Edición Latinoamérica
02 de Diciembre de 2020

Sólo normará las máquinas de juego programado

Presentan un anteproyecto para regular las tragamonedas callejeras en Chile

(Chile).- Los senadores y diputados Eugenio Tuma, Fulvio Rossi, Pablo Lorenzini, Gabriel Silber, Ricardo Rincón, Lautaro Carmona y Juan Luis Castro, entre otros, se reunieron con el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, para presentarle un proyecto de ley que regule a las llamadas tragamonedas de calle.

L

a iniciativa -elaborada por abogados y expertos en la materia- busca establecer un marco legal que norme una actividad que, según la Asociación Gremial de Fabricantes e Importadores de Entretenimientos Electrónicos (Fiden), aúna a 705 mil aparatos, 1.250 salas de entretenimiento y más de 5.000 pequeños comerciantes y almacenes.

En primera instancia, el anteproyecto establece que sólo se normarán aquellas máquinas de juego programado, las cuales se diferencian de las de azar, porque el premio depende de una secuencia programada de combinaciones, dice el documento. 

Para poder operar deberán contar con la autorización de la Superintendencia de Casinos de Juego (SCJ), que les exigirá estar inscritas en el registro de homologación, para ello deberán tener certificados que acrediten el cumplimiento de requisitos técnicos. Además, deberán conectarse a un sistema de monitoreo en línea que permita corroborar su fiel cumplimiento de la legislación vigente.

La iniciativa propone que las salas de juego cuenten con un máximo de 80 tragamonedas populares o una máquina por cada 1,5 metro cuadrado de la superficie útil del inmueble. Además, solo podrán operar en zonas que, de acuerdo con el Plan Regulador Comunal, permitan el equipamiento comercial o de esparcimiento. Sin perjuicio de ello, no podrán ubicarse a menos de 100 metros de establecimientos educacionales. 

Respecto de los almacenes, los puntos de venta deberán ser contribuyentes del sector comercio y podrán destinar como máximo el 40 por ciento de su superficie de venta al uso de máquinas. Además, se considera un máximo de diez máquinas por local.

En la misma línea, el anteproyecto propone generar una recaudación por concepto de impuesto específico del juego de cinco por ciento sobre el ingreso bruto. Considerando que hoy los tragamonedas de calle mueven cerca de 975 millones de dólares, la recaudación -descontándole los premios otorgados- sería de 41 millones de dólares, más el pago del IVA que, según estimaciones de la industria, es cercano a 200 millones de dólares.

La iniciativa recomienda que sea el superintendente de Casinos de Juego el que fiscalice esta actividad. Para ello se deberá modificar la actual Ley de Casinos y ampliar su ámbito de competencia. 

Esta no es primera vez que se intenta normar esta actividad. En abril del año pasado, el ex subsecretario de Hacienda Julio Dittborn anuncio que el gobierno del ex presidente Piñera elaboraría un proyecto referente a los tragamonedas populares. En julio de ese mismo año, el Ejecutivo desecho la iniciativa.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook