El gobierno pretende aumentar la recaudación fiscal

Un alza en los impuestos frenaría el crecimiento del juego en México

(México).- Una propuesta del Gobierno mexicano para duplicar los impuestos que cobra a las firmas de juegos de azar en el país pararía el crecimiento del sector y causaría miles de despidos, dijo el martes un representante del negocio.
02-09-2009
Tiempo de lectura 1:26 min
(México).- Una propuesta del Gobierno mexicano para duplicar los impuestos que cobra a las firmas de juegos de azar en el país pararía el crecimiento del sector y causaría miles de despidos, dijo el martes un representante del negocio.

El Gobierno del presidente Felipe Calderón busca aumentar su recaudación fiscal y una de las estrategias que podría incluir en el plan del presupuesto para el 2010, que debe presentar en los próximos días al Congreso, es llevar al 40 por ciento la tasa del impuesto que cobra a las salas de juego.

Pero esa propuesta podría forzar al sector a cancelar sus planes de expansión y a despedir a miles de empleados, dijo en una entrevista el presidente de la Asociación de Permisionarios de Juegos y Sorteos, Alfonso Pérez Lizaur. "Si llevaran el IEPS (Impuesto Especial sobre Productos y Servicios) del 20 al 40 por ciento matan a la actividad, no hay forma de que nadie lo pueda pagar", dijo.

Adicionalmente, la medida podría llevar a la industria a despedir a cerca de la mitad de sus 40.000 trabajadores, sólo para tratar de mantenerse a flote, agregó el representante de la industria.

El negocio de los juegos de azar en México se compone principalmente de salas de juegos electrónicos, bingos, loterías y apuestas deportivas. Pero los juegos tradicionales de casino -como juegos de cartas- son legales sólo en las ferias estatales de algunas partes del país.

México recauda por sus principales tributos, el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto sobre la Renta (ISR) cerca de un 9 por ciento de su Producto Interno Bruto, contra un 15 por ciento para el resto de Latinoamérica.

El sector del juego en México, que según Pérez Lizaur representa unos 1.000 millones de dólares anuales en términos de ingresos, está dominado por empresas como CIE, la gigante de medios Televisa y Caliente, que no cotiza en la Bolsa.

Pérez Lizaur dijo que si el Gobierno lograra controlar el juego ilegal en el país, podría cobrarle impuestos a otros cerca de 300 millones de dólares anuales.

"Si el Gobierno hiciera un esfuerzo de fiscalización de ese negocio de ilegales (...) tenemos 300 millones de dólares que hoy no son gravados", dijo Pérez Lizaur.

 

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS