Edición Latinoamérica
30 de Julio de 2021

La empresa debe más de U$ 5,6 millones acreedores sin garantía

Progressive Gaming International se presenta en bancarrota

(Estados Unidos).- Progressive Gaming International, que vendió sustancialmente todos sus activos a International Game Technology en una ejecución en enero, se presentó formalmente en bancarrota esta semana.

L

a empresa, que brinda sistemas de juego y otra tecnología a casinos, debe más de U$S 5,6 millones a acreedores comunes, de acuerdo a un informe presentado el lunes ante de Corte de Bancarrota de los Estados Unidos en Nevada. Progressive Gaming dijo que tenía activos por U$S 263.600.

La mayor cantidad reclamada por un acreedor común es de U$S 1 millón, a Hasbro Inc., proveniente de un litigio que la empresa de juguetes tuvo con Progressive en 2007. Principalmente, la deuda de Progressive es por servicios profesionales, como abogados, contadores y consultores, así como otros gastos corporativos. IGT tiene reclamos por U$S 322.000, Harrah’s Entertainment por U$S 101.000 y Gaming Laboratories International por U$S 244.000.

Todos los miembros de la junta de Progressive Gaming están anotados como acreedores comunes, reclamando pagos de entre U$S 2.000 y U$S 21.000. La junta de la empresa votó el 26 de enero para ser liquidada. La firma fue forzada a una ejecución de sus bienes cuando no pudo cumplir con el plazo de un pago en enero, por U$S 17 millones, que debía a Private Equity Management Group de Irvine, California.

IGT adquirió el grueso de los activos de la emrpesa para un precio cerrado y planeaba fusionar las operaciones globales de Progressive Gaming con sus oficinas. IGT le había prestado a Progressive U$S 15 millones en agosto pasado a través de una nota convertible. Las empresas tenían otros acuerdos conjuntos en relación a la tecnología.

Al momento de la ejecución, Progressive Gaming poseía patentes para sistemas de administración de casinos que estaban conectados a 70.000 slots en todo el mundo. La empresa ganó ingresos a través de la venta de software y hardware asociado con los acuerdos de sistemas y mantenimiento.

Progressive Gaming se formó en 1986 como Mikohn Gaming Corp. La empresa vendió su negocio de slots y de mesas para juego y se convirtió en una empresa dedicada solamente a la tecnología de juego, pero nunca llegó a recuperarse de la crisis financiera de 2007. Su precio por acción cayó casi el 75 % y saldó U$S 200 millones en capitalización de mercado.

La mayoría de los principales gerentes de Progressive Gaming dejaron la empresa en otoño pasado. De acuerdo al último informe financiero trimestral, Progressive tuvo pérdidas por U$S 63,6 millones para los tres meses finalizados el 30 de septiembre pasado, sobre ingresos de U$S 13,7 millones.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook