Edición Latinoamérica
16 de Julio de 2019

Lo hizo el secretario del Departamento de Hacienda

Puerto Rico: advierten que revocarán las licencias de los negocios que operen slots alteradas

(Puerto Rico).- El secretario del Departamento de Hacienda, Juan Carlos Puig, advirtió a los operadores de máquinas tragamonedas que de continuar la práctica de alterarlas para pagar premios, las confiscarán, serán multados y podrían perder todas las licencias de rentas internas para la venta de bebidas alcohólicas y cigarrillos.

P

uig reaccionó así a las denuncias de Rafael Hernández Cañete, presidente de la Unión de Asociaciones de Máquinas de Entretenimiento, diciendo que los agentes de Rentas Internas van a "inspeccionar los salones de juego y una vez encuentran todo en orden, deciden llevarse todos los equipos, porque son ilegales".

"Si él nos autoriza a operarlos y nos vende las patentes, ¿por qué son ilegales?”, cuestionó Hernández.

Puig dijo que "el cliente (dueño de las máquinas) viene y paga sus derechos anuales, se le vende el marbete que es de U$S 2.250 para máquinas de entretenimiento para adultos porque nos certifican que no tienen dispositivos para borrar créditos o acumular créditos adicionales, pero cuando vamos a inspeccionar encontramos que se los pusieron luego. Eso las hace ilegales y por eso se incautan, se verifican y se confiscan".

Añadió que el Código (de Rentas Internas) dispone que se impongan U$S 5 mil de multa por cada máquina y confiscarla administrativamente y procesarlo (al dueño) criminalmente en el tribunal, "pero eso no lo hemos hecho porque inundaríamos los tribunales".

Sin embargo, el Secretario de Hacienda indicó que "la Ley dispone que el que esté en la actividad (de máquinas alteradas para dar premios) hay que revocarle todas las licencias de rentas internas para la venta de bebidas alcohólicas y cigarrillos en carácter permanente. Lo voy a comenzar a hacer, porque le dimos tiempo".

Puig señaló que se están revisando todas las intervenciones realizadas desde el 1 de enero de este año para decidir si se revocan las licencias.

"El que se encuentre que violó la Ley se expone a eso, no va a poder tener licencias (para siempre)", advirtió Puig, tras explicar que las máquinas que dan premios son de azar y sólo pueden estar localizadas en casinos.

De hecho, relató que algunos comerciantes tienen "máquinas dobles, con dos pantallas, dos teclados y pagan una sola licencia, pero si la pueden jugar dos personas a la vez, son dos máquinas y las alteran para que se jueguen por separado".

En otras ocasiones, según Puig, ofrecen tarjetas prepagadas a los consumidores para que las inserten en las máquinas y luego reclamen el premio con la misma.

"En Puerto Rico hay sobre 60.000 máquinas, pero registradas como 9.000. Para este año han pagado U$S 18,2 millones en marbetes, las demás tienen licencias falsificadas o no tienen y seguiremos con los operativos sea por quejas de clientes o por confidencias que recibamos", precisó el Secretario de Hacienda.

 

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook