Edición Latinoamérica
25 de Junio de 2021

España

Navarra aprobó nuevos reglamentos para la instalación de bingos y máquinas de juegos

(España).- El Gobierno de Navarra ha aprobado en su sesión de ayer sendos decretos forales con los nuevos reglamentos para la gestión e instalación de máquinas de juego y bingos en la Comunidad Foral.

E

stos reglamentos recogen, entre otros asuntos, la adaptación de ambas actividades a las nuevas tecnologías, las condiciones de apertura de estos negocios y el reconocimiento de nuevos modelos de máquina y modalidades de juego, fruto de la evolución experimentada en los últimos años en el sector.

Se busca con ellos armonizar el marco de juego vigente en Navarra con el de otras comunidades autónomas y desarrollar la Ley Foral del Juego de 2006, al tiempo que explotar el potencial de las nuevas tecnologías para reforzar el control directo tanto a efectos tributarios como para la prevención de posibles estafas, y para seguir las incidencias que se registran en estos locales o aportar seguridad jurídica a los propios empresarios.

El decreto que regula las máquinas de juego suspende durante dos años la concesión de autorizaciones en determinados establecimientos, salvo para su sustitución, a la espera de medir el impacto de este nuevo reglamento que tiene por objeto actualizar las condiciones técnicas de los modelos de máquinas autorizables en Navarra y su régimen de instalación.

Así se redefine el catálogo de máquinas y se reclasifican con la incorporación de las nuevas máquinas de apuestas como principal novedad, por lo que las empresas del sector que ya se han instalado en Navarra deberán adaptarse a este reglamento tal y como se comprometieron.

La nueva normativa regula además las autorizaciones de instalación de máquinas de juego y su extinción, y así, frente a las limitaciones de plazo vigentes hasta ahora, se plantea la concesión de licencias con duración indefinida sólo extinguibles por renuncia del titular, fallecimiento, cambio de titularidad o actividad del establecimiento, revocación por sanción administrativa o baja de la empresa titular de las máquinas autorizadas en el local en cuestión.

El reglamento regula igualmente la posibilidad de interconectar máquinas en carrusel, a fin de poder otorgar un premio acumulado de mayor cuantía (entre 3.000 y 15.000 euros), lo que en todo caso no supondrá una disminución del porcentaje de devolución establecido para cada una de las máquinas, que oscila entre el 70% y el 80% dependiendo de sus características.

Por su parte, el decreto que regula el juego del bingo y los establecimientos donde se practica nace para responder a la evolución del sector en los últimos años, que "determina la necesidad de promover su modernización, de innovar los recursos y tecnología para su práctica y de abrir la posibilidad de establecer nuevos planes de premios, a la vez que hace conveniente la implantación en los bingos de otras alternativas", dice el Gobierno.

En su contenido prohíbe las modalidades no previstas en la normativa o que se realicen al margen de las autorizaciones o requisitos marcados en ella y regula nuevas variantes de juego, como el bingo electrónico, el que se juega online o el basado en la interconexión de varias máquinas.

Aparece además la figura de los bingos asociados, con una sala principal y otras consideradas periféricas donde se desarrollan las partidas de forma dependiente y simultánea, mediante la interconexión de sus equipos.

Para los premios acumulados en máquinas vinculadas los límites que se fijan oscilarán entre 3.000 y 30.000 euros, y la distancia mínima entre establecimientos en 1.200 metros.

El nuevo reglamento faculta a las salas de bingo para acoger otras modalidades de juego, como las apuestas y las máquinas consideradas aptas para estos locales, y contempla el proceso de consulta previa sobre la viabilidad de un negocio de bingo y la vigencia indefinida de la autorización, salvo que un año después de su concesión no se haya iniciado la actividad.

El número de terminales por sala no podrá ser superior al 5% de su aforo, medido en puestos de jugador disponibles, y su capacidad debe ser de un mínimo de 150 y un máximo de 600 jugadores, salvo en el caso de los bingos asociados, con una capacidad mínima para 50 jugadores.

Los soportes y equipos utilizados deberán estar inscritos en el Registro de Juegos y Apuestas de Navarra y corresponderse con los modelos y tipos homologados.

El porcentaje de devolución en premios no será inferior al 80% y una misma empresa de juego no podrá ser titular en Navarra de más de tres bingos principales ni más de seis incluidos los auxiliares.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook