Edición Latinoamérica
17 de Junio de 2021

El público se vuelca paulatinamente a los juegos por Internet

En España crece el juego online y se retraen las apuestas tradicionales

(España).- Entre enero a agosto del 2009, los casinos vieron reducida su facturación un 31%. En las mesas de juego se movieron 2.156 millones de euros, casi 1.000 millones menos que en los ocho primeros meses de 2008, pero las partidas virtuales están en alza, pese a que se mueven en una gris zona legal.

E

l sector del juego privado contribuyó en 2008 con casi 2.000 millones a los presupuestos autonómicos, y da empleo a 50.000 personas en toda España. Además supone más del 62% de la tarta del juego, otro 31% corresponde a Loterías y Apuestas del Estado y el 6,5% a la ONCE. Cabe destacar que en el marco de las apuestas, el gasto en juego duplica el destinado a I+D. En conjunto, el gasto en juego público y privado ascendió a 32.309 millones de euros, más del doble que la cifra invertida en I+D que fue de 14.701 millones en 2008.

Casi un 45% de los jugadores españoles prefieren las slots, uno de cada diez prefiere el casino y un porcentaje en torno al 7% el bingo. De 2007 a 2008, los casinos han reducido sus ventas un 10,34% a pesar la de inauguración del Gran Casino de Castellón, del grupo Orenes.

Los bingos han perdido un volumen de juego de casi el 8%, mientras que las máquinas tragamonedas subieron casi un 15%, pero en los ocho primeros meses de 2009 recaudaron casi un 11% menos.

Los empresarios de bingos se quejan de "la absoluta marginación en la que se ven sumidos en materia fiscal" con casi un 61% de su margen destinado a tributos, mientras que las apuestas deportivas pagan un 10% y los casinos aproximadamente un 30%. Además sufren el ataque directo del juego online.

El volumen de juego remoto es de 11.000 millones de euros en todo el mundo, un 5,4% del total del mercado del juego que asciende a 245.000 millones, aunque se calcula que puede alcanzar el 6,7% en el 2012 pese a que los casinos online están prohibidos en Estados Unidos.

Las páginas de juego y apuestas son las que marcan una curva ascendente y sostenida desde 2005 a 2008, con un crecimiento del 400%. Algunos estudios cifran en 3 millones los europeos asociados al juego online.

La mayoría de las empresas líderes en juego remoto han comenzado su andadura sin una experiencia en el mundo del juego tradicional como Bwin, 888, Party Gaming, Sportingbet, BetFair, BetFred, Bet365, Unibet, Miapuesta o Eurobet. Su estrategia pasa por alianzas con operadores locales de juego físico, como las firmadas entre Harrah's y 888 o la unión de PartyGaming y la empresa catalana Cirsa.

También han alcanzado notoriedad con los patrocinios deportivos, ya que Bwin ha estampado su logo desde 2007 en las camisetas del Real Madrid y 12bet patrocina esta temporada al Sevilla.

Ahora los casinos online son alegales en España, una situación que cambia en el anteproyecto de la Ley del Juego. La nueva regulación pretende gravar fiscalmente esta actividad, lo que podría reportar 100 millones de euros anuales a Hacienda, de los 200 que factura el sector.

Se espera que la ley regule las apuestas por Internet, móvil, televisión interactiva o cualquier otro soporte tecnológico, y que entre en vigor en 2012, antes de que termine esta legislatura.

La Asociación Española de Apuestas por Internet ha pedido que la nueva legislación sea "atractiva", lo que incluye tasas "que no sean muy fuertes". De momento, la Liga de Fútbol Profesional ha reclamado su parte de la tarta de las apuestas deportivas online, aunque ese punto dependerá también de la futura Ley del Deporte.

De las 37 casas que ofrecen sus servicios en España, sólo cinco controlan el 86% de la cuota del mercado español de las apuestas deportivas virtuales. Se trata de Miapuesta, Bwin, Betfair, Bet365 y Unibet, que suelen operar con licencia de otros territorios como Malta o Gibraltar con menor carga fiscal.

El perfil del jugador online en España es el de un hombre, casado o con pareja, con estudios secundarios o superiores, el 60% son universitarios, que empezó a jugar con 22 años y ahora tiene 33. Este ciberjugador apuesta unos 400 euros semanales, se conecta dos horas al día a las páginas de casinos virtuales y juega al póquer o realiza apuestas deportivas.

La asociación “Vida Libre” de afectados por la ludopatía alerta de que el número de jugadores patológicos por Internet aumenta y son cada vez más jóvenes, en general, su situación laboral es activa y trabajan en el sector servicios, además suelen ser compradores compulsivos y abusar de los videojuegos.

El juego online experimenta un crecimiento de más de un 100% anual, lo que supone doblar sus cifras de un año al siguiente. Algunos de los factores que explican su expansión son la facilidad de acceso al juego en la red, la amplia oferta y la sensación de intimidad por ser una actividad solitaria y anónima.

Otro gancho de los casinos virtuales es que algunas apuestas iniciales son gratuitas, ya que se nutren de la publicidad, además al tratarse de dinero virtual, el jugador no da importancia al hecho de apostarlo y perderlo. 

 

 

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook