Edición Latinoamérica
17 de Septiembre de 2019

Aseguran que de aprobarse la legislación los hoteles se verán afectados

El sector turístico de Puerto Rico se manifiesta en contra de las slots

(Puerto Rico).- “Cada vez que el Gobierno tiene necesidad económica, nos encontramos hablando del mismo tema: las máquinas tragamonedas. Es algo que nos sucede cada cuatro años”, advirtió Ismael Vega, Presidente de la Junta de Directores de la Asociación de Hoteles y Turismo de Puerto Rico (PRHTA, por sus siglas en inglés).

E

l tétrico cuadro fiscal que enfrenta la administración de turno pone sobre la mesa nuevamente a la industria turística y de juegos como alternativa para recaudar ingresos adicionales. Esto mediante la posibilidad de legalizar las máquinas de entretenimiento no amparadas bajo la Ley de Juegos Azar.

Una acción que según los miembros de la industria hotelera pone en peligro la estabilidad económica de este sector, de la Compañía de Turismo, la Universidad de Puerto Rico y terminaría por abonar aún más a la precariedad del propio Gobierno.

“Pensar en legalizar los casinos ilegales sería dañar una fórmula que está más que probada”, aseguró Miguel Vega, director de operaciones de HI Development Puerto Rico, empresa tenedora de los hoteles Holiday Inn de Ponce y Mayagüez, y miembro de la PRAHTA.

Y es que, las tragamonedas son para el Gobierno como una especie de “gallina de los huevos de oro”,  en la que no invierten directamente y que genera anualmente ingresos sobre $300 millones. Ganancia que luego se reparte en partes iguales; entre los hoteles y el Gobierno.

“Esta es la mejor APP (Alianza Público Privada) que tiene el Gobierno”, indicó Vega. A su vez, la partida que recibe el Gobierno se divide entre la Compañía de Turismo, la Universidad de Puerto Rico (UPR) y el Fondo General.

Las máquinas tragamonedas generaron durante el año fiscal 2012 unos $ 313 millones, de los cuales los hoteles obtuvieron $ 156 millones y el Gobierno recibió $ 157 millones. De esta última partida, la UPR recibió $ 71 millones, la Compañía de Turismo se quedó con $ 61 millones, mientras que el erario recibió $ 24 millones.

Reducción de ingresos
Sin embargo, estos números representan una baja en ingresos, en comparación con el año fiscal 2011 de $1.8 millones.

Según el presidente de la junta de la PRHTA, la merma se atribuye a la proliferación de lo que ellos llaman casinos ilegales o lugares con máquinas de entretenimiento para adultos como se les conoce, que ha impactado principalmente los casinos de los hoteles que están fuera de la zona metropolitana. Incluso, a juicio de los entrevistados, han provocado el cierre de algunos casinos como ocurrió el año pasado con los que operaban en el Hotel El Conquistador, en Fajardo, y el del Gran Meliá, en Río Grande.

“Hay estudios que demuestran que pudiéramos allegar unos $ 180 millones adicionales a esos $ 313 millones si se hiciera cumplir la ley y se erradican las máquinas ilegales”, sostuvo Vega. “Realmente el Gobierno pudiera estar recibiendo mucho más si se hiciera cumplir la ley”, añadió.

Promesa en el aire
El ejecutivo enfatizó que fue ése precisamente el compromiso hecho por el gobernador Alejandro García Padilla de salir electo: erradicar las máquinas de juegos de azar que no tienen permiso para operar.

Pero este compromiso parece peligrar ahora que el Gobierno, en su afán de reducir el déficit estructural, que a junio podría llegar a los $ 2.212, según reveló la semana pasada    El Nuevo Día, a traído sobre la mesa la posibilidad de legalizar las máquinas de entretenimiento, para que paguen licencias y conseguir unos $ 20 millones adicionales para el fisco.

Además de la creación de unos 5.000 empleos, según una propuesta hecha al gobernador hace unas semanas por el presidente de Empresa Puertorriqueña de Recreación Comercial (Emprecom), Pablo Javier Rivera Corraliza.

Emprecom es la empresa que maneja el negocio de las máquinas de entretenimiento en la Isla. Sin embargo, lo portavoces de la industria explicaron que estos empleos en realidad ya existen y constituyen  las mismas plazas que operan el negocio de las controvertidas tragamonedas.

El gremio señaló que por el contrario, de legalizarse, estos trabajos entonces pondrían en peligro los más de 8.000 que mantiene la industria de casinos regulada y que forman parte de los 70.000 que genera la industria turística en total.

“Estamos hablando de buenos empleos cuyo salario promedio fluctúa entre $ 40.000 a $ 60.000 y, además, incluye beneficios marginales. Esto no compara con los empleos que dice Emprecom que serían puestos de salario mínimo”, explicó Noel Vera, vicepresidente de Luxury Resorts & Hotels, cadena que opera hoteles como el Conrad Condado Plaza, Caribe Hilton y El Conquistador, entre otras propiedades.

“Lo que está ahora en juego es fomentar una industria subterránea, la que se ha señalado en ocasiones anteriores como un negocio plagado de lavado de dinero”, criticó Vera. La solución que ve el grupo a todo esto es que, “simplemente se haga cumplir la ley”.

Piden cumplan con la ley
El problema con los casinos ilegales, según los entrevistados, es que tienen una oferta de juegos parecida a la que tienen las tragamonedas, no son regulados como exige la Ley de Juegos de Azar, no pagan arbitrios por sus ingresos y sus máquinas carecen de los permisos o licencias de Hacienda. Además, se dice que pagan premios en efectivo, cuando no están autorizados a hacerlo.

En contraste, los casinos en ley, operados por los hoteles, comparten el 50% de sus ganancias con el fisco y operan bajo un estricto protocolo de ley. Adicional, para poder montar un casino dentro de una hospedería, se requiere una licencia estatal cuyo costo sobrepasa los $ 200.000. Todos están cobijados bajo la Ley de Juegos de Azar, además de que son regulados por la Compañía de Turismo y la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras.  

Miles operan de forma ilegal
Cifras ofrecidas por la PRHTA indican que en Puerto Rico hay unas 7.300 máquinas tragamonedas en los casinos de hoteles, contra unas 25.000 que operan ilegalmente. Sin embargo, informes del Departamento de Hacienda apuntan a que existen entre 60.000 y 75.000 de estas máquinas ilícitas.

Por su parte, Pedro Sánchez, presidente de la Asociación de Inspectores de Juegos de Azar, mostró oposición tenaz a cualquier legalización que le abra las puertas a este tipo de máquina, ya que le abriría la puerta a otros juegos de azar ilegales.

“Nosotros tenemos información de que en algunos sitios de estos hasta han abierto mesas para jugar poker. Ellos con una inversión mínima, nos hacen una competencia desleal y ponen en peligro el trabajo y el salario de los que trabajamos de acuerdo a la ley”, sostuvo Sánchez, quien aclaró que la clientela que visita los casinos ilegales es la misma que va a los de los hoteles.

Advierten sobre más cierres
El Nuevo Día supo que existen al menos unos cuatro casinos, que operan fuera de la zona metropolitana, específicamente en el este y sur del país, que están luchando por no cerrar operaciones. De suceder, esto representaría menos empleos y menos ingresos para el fisco.

De hecho, Vera explicó que con el cierre del casino del hotel El Conquistador, el Gobierno dejó de recibir unos $ 900.000 en ingresos. Además, el Gobierno ahora recibe de dicha hospedería 2% menos por concepto del impuesto por habitación (room tax), que pagan los hoteles que tienen casino.

Los hoteles con casinos pagan 11% de room tax, mientras que los hoteles que no cuentan con esta amenidad pagan solo 9%.

Hacienda aclara
Aunque fue la propia secretaria de Hacienda, Melba Acosta y el secretario de Desarrollo Económico, Alberto Bacó, los que inicialmente mencionaron la posible legalización de las tragamonedas, ambos aclararon luego que, de materializarse, se haría con el insumo de todas las partes involucradas.

Al preguntarle a Acosta sobre el estatus de esta consideración, esta dijo que entre las alternativas que tienen se están ponderando varios temas que tocan distintos juegos,   principalmente relacionados con oportunidades con la Lotería de Puerto Rico.

“Aunque no descartamos ninguna medida en estos momentos, esta (de legalizar las máquinas de entretenimiento) no es una que estamos considerando de momento. Es importante hacer notar que cualquier decisión que se tome, ciertamente contará con el insumo de la industria turística y los casinos”, informó.

Revivirán task force
El año pasado, bajo la administración de Luis Fortuño, se creó un task force -bajo un acuerdo de entendimiento- para incautar las máquinas de entretenimiento para adultos, del que participaron Hacienda, Turismo, la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras y el Departamento de Justicia, para combinar  recursos e ir detrás de los casinos que no cumplen la ley.

Ingrid Rivera Rocafort, la designada directora de la Compañía de Turismo, expresó que está dispuesta a retomar nuevamente el acuerdo de colaboración para erradicar las máquinas ilegales.

Rivera Rocafort reconoció la importancia que tienen los ingresos de la industria de casino para su agencia, ya que representan más del 60%, por lo que se mostró ávida en defenderlos.

“Sé que cualquier decisión que tome esta administración sobre el tema será una claramente pensada y en favor de proteger la industria turística local”, dijo.

Y aclaró: “En este momento no hay ningún proyecto de ley que hable sobre esta posibilidad. Pero cualquier decisión que se tome tendrá que evaluar su impacto sobre los empleos, sobre la industria en general, su repercusión en el área fiscal y  sobre la Universidad de Puerto Rico”.

El director de operaciones de HI Development Puerto Rico dejó claro que los hoteles necesitan también de la operación de casinos para mantener operantes sus hospederías.

“El primer cliente que nosotros tenemos es el de casino. Te puedo decir que el 100% de los hoteles que tienen operación de casinos dependen de estas para subsistir”, señaló el portavoz.

Mientras, el presidente de la junta de la PRHTA aseguró que los hoteles con casino que no son tipo resort dependen en un 50% de este negocio para mantenerse a flote.

Bajo estas condiciones, el gremio le solicitó al García Padilla que sea categórico y se exprese sobre el tema, para que haga cumplir su promesa de campaña de defender la industria legal de casinos y erradicar las máquinas de entretenimiento para adultos.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook