Dos de ellas fueron clausuradas

México: sancionaron a seis salas de juego

13-07-2009
Tiempo de lectura 2 min
(México).- Seis salas de juego que operan en la capital de Puebla fueron sancionadas con multas de entre 15 y 20 mil pesos (U$S 1.109 – U$S 1.479), así como la clausura temporal en dos caso, por carecer de licencia de funcionamiento durante 2009, permisos en regla para venta de bebidas alcohólicas y programas de protección civil entre otras irregularidades.

Los establecimientos cerrados fueron las sucursales de Caliente en Plaza Dorada y Galería Las Ánimas, mientras que los giros que sólo se hicieron acreedores a sanciones económicas fueron Play City, Cash, Winpot y Yak, por presentar faltas al reglamento de giros comerciales.

 

Cabe señalar que el pasado 23 de marzo el casino Winpot, propiedad del empresario Ricardo Henanine, ubicado al interior del Hotel City Express de Plaza La Noria, y el casino Yak, fueron reprendidos.

 

El primero fue multado con 51 mil pesos (U$S 3.773) por carecer de dictamen de medidas preventivas y plan de contingencia en caso de incendio. El segundo fue clausurado temporalmente por venta de bebidas adulteradas.

 

Sergio Olalde Aguado, director de Operativos del Departamento de Normatividad Comercial, dijo que en el caso de los establecimientos Caliente, que fueron clausurados, sus encargados pagaron las multas y tienen 15 días para subsanar irregularidades como falta de licencia de funcionamiento renovada para 2009, misma que les permite operar en regla como centros de entretenimiento con venta de alimentos y bebidas.

 

En el caso de los giros que únicamente recibieron multas, Play City carecía de un programa interno de protección civil y de carta de antecedentes no penales de su personal. Mientras tanto, Cash no tenía licencia como centro de entretenimiento y también carecía de la carta de antecedentes no penales, pero no fue clausurado porque tenía licencia aunque no con el giro adecuado.

 

En esta lista, al Winpot le faltaba la carta de antecedentes no penales de su equipo de trabajo, y el Jack de Plaza Palmas carecía de un programa interno de protección civil: “hubo disposición de los particulares para que hiciéramos la revisión”, apuntó Olalde Aguado.

 

El funcionario aseguró que las irregularidades en los casinos van en descenso desde noviembre del año pasado y que, luego de estas visitas, ninguno opera fuera de la ley en Puebla: “hacemos operativos permanentes en centros de entretenimiento tanto en los que venden como en los que no venden bebidas alcohólicas”.

 

Las razones para clausurar uno de estos negocios están ligadas principalmente con el consumo de bebidas alcohólicas. Si los particulares venden alcohol sin permiso, si hay menores de edad consumiendo alcohol, si no tienen licencia de funcionamiento en orden se procede con la clausura.

 

En caso de encontrarse un giro no adecuado, si faltan permisos programas obligatorios para Normatividad entonces sólo ameritan sanción.

 

Desde la llegada de Sergio Olalde a la dirección de Operativos, en agosto del año pasado, hasta el momento suman 150 giros comerciales clausurados, principalmente por venta de bebidas alcohólicas sin permiso, falta de licencia y dictamen contra incendios, falta de programas internos de protección civil, y por carecer de refrendos y permisos de uso de suelo.
Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS