Edición Latinoamérica
14 de Junio de 2021

Castellón, España

Vendedores de lotería auguran el cierre de la mitad de los locales por la ampliación de puntos de venta

(España).- En tan sólo un mes, las ventas en las administraciones de lotería de Castellón han experimentado una caída media de hasta el 6%, una disminución que, además de a las consecuencias de la actual coyuntura económica, los profesionales atribuyen a la ampliación de los puntos de venta en el último mes.

A

principios de julio Loterías y Apuestas del Estado (LAE) modificó la normativa de venta de lotería nacional para permitir la distribución de boletos a través de la instalación de terminales electrónicos en establecimientos como estancos, cafeterías o gasolineras, entre otros, donde ya se dispensan papeletas para otros sorteos como la Bonoloto o la Primitiva.

La medida no ha sentado nada bien a buena parte de los titulares de las administraciones, que ven cómo en apenas un mes han mermado su ya complicada rentabilidad y consideran esta medida como una “inexplicable ampliación de la competencia”. Algunas asociaciones del sector creen incluso que estos nuevos terminales podrían abocar al cierre de cerca de la mitad de las administraciones que se encuentran en activo en estos momentos en la Comunitat.

“Si en España existen unas 4.000 administraciones, ahora los puntos de venta de lotería nacional superan los 10.000, lo que supone una enorme diversificación de unas ventas que se encuentran en caída desde 2008”, explicó el presidente en la Comunitat de la Agrupación Nacional de Asociaciones Provinciales de Administradores de Lotería (Anapal), José Manuel Iborra.

Según indicó, “en el caso de la Comunitat, donde hay unas 450 administraciones, más del 50% ganan ahora lo justo para cubrir los gastos, por lo que si la cosa no reflota, la mayor parte cerrarán tras el sorteo extraordinario de Navidad”.

Respecto a la situación concreta de la provincia de Castellón, Iborra detalló que “lo que salva por ahora a las administraciones es la tradición entre las gaiatas o las peñas de reservar números para vender participaciones de cara al sorteo navideño o para las fiestas de los pueblos, pero en los últimos años se viene arrastrando un descenso que en el caso de algunas administraciones ha alcanzado ya el 20%”.

El representante autonómico de la entidad también cuestionó los argumentos aportados por el Ministerio de Economía para justificar la puesta en marcha de estos terminales. “Dijeron que serviría para aumentar las ventas, pero si durante la primera semana de implantación se vendieron boletos por valor de 1,7 millones de euros, durante la segunda semana la cifra fue de 1,4 millones”.

 

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook