Edición Latinoamérica
21 de Junio de 2021

Debido al traslado del casino de Mallorca

Las Baleares dejarán de percibir 21 millones de euros en impuestos de juego

(España).- A las arcas de Baleares dejarán de ingresar más de 21 millones de euros tributados por las salas de juego, los bingos y las máquinas instaladas en bares y restaurantes, en caso de que se traslade el Casino de Mallorca (Calvià) al centro comercial Porto Pí, en Palma, según advirtió ayer el adjunto a la presidencia de la Asociación de Empresarios de Salones Recreativos de Baleares (Sareiba), Miquel Àngel Riera.

E

n declaraciones a Europa Press, Riera recordó que los sectores del juego recaudan anualmente el 90% de los impuestos que paga el juego privado en Baleares (53 millones de euros), por lo que si se traslada el Casino de Calvià a Palma, "esta aportación a las arcas de la Comunidad Autónoma se limitará a entre 32 y 35 millones de euros".

Asimismo, Riera señaló que esta decisión puede suponer la pérdida de entre 400 y 500 empleos de los 2.000 existentes en el sector del juego, al tiempo que también podría provocar el cierre de la mitad de los siete bingos existentes en Palma, y de 20 a 25 salones recreativos de los 60 actualmente operativos en la capital balear.

Ante tal situación, anunció que las ssociaciones del sector en Baleares (Acomam, Asba, Aesbi y Sareiba) presentarán un recurso ante el Tribunal Contencioso Administrativo, en caso de que la Dirección General de Interior no deje sin efectos la resolución que aprobó el pasado 23 de diciembre de 2009, por la que se autoriza el traslado del Casino de Mallorca al Centro Comercial Porto Pí.

Así, las citadas entidades que representan a los salones de juego recreativos, los bingos y las máquinas recreativas instaladas en bares y restaurantes, consideran que esta resolución es "nula de pleno derecho" y, por ello, anunciaron la presentación de un recurso de reposición ante la Dirección General de Interior que, en caso de rechazarse, será presentado como recurso contencioso-administrativo.

"La Dirección General de Interior no ha sido consciente del impacto económico que supone el traslado del Casino de Mallorca", remarcó Riera, a la vez que señaló que la resolución se aprobó sin tener en cuenta los informes preceptivos que solicitó a la Conselleria de Turismo y que revelan que "no existe necesidad turística de trasladar esta infraestructura".

Así, consideró que este elemento puede ser "decisivo" para que el director general de Interior, Sebastià Amengual, "reconsidere" la citada resolución, teniendo en cuenta que el Casino de Mallorca "aún no ha gastado un euro" para llevar a cabo el traslado a Porto Pí, "donde podría comenzar a funcionar en 2011, tras obtener los permisos municipales y resolverse los recursos judiciales".

"No se puede marginar de esta manera a la gran mayoría de las más de 300 empresas del sector del juego en beneficio del Casino de Mallorca, que es una sola empresa", remarcaron las citadas asociaciones en un comunicado conjunto en el que recordaron que a lo largo del expediente del traslado del Casino de Mallorca, han alegado que esta decisión se debería haber llevado a cabo "en el marco de la convocatoria de un concurso público y, siempre, una vez aprobada la Ley del Juego, cuyo proyecto está a las puertas del Parlament".

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook