Edición Latinoamérica
02 de Diciembre de 2020

Hoy en día hay poco lugar para el crecimiento del mercado en el país

Operadores de casinos chilenos buscan oportunidades para invertir en la región

(Chile).- Con 15 casinos licitados en operación, tres en construcción y otros siete bajo concesión municipal, el mercado chileno deja poco espacio para el crecimiento. Para expandirse, operadores locales e internacionales presentes en Chile ya miran fuera de las fronteras.

H

oy sólo Enjoy -que opera siete salas de juegos en Chile- tiene presencia internacional: un casino que ya tiene un tercio del mercado de Mendoza (Argentina) y una licencia en Croacia, donde tiene un establecimiento de menor tamaño. Por ahora, Enjoy prioriza por la consolidación y no mira nuevas plazas.

Sí lo hace otro grupo chileno. De la mano del fondo canadiense Clairvest, con la que opera Marina del Sol, en Talcahuano, la familia Imschenetzky, prepara su internacionalización. "Estamos viendo otras oportunidades fuera de Chile", dijo el vicepresidente del grupo Valmar, Nicolás Imschenetzky. "Estamos en negociaciones. Algunas están avanzadas", dice el empresario. Todas ellas en América Latina.

Los planes de Valmar también se ubican en Chile. El grupo quiere sumar. Pero Valmar agregará nuevas plazas en Chile y pidió autorización a la Superintendencia de Casinos para ingresar a Osorno y Calama, donde ya está Clairvest. "Estamos generando una estructura tipo holding para hacernos cargo", comentó Imschenetzky.

El grupo Fischer -que maneja los casinos de Iquique, Temuco, Valdivia y Punta Arenas y, junto a Enjoy, Puerto Varas- también trabaja su expansión al exterior. Según Claudio Fischer, presidente ejecutivo del grupo, la tarea está a medio andar. "Estamos en Perú a través de Advance Gamming, una compañía que opera alrededor de mil máquinas de juegos en Lima". La legislación peruana autoriza los casinos y salas de juegos que tienen máquinas tragamonedas, pero no mesas de póquer u otros sistemas similares de apuesta con fichas y crupier.

Los Fischer harán una apuesta mayor por Perú. "Estamos evaluando aumentar nuestra participación, para lo cual existen conversaciones con diferentes actores de la región. Estamos viendo alternativas y prospectando la industria para ampliarnos y operar salas propias y casinos".

Los extranjeros que están en Chile también evalúan la región. Los franco-argentinos de IGGR, socios en Monticello, comenzarán en diciembre la construcción de un casino en Costa Rica y están en otro proceso similar en Ecuador, dijo Francis Raineau, presidente de IGGR Chile. Los austriacos Novomatic, también en Monticello y con operaciones en Perú, tienen algo en el radar: "Estamos mirando, pero es muy temprano para decir algo", afirmó el director gerente, Jens Halle.

La argentina Ivisa, que opera en San Antonio, está abriendo una nueva sala en San Juan (Argentina) y quiere un casino en Perú, informó Gabriel Rosenzvit, presidente del grupo.

El plan más agresivo es el de Egasa: "Tenemos tres proyectos de casino en Colombia, dos en Medellín y uno en Barranquilla. Tenemos otro para Lima y uno en Panamá, con un hotel que será operado por Ritz Carlton", contó José González, su presidente.

"Queremos consolidar nuestras inversiones en Chile y, una vez cumplido ese objetivo, proyectar inversiones en Argentina, Uruguay y Brasil", dijoe Marcelo D'Amato, vicepresidente de desarrollo corporativo de Latin Gaming, hoy en Osorno, Calama y Arica.

Los españoles de Egasa -que manejan el casino de Copiapó- tienen un millonario proyecto para Arica, donde ya funciona el casino bajo concesión municipal operado por Latin Gaming.

Según el presidente del grupo hispano, José González, amparados por la Ley Arica, que permite la instalación de varias salas de juegos, siempre que vayan ligadas a proyectos turístico integrales, Egasa invertirá U$S 80 millones, "aunque quizás me quede corto, en la construcción de un resort, cuatro edificios de departamentos de 450 viviendas, un hotel 5 estrellas de casi 130 habitaciones y un casino similar al de Copiapó".

El proyecto que incluye además una torre de 8 mil metros cuadrados de oficinas en 12 pisos de plantas libres, boulevard comercial y centro de eventos, ya fue presentado a la municipalidad y está aprobado su anteproyecto. La construcción de la primera etapa -un edificio de departamentos y de oficinas- partiría durante el segundo semestre del próximo año y ya en 2011 comenzaría el resto del complejo, incluido el casino boulevard y hotel.

El complejo se denomina Arica City Center y se ubicará donde hoy funciona el Hotel El Paso.

Por otro lado, aunque Brasil no permite la instalación de casinos, ello podría cambiar. Una comisión de la Cámara de Diputados de Brasil aprobó hace unos días la regulación del funcionamiento de casinos y bingos. Según la propuesta, la instalación de salas de juegos se limitará al norte, nordeste y centro-oeste del país. Francis Raineau, de IGGR, dice que "Brasil es un mercado codiciado por los actores de la industria del juego y nos interesa siempre y cuando la ley sea clara”.

“Brasil ha estado en nuestra agenda en los últimos 21 años y parece haber algo más concreto este año", dice Jens Halle, de Novomatic.

Por otro lado, Enjoy dice que Brasil es atractivo para cualquier negocio, pero que es aventurado pronunciarse sin una reforma concreta.

 

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook