La prohibición entrará en vigencia a partir del 1 de agosto

Estados Unidos: la Justicia ordena suspender sorteos a la tribu Tigua

La tribu Tigua –conocida también como Pueblo de Ysleta del Sur– acaba de recibir un nuevo revés judicial en su batalla por realizar juegos de azar en sus instalaciones.
17-06-2016
Estados Unidos
Tiempo de lectura 2:21 min
La tribu Tigua –conocida también como Pueblo de Ysleta del Sur– acaba de recibir un nuevo revés judicial en su batalla por realizar juegos de azar en sus instalaciones.

Esta semana, la juez federal Kathleen Cardone –con sede en El Paso– emitió una orden que les prohíbe la celebración de sorteos, rescindiendo una medida cautelar dictada en el año de 2001.

De acuerdo con el fallo, los Tigua tienen hasta el último día de julio para dejar de realizar juegos de azar clase II. De lo contrario, enfrentan multas hasta por 100 mil dólares diarios.

La ley define como juegos de Clase II aquellos que, como el Bingo, no requieren ayudas electrónicas. También incluye aquellos de cartas no bancarizados, en los que no se juega en contra de la casa. Esta categoría excluye cualquier tipo de máquina tragamonedas.

Hace días, la juez Cardone dio a conocer su dictamen, que es acorde a la posición de la oficina del Procurador de Texas, para prohibir a las tribus ofrecer juegos de clase II en sus propias tierras. Hace 15 años, la misma juez ordenó judicialmente suspender los juegos en el casino Speaking Rock, operado por la Tribu Tigua.

En agosto del año pasado, el Departamento del Interior de los Estados Unidos confirmó que las operaciones de juegos de azar deberían ser reguladas directamente por la Comisión Nacional India de Juegos (NIGC), lo que apuntaba a poner fin al litigio que inició en el año 2001.

Sin embargo, el dictamen de la juez Cardone contraviene dicha disposición y afirma que la tribu se mantiene en desacato tras operar ilegalmente juegos tipo sorteo que son contrarios a la Ley de Texas al respecto.

La tribu ha mantenido abierto el centro de entretenimiento Speaking Rock como la sede de conciertos y entretenimiento, además de ofrecer diferentes juegos catalogados como sorteos.

La actual prohibición de juegos de azar clase II incluye a todo el territorio de la tribu Ysleta del Sur Pueblo, incluyendo el Socorro Entertainment Center, lo que ha visto afectada la economía de los Tiguas, que se han visto enfrascados en un largo litigio.

En 1990 el Casino de Speaking Rock empleaba a mil 500 personas, pero en la actualidad solamente se da trabajo a alrededor de 450 empleados, dentro del territorio tribal donde viven 3.462 personas, según el censo del 2015.

En el año 2001 la juez Cardone dictaminó que la tribu Ysleta del Sur Pueblo violó la orden de suspender actividades de juegos de azar en sus propiedades. En marzo de 2015, el senador estatal José Rodríguez y la representante estatal Senfronia Thompson presentaron las propuestas de enmienda constitucional SJR 51 y HJR 129, que proponen autorizar los juegos de azar en las tierras tribales de los Alabama-Coushatta y los Tigua: tribus residentes del estado.

Como la tribu Alabama-Coushatta no está inmersa en el caso federal contra los Tigua, el dictamen de la juez Cardone no les afectó al momento de abrir el Naskila Entertainment Center cerca de Livingston, Texas.

Sin embargo, la operación de dicho centro en territorio de la tribu Alabama-Coushatta peligra a menos de un año de abrir sus puertas, una vez que la Corte descartó una recomendación de la (NIGC). En las enmiendas propuestas por Rodríguez y Thompson, destaca la inequidad actual que existe hacia las tribus mencionadas y que fueron reconocidas por el gobierno federal bajo la Ley de Restauración de 1987, ya que desde 1993 la tribu tradicional Kickapoo de Texas no tiene ninguna prohibición para ofrecer juegos de azar.

Actualmente el único casino que opera en Texas, es el de los Kickapoo Lucky Eagle, localizado en Eagle Pass.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS