Edición Latinoamérica
20 de Junio de 2021

Planifica una estrategia de progreso y proyección

SFCCE impulsa la industria de las carreras de caballos en España

(España).- Después de seis meses de gestión la nueva dirección de la Sociedad de Fomento de la Cría Caballar de España (SFCCE) ha conseguido algunos logros y su objetivo es claro: planificar una estrategia de progreso y proyección de la industria de las carreras en el país.

D

urante este periodo, la sociedad ha recuperado la totalidad de sus competencias y está asumiendo algunas nuevas, como el Tribunal de Arbitraje que ya está a disposición de profesionales y propietarios y que sin duda aligerará los trámites y los costes para la resolución de los conflictos de carácter económico entre ellos. Además, la SFCCE de la mano de su presidente Manuel García Orozco, está trabajando en la unión y cohesión del sector.

Otra de las medidas ha sido la de ahorrar costes, que se han reducido un 20%, sin que ello suponga mermar las actividad de la Asociación. Además, el equipo gestor está buscando una solución al asunto de la deuda histórica que pasa, por un lado, por una renegociación de la misma con las Administraciones y, por otro, por una entrada de recursos adicionales que permitan hacer frente a esos acuerdos. Estos recursos pueden llegar de patrocinios o de explotaciones de los derechos de imagen que pudieran corresponder a la SFCCE como reguladora de la competición pero, sobre todo por el retorno que se establezca de la apuesta externa.

En este sentido, la Asociación ha trabajado duro en los últimos meses con un doble planteamiento en diversas reuniones con Loterías y Apuestas del Estado (LAE). Por un lado, el desarrollo de una legislación que permita la comercialización de las apuestas sencillas tanto en el marco on-line como off-line y, por otra parte, el necesario retorno de ingresos al sector de las carreras de caballos y la industria del p.s.i, en la línea de lo ya establecido en el Informe del Parlamento Europeo sobre la integridad de los juegos de azar y las conclusiones de la Subcomisión del Deporte Profesional constituida en el seno de la Comisión de Educación y Deportes del Congreso de los Diputados.

Tanto LAE como Hipódromo de la Zarzuela consideran que es imprescindible para el desarrollo del sector el que se produzca ese retorno. Si esto se consigue, esta industria generará un alto nivel de empleo y riqueza que le permitirá asumir la deuda histórica y dedicar recursos a la mejora de la industria de las carreras y de los profesionales.

El retorno de la apuesta externa incrementará el número de carreras y las dotaciones económicas de las mismas. Esto servirá para facilitar las condiciones de los propietarios, de los criadores y de los profesionales y para trabajar en la apertura de nuevos hipódromos, con la consiguiente generación de puestos de trabajo, mejores carreras y mejores caballos.

En Francia, el pasado 6 de abril se aprobó por la Asamblea Nacional Francesa la apertura del juego por Internet, estableciéndose en este ámbito un retorno entre el 7’5 y el 9% en un porcentaje similar al que ya se tenía establecido para las apuestas hípicas comercializadas por el PMU (8,5%), operador mundial de apuestas mutuas.

Otros de los objetivos de la SFCCE es participar activamente en la fundación de la Federación Euro-mediterránea, uno de cuyos fines es la armonización de las normativas que afectan a las carreras de caballos en Europa y específicamente el del retorno de la apuesta, que ya se ha convertido en Directiva Comunitaria y así lo ha contemplado la legislación francesa sobre el juego que acaba de ver la luz. La legislación española, que está en sus últimos trámites y en cuya elaboración se ha oído la voz de la SFCCE, también va en esa línea.

La industria de las carreras de caballos en España tiene una importante capacidad para generar empleo. De hecho, por cada caballo en entrenamiento se generan cinco puestos de trabajo entre empleo directo e indirecto en todos los segmentos desde la cría a la restauración. En Francia ese ratio es superior y alcanza casi ocho puestos por caballo. Según el estudio de European Pari Mutuel Association, se estima que en el país vecino el sector da trabajo a unas 70.000 personas, con 9.000 caballos en entrenamiento. En España hay algo menos de 1.000 caballos en entrenamiento y un importante potencial de crecimiento.

 

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook