Entrevista a Salvador Sánchez Abarca, Subdirector de Juegos y Sorteos de NYCE

“La industria del juego en México ha continuado su crecimiento”

16-12-2010
Tiempo de lectura 1:45 min
(México, exclusivo Yogonet.com).- El principal problema de la industria del juego mexicana radica en que el Gobierno Federal no ha hecho su trabajo, según las palabras de Salvador Sánchez Abarca, subdirector de Juegos y Sorteos de NYCE, organismo encargado de la regulación de certificaciones y verificaciones. En una entrevista con Yogonet.com, el directivo analizó la situación del juego en México durante este año y habló sobre lo que espera para el 2011.

Desde lo que pudieron percibir desde el organismo, ¿cuál ha sido el desempeño de la industria durante este 2010?
La industria del juego en México ha continuado su crecimiento. Hay nuevas salas en distintas ciudades. Además, ahora hay más fabricantes con equipos instalados en diferentes localidades y muchos más juegos. Esto abre las posibilidades de selección de los jugadores, y también genera nuevas fuentes de trabajo, lo cual es beneficioso para el país.

¿Cuáles son los principales problemas que afectan a su rubro? ¿Cuáles serían sus potenciales soluciones?

El principal problema es que el Gobierno Federal no ha hecho su trabajo. El regular el juego y hacer que todos cumplan con la Ley y el Reglamento debería ser su principal labor. Desafortunadamente, no hay reglas claras y eso tiende al desorden y a la aparición de ofertas de juego de dudosa procedencia. La solución es obviamente que se reforme la Ley de Juegos y Sorteos y se aclaren los huecos legales que tiene la ley actual.

¿Cuál es el margen de crecimiento del mercado mexicano de cara al 2011? ¿Por qué?
Desde mi punto de vista, el crecimiento puede ser de hasta un 20%, tomando en cuenta las salas instaladas versus los permisos otorgados.

Para usted, ¿cuál es el cambio a nivel legislativo y regulatorio más importante que se ha registrado en Latinoamérica, y particularmente en México, durante este año?
En materia de regulaciones, podemos citar la publicación de la miscelánea fiscal que se publicó en marzo del 2010 (después se realizaron modificaciones, pero no se cambió el fondo) en la cual se obliga a los casinos a reportar a la Secretaría de Hacienda las operaciones registradas en cada una de las salas y en cada una de las máquinas instaladas. Esto trajo un replanteamiento de las estrategias en materia de infraestructura de TI y de cumplimiento con las normas mexicanas.

¿Qué espera para el 2011?
De forma muy personal, esperaría un cambio en la ley que establezca las mismas condiciones de operación para todos sin excepción y que se defina un esquema de certificación y verificación obligatorio para darle certeza al usuario de que participa, entre otros aspectos, de un juego completamente aleatorio.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS