Edición Latinoamérica
19 de Septiembre de 2019

Desde 1994, ha seguido mejorando sus modelos legales y regulatorios

Antigua mejora los protocolos de cumplimiento de juego online

(Antigua).- La nación caribeña de Antigua y Barbuda ha desplegado un nuevo y moderno programa de monitoreo para licencias como parte de su marco de licencias de juego online.

L

a pequeña nación soberana se convirtió en la primera jurisdicción en autorizar a los operadores de juego online en 1994 y ha continuado mejorando sus modelos regulatorios y legales.

Con la supervisión del Directorio de Juego Offshore, una rama de la Comisión Regulatoria de Servicios Financieros (FSRC), el nuevo programa para licenciatarios impulsa a los sistemas de información y las técnicas de auditoría asistidas por computadora específicas de la industria (CAAT) para monitorear en forma activa los complejos negocios y asegurarse de que todos los requisitos de cumplimiento sean controlados y satisfechos.

Los requisitos de cumplimiento incluyen los criterios del Departamento de Cultura, Medios y Deportes de Gran Bretaña, cuando la jurisdicción caribeña recibió el estado de "lista blanca" en noviembre pasado. Esta designación reconoció al Directorio de Juego Offshore la autorización y el control y le brindó a los licenciatarios de juego online de Antigua un estatus preferencial para permitirles publicitar libremente sus servicios de juego en Gran Bretaña.

"Consideramos el criterio de "lista blanca" solamente como el umbral mínimo", dijo Kaye McDonald, Director de Juego para Antigua y Barbuda. "Nuestro objetivo no es simplemente satisfacer los requisitos mínimos sino también trabajar junto con nuestros licenciatarios para fijar la meta más alto a través de la implementación continua de las mejores prácticas. El nuevo programa de monitoreo no fue desarrollado en forma aislada; es el producto de la colaboración activa con nuestros licenciatarios".

Todos los licenciatarios de juego online están sujetos a los mismos requisitos rigurosos de cumplimiento, incluyendo un estricto control de lavado de dinero a las instituciones financieras y los protocolos de conocimiento de los clientes. El cumplimiento es validado por medio de auditorias externas, mientras que se requiere que todos los licenciatarios contribuyan al Fondo de Investigación y Educación sobre Juego Responsable y Adicción al Juego (GAREF) como condición para la licencia.

"En Antigua, históricamente hemos liderado el camino con respeto, y asegurando la justicia para el jugador, previniendo los fraudes y delitos financieros. Estamos orgullosos de nuestra experiencia regulatoria pero, como los desafíos y oportunidades en la industria siguen evolucionando, también debe hacerlo la sofisticación del marco regulatorio", agregó McDonald.

 

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook