Edición Latinoamérica
23 de Agosto de 2019

Hacia el final del año habrá comenzado la construcción de dos nuevos casinos

Atlantic City trata de salir de su estancamiento

(Estados Unidos).- Atlantic City podría sobrellevar en el 2011 una serie de renovaciones que ayudarían a revitalizar la segunda ciudad del juego más importante de los Estados Unidos, tras varios años de penurias.

H

acia el final del año habrá comenzado la construcción de dos nuevos casinos, los apostadores podrán hacer apuestas online y la ciudadanía se habrá pronunciado en torno a la propuesta de legalizar las apuestas deportivas en el estado de Nueva Jersey.

Además entrará en vigor un distrito turístico manejado por el estado, que quedará a cargo de la limpieza y la seguridad de la zona. Y es posible que los 11 casinos no estén sometidos a tanta supervisión y regulación estatal.

No se descarta, por otra parte, que uno o dos casinos cambien de manos.

"El 2011 va a ser un año muy importante en el que se buscarán tomar las medidas necesarias para que Atlantic City siga siendo competitiva", declaró Mark Giannantonio, presidente del Tropicana Casino and Resort. "Será un año clave".

Bob Griffin, director ejecutivo de Trump Entertainment Resorts, que posee tres casinos aquí, opina que el 2011 "será un año de transición para Atlantic City".

"No me hago ilusiones para el 2011. Hay que hacer muchas cosas. Pero me siento muy optimista respecto al futuro por el trabajo que estamos haciendo ahora".

El indicio más claro de progreso sería la reanudación de las obras en el casino Revel, en el extremo norte del paseo marítimo.

Las obras comenzaron en el 2007, antes de la recesión, y el proyecto ha sufrido un problema tras otro, incluidas las muertes de tres ejecutivos en un accidente aéreo, falta de financiación y malestar general en torno a las concesiones impositivas que buscaba por valor de 350 millones de dólares en 20 años.

El Revel se quedó sin fondos en enero del 2009. Fueron despedidos 400 trabajadores y se suspendieron las obras. En abril, Morgan Stanley se salió del proyecto, en el que había invertido 1.200 millones de dólares, prefiriendo asumir la pérdida a correr más riesgos.

El presidente y director ejecutivo del Revel Kevin DeSanctis se abocó entonces a la búsqueda de nueva financiación. Todavía no hay nada concreto, pero DeSanctis afirma que el casino abrirá sus puertas 18 meses después de que surja un nuevo financista.

Los legisladores de Trenton, la capital del estado, tendrán un enorme impacto en el futuro de Atlantic City, ya que se aprestan a votar en torno a medidas que crearían un distrito turístico manejado por el estado y eliminarían algunas regulaciones.

El estado estaría a cargo de la seguridad, la limpieza, la planificación y los códigos de construcción.

Una posible consecuencia de ello sería la revitalización de un sector venido a menos, especialmente la Pacific Avenue, por el que se puede acceder a ocho de los once casinos.

"Derribaríamos edificios y limpiaríamos la zona para que la gente se siente segura caminando por allí", declaró el presidente del Senado Stephen Sweeney.

Una iniciativa que ya fue aprobada por la legislatura y espera ser sancionada por el gobernador Chris Christie autorizará la construcción de casinos con apenas 200 habitaciones. Las leyes actuales exigen un mínimo de 500 habitaciones y los hoteles más exitosos tienen 2.000 o más.

Un hotel de ese tamaño, no obstante, puede llegar a costar más de 2.000 millones de dólares.Los hoteles más pequeños no requerirán una inversión tan grande, pero deberán pagar más impuestos.

Este año también podrían surgir nuevas formas de apostar en Nueva Jersey, donde la asamblea legislativa debe pronunciarse en torno a las apuestas online.

Cinco casinos (The Tropicana, Resorts Atlantic City y los tres de la cadena Trump) cambiaron de mano en el 2010 y dos más podrían hacerlo este año, el Atlantic City Hilton Casino Resort, que está en quiebra, y el Trump Marina Hotel Casino, en venta desde hace tres años.

Por otro lado, en el 2011 The Walk, como se conoce a la zona de comercios, será ampliada y ya se están construyendo nuevos estacionamientos.

"Por primera vez en mucho tiempo, todos tiran en la misma dirección, los casinos, la municipalidad y el gobierno estatal", comentó Griffin, el gerente ejecutivo de Trump. "La experiencia que ofrecerá Atlantic City va a ser mucho mejor dentro de 12 o 18 meses".

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook