Edición Latinoamérica
18 de Septiembre de 2019

Mireya Moscoso habría entregado una concesión directa y gratuita a Silver Cup Gaming

Implican a la ex presidenta de Panamá en un negociado de casinos

(Panamá).- La ex presidenta panameña Mireya Moscoso entregó en 2002 una concesión directa y gratuita a la empresa Silver Cup Gaming, que explota en Panamá siete salas de máquinas tragamonedas y agencias de apuestas de juego, denunció el diario local La Prensa.

D

e acuerdo con la publicación, Silver Cup Gaming no pagó ni un centavo al Estado, según información divulgada por la Junta de Control de Juegos, a la que accedió La Prensa a través de la Ley de Transparencia, que ha servido para averiguar la operación avalada por Moscoso el 20 de febrero de 2002.

El escándalo fue revelado por la Unidad de Investigación del rotativo y se produce en medio de ataques en contra de ex presidentes y ex funcionarios vinculados al negocio de casinos. La campaña de denuncias es encabezada por el presidente de la república, Ricardo Martinelli, quien ordenó la revisión de antiguos contratos, por presuntos fraudes e irregularidades.

La Prensa recordó que la licencia para operar Silver Cup Gaming, fue solicitada el 6 de noviembre de 2000 por la multinacional Cirsa, a través de su filial local. La compañía aseguró que tenía el 100 por ciento de las acciones al momento de pedir la concesión.

Sin embargo, el 12 de junio de 2003, después de conseguir la aprobación del órgano Ejecutivo, CIRSA Panamá se desprendió del 50 por ciento de Silver Cup Gaming, que vendió a cinco sociedades panameñas. Cada una de ellas se quedó con el 10% de la empresa, a cambio de U$S 2.000.

La Prensa advirtió, además, que el actual viceministro de Gobierno y Justicia, Alejandro Garuz, recibió dinero de una de las sociedades dueñas de Silver Cup Gaming.

Garuz ocupó el cargo de director del Servicio de Protección Institucional (SPI), responsable de la custodia presidencial, durante el gobierno de Moscoso, y obtuvo fondos de la sociedad Horamar Finances Corp., puntualizó el rotativo.

Según documentación suministrada por la Junta de Control de Juegos, el único "accionista" de esa sociedad, que dispone del 10% de Silver Cup Gaming, es Luis Chow Kai, una persona sin ningún vínculo con la industria de casinos y juegos de azar.

Al respecto, Garuz declaró que conoce a Chow Kai, pero negó que tenga acciones en Horamar Finances Corp. Asimismo, comentó que renunció a la asesoría me la empresa el 14 de junio, dos semanas antes de asumir este año el cargo en el gobierno de Martinelli.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook