Edición Latinoamérica
23 de Septiembre de 2021

Una de las normas sentará las bases para la apertura de centros en la comunidad

España: Galicia decide regular las casas de apuestas y juegos online

(España).- Las apuestas y los juegos online en España, a pesar del razonable estado de madurez que han alcanzado, continúan refugiándose en el limbo de la alegalidad. Se mantienen al margen de una regulación, todavía inexistente a nivel nacional, y, por tanto, no pagan ningún tipo de impuestos sobre los multimillonarios beneficios que genera esta actividad.

N

inguna de las arcas públicas registra ingresos, ni por parte de los jugadores que ganan dinero, ni tampoco desde las empresas que actúan de operadoras, ya que la mayoría de éstas tienen sus sedes o servidores en terceros países, donde sí hay una normativa y por tanto son los beneficiarios de los impuestos, o están en paraísos fiscales.

El compromiso del Gobierno de España de poner coto a esta situación a través de una regulación de las casas de apuestas presenciales y también las promovidas online viene de lejos. Ahora, con la llegada de los nuevos Presupuestos Generales para el próximo año 2011, el Consejo de Ministros ha estudiado un informe sobre el anteproyecto de ley para regular el sector del juego en España, que incluye la creación de un nuevo impuesto que gravará el juego por Internet y un órgano regulador independiente de Loterías y Apuestas del Estado (LAE) que controle este tipo de actividades.

La recaudación de este nuevo impuesto será en "gran mayoría" para las comunidades autónomas, que son las que tienen las competencias del juego, aunque el Estado también recaudará una parte que le permita pagar los gastos de gestión y el órgano de regulación, según difundió el Ministerio de Economía y Hacienda.

No obstante, todavía no hay nada claro, porque por ahora el nuevo impuesto que gravará a las empresas de juego por Internet es solo un anuncio. Ni se conocen los porcentajes que baraja establecer el Ministerio, ni si afectará de igual modo a todos los juegos.

Entretanto que la acción del Gobierno central en esta materia no llega, las comunidades autónomas no se resignan más a seguir de brazos cruzados, entre ellas Galicia.

El conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, lo dejó claro en su última comparecencia en comisión parlamentaria para explicar el presupuesto de su departamento para el próximo año 2011. "Regularemos las casas de apuestas en Galicia", adelantó Rueda, y también los juegos y apuestas online, que siguen en "un vacío legal porque la Administración central sigue sin mover ficha", recriminó el conselleiro.

En todo caso, apuntó que el Gobierno gallego abordará en 2011 la regulación que le corresponda en base a sus "competencias", que "no son muchas", lamentó. En el ejercicio de las mismas, añadió el conselleiro de Presidencia, tratará de conseguir que parte de los beneficios que deriven de este sector "tengan retornos para las arcas autonómicas".

Las comunidades de Madrid y País Vasco han sido pioneras en dar el salto y regularizar la actividad en casas de apuestas físicas. Madrid ya tiene desde hace dos años una regulación del juego online, en la que se determinó que las empresas de apuestas y juego en Internet deben tener su domicilio fiscal en el territorio de la comunidad, y deben pagar un 10% de impuestos sobre las ganancias, descontados los premios. En la autonomía regida por Esperanza Aguierre ya operan estos centros de apuestas presenciales, aunque los resultados de estas experiencias son dispares.

Cataluña ha concluido ya su proyecto de ley de regulación del juego online. Aunque este borrador también obliga a las empresas a fijar domicilio dentro de la autonomía, difiere de la ley madrileña en que determina que los apostadores también deben tener domicilio fijado en la comunidad, y la publicidad se restringirá al territorio.

La Ciudad Autónoma de Ceuta también se ha sumado al camino de la regulación y ha sancionado su propia regulación del juego, en un intento por conseguir recursos provenientes de esta actividad y proteger a los jugadores que elijan Internet como plataforma para sus apuestas.

En Galicia, el juego de envite, al margen de los casinos, no está permitido, aunque bien es cierto que en la Lei do Xogo, reguladora de los juegos y apuestas en la comunidad (1985), aparece recogido. Como dio cuenta este periódico, el Gobierno gallego ya mantenía el pasado mes de febrero la puerta abierta a la posibilidad de regularizar la apertura de casas de apuestas físicas en Galicia.

Entonces la subdirectora de Xogo de la Consellería de Presidencia, Guillermina Núñez, aseguró en estas páginas que "es urgente e inaplazable la regulación de este ámbito, de forma que el juego por Internet, telefonía móvil y televisión se desarrolle con garantía, seguridad y transparencia, correspondiendo al Estado la aprobación de un marco legal" para todo el país, aunque "deberá respetar las competencias de las comunidades y garantizar un reparto proporcional de impuestos". Ahora, Rueda anuncia que la Xunta jugará su papel para que el beneficio de las apuestas quede en casa.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook