Edición Latinoamérica
12 de Agosto de 2020

Declaraciones de Marta Zoila Uribe, titular de la institución

La Lotería Nacional de El Salvador debe reducir sus costos para seguir operando

(El Salvador).- Marta Zoila Uribe, titular de la Lotería Nacional de Beneficencia (LNB) de El Salvador, aseguró que la institución no está en quiebra, pero que tendría que ser liquidada si no da un giro lo antes posible para minimizar costos e incrementar la venta definitivamente.

A

ctualmente la LNB reporta un déficit de casi dos millones de dólares, además de nueve premios que no han sido cobrados que suman casi el millón. A esto hay que sumarle que los billeteros mantienen una protesta porque están en desacuerdo con las medidas impuestas por la Presidente de la institución. Por eso, el sorteo programado para hoy martes 10 ha sido suspendido.

¿Qué encontró cuando llegó a la Lotería Nacional de Beneficencia?
Para mayo de 2011 la institución ya reportaba 770 mil dólares en pérdidas.

¿A qué se debían esas pérdidas?
Según los datos que tenemos desde enero de 2011, ya se reportaba pérdida y el histórico que tenemos registrado es a finales de 2010 que ya se reflejaba una reducción en la venta y, por supuesto, eso implica una reducción en los ingresos.

No obstante, también en el informe de rendición de cuentas certificamos que la Lotería en 2010 reportó una utilidad de 773 mil dólares, la cual fue remitida al Ministerio de Hacienda, tal como lo establece la normativa legal.

En el 2009 sí tenemos una operación institucional en donde prácticamente no hubo utilidad, sino que se generó un rubro que se llama otros ingresos.

No hubo utilidad en la operación, pero por los montos financieros que estaban en las cuentas bancarias sí se generaron otros ingresos, más o menos como de 400 mil dólares.

Es una situación crítica porque con ese nivel de ingresos no se alcanzan a cubrir los costos ni siquiera para el pago de los premios.

¿Pero los premios se han pagado?
Sí, se han pagado todos con la reserva financiera que se tenía. Pero ya ahí ya teníamos reportada la situación de déficit. Al hacer el análisis de la situación, es evidente que los costos de operaciones que la institución tiene están elevados y esto se nos ha complicado aún más con el porcentaje de los niveles de venta.

De junio a diciembre, hubo un leve crecimiento en la venta de un 20%, aunque ese crecimiento no ha evitado que se siga con la pérdida.

¿Tienen premios pendientes de pagar?
Sí, tenemos nueve que aún no los han cobrado y que suman 907.500 dólares para que vea el impacto del volumen de pago de premios que tenemos en los costos de operación.

¿Pero esta crisis venía de administraciones anteriores y no se reportaba o es que desde junio que usted entró comenzó esta situación?
Para mí hay una situación multicausal. Ha habido una reducción en la cantidad de vendedores que nos distribuían el producto.

Según los datos que hemos canalizado en un año, la Lotería había perdido a casi 300 personas que dejaron de vender productos de lotería y que movían una cartera importante.

¿Qué medidas han tomado para recuperar esa fuerza de venta?
Las acciones que nosotros estamos tomando es obligadamente buscar un crecimiento en la fuerza de venta, y aquí viene otra variable y es garantizar una línea de crédito porque una buena cantidad de los que venden billetes de lotería utilizan la venta como una fuente de autoempleo y son personas que no son sujetas de crédito dentro del sistema financiero normal.

Dentro de eso hay dos líneas: una de ellas es el Banco de Fomento, pero el banco les está pidiendo garantías o fiadores.

Además, estamos evaluando otras opciones para que se pueda generar un capital semilla. También se busca ampliar la red de distribución con puntos de venta en centros comerciales.

¿La Lotería tiene cobertura a nivel nacional?
No, de 262 municipios en el país, la Lotería no tiene presencia en 188, ahí no vendemos en casi dos tercios del país.

Por eso, estamos haciendo esfuerzos para llegar a esos municipios. A nivel nacional, sólo tenemos 13 agencias. En Chalatenango sólo reportamos seis vendedores que para poder comprar el producto tienen que venir a la agencia más cercana que les queda que es Apopa.

Pero esas limitantes no son de ahora, ya estaban. Entonces, ¿qué pasaba antes, no se reportaban?
Esa pregunta me voy a abstener de contestarla porque no conozco. Sí conozco una parte, pero yo acostumbro a ser muy responsable y yo le voy a hablar con hechos y datos y de lo que yo le puedo documentar y en ese punto en este momento no tengo mucha información como para hacer afirmaciones.

¿Tiene más informes de lo que ya me mencionó de 2009 y 2010, informes financieros?
Los informes están, porque están, pero como le señalaba que los registros que tenemos que en 2009 no se reportó utilidad, pero tampoco pérdida…

¿Pero nunca se dijo nada?
Yo no le puedo decir porque estaba en otra situación totalmente diferente. Ya en 2010 sí me consta que hay una remisión ahí de más de 700 mil dólares en concepto de utilidades, y ya este 2011 hemos cerrado con una pérdida de 1.751.000 dentro de toda la operación.

Entonces, una operación era minimizar o neutralizar la pérdida, y una de esas acciones fue reducir la cantidad de sorteos, por eso ya no se hacen cuatro sorteos mensuales, aunque tenemos el aval del Ministerio de Hacienda que dependiendo como se generen los niveles de venta podríamos volver a cuatro sorteos a partir de junio de este año, sí y sólo si hay una mejoría.

Pero para ello el principal apoyo está en los vendedores y ellos ahorita están inconformes con las medidas...
Bueno, aquí hay un dato, en el mes de junio pasado, sumando todos los sorteos esa pérdida fue arriba de 500 mil dólares.

Entonces, se debe llegar a establecer una operación que sea rentable y obligadamente la existencia nuestra está determinada por garantizar rentabilidad, sino aunque queramos seguir haciendo sorteos y seguir vendiendo productos de lotería y entregando premios no hay manera.

Esta es una relación de ganar-ganar y aquí debe de ganar la Lotería con sus ingresos para que quienes nos distribuyen puedan seguir vendiendo y seguir ganando porque ellos también ganan.

Pero los vendedores incluso piden su destitución...
Mire, yo estoy convencida que las instituciones no son de los titulares, estos son nombramientos que tienen una temporalidad, son decisiones que el señor Presidente va a tomar, pero sí le puedo decir que independientemente quien esté o quien venga y de los miembros designados en la junta directiva, si no se resuelve reducir los costos en la operación, no se garantiza la continuidad de la institución.

Además que no se está cumpliendo el objetivo principal de la Lotería, que el principal es la beneficencia y que no se está haciendo.

¿Desde cuando la Lotería no favorece a sus beneficiados?
Desde mediados del año pasado, sí se ha dado, pero realmente lo que se ha dado es muy poco.

¿Cuántas instituciones se benefician con la Lotería?
Como 95 instituciones. Se han entregado aleatoriamente cantidades mucho menores y sí es indispensable tener rentabilidad para poder tener la disponibilidad financiera para cumplir con el objetivo para el cual se ha creado la institución.

¿Está en quiebra la Lotería?
No estamos en quiebra, pero se deben tomar las acciones necesarias para garantizar que se haga el giro importante en la operación y volver rentable la institución o por lo menos el esfuerzo para evitar que esta institución al final tendría que liquidarse si no tiene la capacidad de asumir los compromisos.

¿En cuánto tiempo tendrían que verse resultados positivos para que no muera la Lotería?
Es indispensable generar otra propuesta. Hay una limitante de ley y estamos haciendo las gestiones para una reforma y otra reforma al reglamento para que nos permita minimizar el riesgo y tener otras opciones de negocio como juegos electrónicos.

¿Cuál es esa limitante en la ley?
La ley nos dice que la Lotería va a garantizar sus operaciones con la emisión de billetes de lotería y nada más y el otro producto es el Lotín, esos son los únicos que la ley nos permite y queremos poder diversificar que es lo que tienen las otras loterías.

Por ejemplo la de Panamá, no tiene juegos electrónicos, pero maneja una operación de arriba de 500 millones de dólares y el volumen de la estructura de pago de premios sólo son tres de urna, nosotros tenemos 761. El pago de la comisión de vendedores de ellos no pasa del 11 ó 13%, el nuestro es el 21%. Entonces sus costos de operación son reducidos.

Tocando el punto sobre la emisión de billetes, tengo entendido que lo hacía una empresa chilena, ¿qué pasó con ese contrato? ¿Se terminó?
Ese contrato tuvimos que caducarlo porque lamentablemente la empresa no cumplió con unas cláusulas contractuales y ahí hay unas disposiciones de ley que nos mandan a resolver la situación específica.

Pero también se dice que es la empresa chilena la que ha demandado a la Lotería con una suma millonaria como de 2.500.000 de dólares, ¿es cierto eso?
Yo le puedo decir que de eso no tenemos ninguna notificación oficial. Desconozco si la empresa ha presentado eso.

Entonces. no es cierto. Porque si usted siendo la titular lo desconoce, no es cierto...
No le puedo decir si es cierto o no. Ellos pudieron haber presentado una situación y que esté pendiente que la Corte Suprema de Justicia le dé trámite.

¿Qué sucede respecto a los puntos que tocan los vendedores sobre que se han quitado los acumulados?
El Artículo 75 del Reglamento establece que si sale favorecido un número que no haya sido vendido en el mismo sorteo se seguirá haciendo hasta que salga el número favorecido.

¿Pero entonces el acumulado era una política tomada por administraciones anteriores, pero infringiendo la ley?
El artículo dice que no se debe…

¿O sea que sí infringía la ley?
Yo sólo le digo lo que dice el artículo… pero la normativa legal nos prohíbe hacer los acumulados.

¿Hay algún proceso de la Corte de Cuentas?
Sí, se está realizando una auditoría y ya tienen algunos hallazgos, pero como si se dan las respuestas y se desvanecen eso queda superado y si no hay otro proceso, también hay apoyo al 100% de la Subsecretaría de Transparencia.

¿Sería conveniente privatizar la Lotería?
Hasta este momento a nivel de gobierno y de los titulares en ningún momento nadie ha dicho que el objetivo principal es privatizar la Lotería.

Yo en lo personal no creo que si una institución es rentable y le genera altos ingresos al Estado es preferible que sea institución pública, pero como empresa pública debe ser rentable.

Es una institución que si se hacen los ajustes necesarios y se da el giro, puede generar y ser de gran utilidad para obras de servicio social y, por supuesto, que si se privatiza esa opción se pierde y yo no estoy en esa opción de privatizar.

¿Pero cuánto tiempo le queda a la Lotería si no da ese giro?
Los ajustes que se están haciendo son necesarios. Pero lo que le puedo decir es que no podemos seguir con ese nivel de pérdida en nuestra operación. Es que ya la Lotería no tendría mucha opción y debemos de garantizar compromiso.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook