, y quedarían abiertas las puertas a la corrupción”. Incluso hay quienes dicen que “van a corromper a los fiscales”, como prevé el procurador de la República, Peterson de Paula, responsable por la negociación con el Congreso.

Oficialmente, el presidente Michel Temer se manifestó en contra de la reglamentación, aunque no interferiría en las negociaciones de los proyectos que están en el Congreso Nacional. Pero fuentes citadas por O GLOBO aseguran que algunos ministros trabajan en el camino contrario. Seducidos por la posibilidad de ver entrar a las cajas del Estado impuestos provenientes de la regularización del juego, el equipo económico tendría ya preparada una medida provisoria para permitir las apuestas deportivas, en el caso de que el Congreso Nacional demore la aprobación de los citados proyectos. De acuerdo con los técnicos del gobierno, parte de la probable recaudación en apuestas deportivas ya estaría calculada en el presupuesto de este año.

Oficialmente, el presidente Michel Temer se manifestó en contra de la reglamentación, aunque no interferiría en las negociaciones de los proyectos que están en el Congreso Nacional. 

El Ministerio de Hacienda no hizo comentarios sobre el asunto, pero oficialmente la venta del 49% de Lotex aparece como una fuente de reservas (R$ 3.000 millones a las arcas públicas para este año).

Una de las fuentes citadas por O GLOBO en su informe del fin de semana, quien participa directamente de las negociaciones, asegura que Temer habría sido convencido de que, para el gobierno, sería importante la recaudación extra y que, por ello, actuaría discretamente para acompañar la aprobación del proyecto que tramita el Senado, aunque mantendría un discurso contrario ante la opinión pública.

Por su parte, desde el Ministerio de Turismo existiría un documento en construcción, para ser lanzado en el primer semestre, llamado “Brasil + Turismo”, que traza una serie de medidas para destrabar cuellos de botella del sector y fomentar la actividad turística en elo país. Una versión preliminar del documento, a la cual accedió O GLOBO, incluye la liberación de los casinos como medida número 1.

El propio ministro de Turismo, Marx Beltrão, defendió abiertamente la liberación de casinos en regiones predeterminadas. Optimista, pedirá el apoyo del presidente Temer para que el gobierno envíe su propio proyecto, y defendió que el dinero recaudado con estos emprendimientos se destine a Salud, Educación y Previsión.

Beltrão consideró que las salas podrían ser abiertas en seis concesiones inmediatas en los estados de Rio, San Pablo y en otras cuatro regiones: Sur, Centro-Oeste, Norte y Nordeste. La evaluación estima que hay espacio para albergar unos 20 emprendimientos de este tipo. Junto a ello y de acuerdo al proyecto que impulsaría el Gobierno y no sería ninguno de los actuales en danza, se crearía una agencia regulatoria, y las apuestas deberían ser realizadas exclusivamente con tarjeta de crédito y CPF, para evitar el lavado de dinero.

En este marco de fuerzas encontradas a favor y en contra, tan fuerte como la controversia que rodea el universo de juegos de azar es el lobby en Brasilia para la regulación de las diversas modalidades. Es una escena común en el Congreso ver hoy a los grupos de lobistas pro-juego siguiendo muy de cerca las reuniones sobre el tema y el establecimiento de relaciones estrechas con diputados y senadores.

Es una escena común en el Congreso ver hoy a los grupos de lobistas pro-juego siguiendo muy de cerca las reuniones sobre el tema y el establecimiento de relaciones estrechas con diputados y senadores.

El relator del proyecto de ley en el Senado, Guilherme Mussi (yerno de Silvio Santos, uno de los interesados en abrir un casino en su complejo en Guarujá, Sao Paulo) dijo que uno de los puntos de presión que recayó sobre él fue la posibilidad de instalar máquinas tragamonedas en tiendas comerciales, a lo que los grandes empresarios del sector están en contra.

Mussi, que también está en contra de esa modalidad, aseguró a O Globo que se logró aprobar el informe ante el comité especial de la Cámara con la previsión sobre ese punto, y cree que en la Cámara, si el proyecto es votado, será modificado. “El tema de las máquinas de calle fue incluido en un texto separado. O lo colocaba en mi relatório o no se podría aprobar. E fue un voto con el sello de los diputados que lo pidieron”, señaló Mussi.

En el Senado, por el contrario, el lobby de los inversores internacionales de casinos estaba precisamente orientado a que la propuesta que se está procesando en la Cámara restringiese la operación de máquinas al ámbito de los casinos, ya que la inversión para un casino-resort rondaría al menos los R$ 500 millones, y las máquinas fuera de los centros turísticos significaría la pérdida de atractivo a este negocio.

Al margen de la ley en Brasil, el mundo de los juegos de azar permanece hoy entre la contravención y la criminalidad. Y basta con decir que tan sólo en el Superior Tribunal de Justicia (STJ) hoy esperan definición nada menos que 1.081 causas que incluyen juegos de azar. Todo indica que el tema seguirá navegando en aguas poco claras y su destino es incierto, ya que incluye fuerzas enfrentadas de mucho poder económico y con una gran capacidad de presión política, tanto para lograr una apertura definitiva como para mantener el “status quo” sobre una prohibición que ya tiene más de 70 años en Brasil. 

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook