Edición Latinoamérica
03 de Diciembre de 2020

Dentro de las próximas dos semanas se reúnen siete alcaldes

Se arma un frente común por los ingresos de los casinos chilenos

(Chile).- Un verdadero frente común de "ataque" es el que han formado los alcaldes de las siete ciudades con casino en Chile y que en el 2015 perderán esta importante fuente de ingresos, una vez que se extinga la vigencia de la ley que los rige.

E

sto último, a instancia de la jefa comunal de Viña del Mar, Virginia Reginato, quien está convocando a este movimiento para combatir lo que, estratégicamente, ha propuesto que se baraje bajo el concepto de una "expropiación". No es poco lo que está en juego, ya que el municipio viñamarino subsiste en un 40 por ciento por los ingresos que le reporta la casa de juegos. Lo mismo pasa con el municipio de Pucón.

 

En las próximas semanas, en una fecha a establecer, los alcaldes de Coquimbo, Oscar Pereira; Arica, Waldo Sankan; Iquique, Myrta Dubost; Pucón, Edita Mansilla; y Puerto Natales, Fernando Paredes, viajarán a Viña del Mar para esta importante reunión cumbre.

 

La encargada de armar el frente ha sido la alcaldesa Reginato quien, personalmente, se dedicó en las últimas semanas a llamar por teléfono a cada uno de sus seis colegas, invitándolos a sumarse.

 

La respuesta no se hizo esperar y están casi todos comprometidos y entusiasmados. Y en buena hora, porque la ley de Casinos entró a regir en el 2005 y, hasta ahora, nadie había reaccionado. Así las cosas, les quedan seis años y ocho meses para conseguir una tarea difícil.

 

Una ofensiva por la vía judicial para tratar de instalar la premisa de que dejar a estas siete ciudades sin sus respectivos casinos es una "expropiación de carácter inconstitucional" y, por una segunda vía legislativa, para intentar modificar la ley 19.995. La norma considera que a partir del 2015 se entenderán derogados los permisos o concesiones que les han permitido tener casas de juego.

 

"He llegado al convencimiento que la ley de Casinos, de continuar vigendo en los términos en que se encuentra dictada, nos expropia nuestra principal fuente de ingresos", expresó Reginato.

 

"En lo que respecta a Puerto Natales, para nosotros el casino es gravitante y, a partir del 2016, porque la ley nos permite tenerlo hasta el 31 de diciembre del 2015, tendríamos la pérdida de los dos tercios de los ingresos que nos llegan hasta ahora. Me llegó la invitación de la alcaldesa de Viña y, por supuesto, desde ya, me sumo a lo que podamos hacer como grupo", sostuvo el alcalde Fernando Paredes.

 

Una opinión similar esbozó el jefe comunal de Arica, Waldo Sankan, quien advirtió que aunque los ingresos no son tan relevantes como los de Viña, ya que en su municipio el 5 por ciento viene del casino, "no podemos perder estas fuentes de recursos sin dar la pelea. Estoy esperando que la alcaldesa me diga cuándo viajar".

 

Por su parte, la alcaldesa de Pucón, Edita Mansilla, está con pintura de guerra. "Me voy a sumar de todas maneras a esta reunión. Tenemos demasiado que perder. El 40 por ciento de nuestros ingresos vienen del Casino y no se nos compensa a partir del 2015". "Creo que vamos a dar una buena pelea", prosiguió.
¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook