Edición Latinoamérica
20 de Septiembre de 2019

En Antigua y Barbuda

La oposición política busca frenar el proyecto de casino de Robert De Niro y James Packer

La oposición política busca frenar el proyecto de casino de Robert De Niro y James Packer
Los planes del actor Robert De Niro y de su socio, el multimillonario australiano James Packer, para construir un mega resort con casino en Antigua y Barbuda, corren peligro de no concretarse debido a la intención opositora de frenar la reapertura de lo
Barbados | 02/12/2015

Los planes del actor Robert De Niro y de su socio, el multimillonario australiano James Packer, para construir un mega resort con casino en Antigua y Barbuda, corren peligro de no concretarse debido a la intención opositora de frenar la reapertura de lo que fuera el “K Club”, que se cerró en 2004.

D

urante una animada sesión del Parlamento la pasada semana, la llamada ley Paradise Found, despejó un gran obstáculo para el desarrollo de inversión de 250 millones de dólares en el predio del hoy abandonado K Club.

La nueva ley otorga a De Niro y su socio australiano, una serie de incentivos que incluye una moratoria fiscal de 25 años a cambio de la construcción del complejo con playa exclusiva, que cuenta con un puerto para yates, y un nuevo aeropuerto en Barbuda.

Pero los críticos dicen que la ley -que lleva el nombre del proyecto de asociación De Niro-Packer y aprobada apenas unas horas después de su primera lectura-, podría "acabar" con secciones de la legislación vigente.

Entre las disposiciones despojadas por la nueva ley, aseguran se encuentra el derecho del electo Consejo de Barbuda para "examinar y aprobar" ofertas de propiedad a gran escala en la isla, y la propiedad de tierra compartida de la población. Los planes para el complejo, que incluyen más de 40 cabañas de lujo, cada uno con una piscina privada, exigen la concesión de un contrato de arrendamiento del gobierno de 56 hectáreas, además de las del antiguo K Club.

"Lo que el gobierno está haciendo y la forma en que lo está llevando a cabo está mal", dijo el líder de la oposición Harold Lovell. "Un muy mal precedente se ha establecido. Cada otro inversor podría legítimamente reclamar el deseo de tener un poco de fuerza parlamentaria para darle lo que desea", agregó.

"Se nos está pidiendo pisotear un acto que consagra los derechos del pueblo de Barbuda a mantener la tierra en común, y tener voz en términos de importantes desarrollos".

Hace un año, el primer ministro de Antigua y Barbuda Gaston Browne elogió De Niro como "un visionario" por su trabajo en el desarrollo hotelero, incluyendo un proyecto de casino en Macao con su colega de Hollywood, Leonardo DiCaprio, y el director Martin Scorsese. Calificó al actor como un "enviado económico especial" con la esperanza de atraer más inversión de celebridades al país.

Browne, temeroso de que De Niro y Packer podrían alejarse de la inversión en la frustración por lo que llamó un proceso "obstaculizado" por la oposición, dijo que el gobierno estaba simplemente actuando con decisión para que el proyecto se ponga de nuevo en marcha.

"Hicimos lo que teníamos que hacer", dijo. "Fuimos un esfuerzo adicional para que el proyecto pasara del estancamiento político a ponerlo en marcha. Si van a protestar con la esperanza de que se pierdea la inversión, tendrán que rendir cuentas a la población de Antigua y Barbuda".

Trevor Walker, el líder del partido opositor Barbuda People’s Movement (BPM) dijo que la objeción principal de su grupo no era el proyecto en sí, sino la "grave falta de respeto" mostrada por el gobierno hacia los residentes de la isla.

"Nos oponemos al proyecto de ley", dijo. "El proceso de tener un proyecto en Barbuda debe hacerse por medio de negociaciones con las leyes en los libros. El proyecto es una cosa diferente. Estamos abiertos a conseguir que el K Club se reactive".

Otro legislador de la oposición, el senador Jacqui Quinn, acusó a los miembros del gobernante Partido Laborista de "un antipatriota abuso, insensible del poder" durante el debate sobre el proyecto de ley en la controvertida sesión parlamentaria, que atrajo a unos 400 manifestantes contrarios a la sanción de esa ley.

Browne dijo que el proyecto traería una enorme cantidad de fondos para el país y generá cientos de puestos de trabajo a la isla. Un anticipo de U$S 1,85 millones de la empresa De Niro -Packer después de la votación de marzo, ayudó a cancelar 20 semanas atraso salarial para los 600 trabajadores del Consejo de Barbuda.

"Respetamos su derecho a protestar, y del mismo modo deben respetar nuestro derecho a atraer a las las inversiones tangibles que hacen crecer la economía y que la gente vuelva a trabajar", dijo Browne.

"Tenemos una población de 100.000 personas. 400 personas no pueden dictar nuestra política. No vamos a permitir que obstaculicen el crecimiento y desarrollo de este país".

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook