Edición Latinoamérica
12 de Junio de 2021

Por la falta de crédito y los problemas financieros que atraviesa

Harrah’s paraliza el proyecto en Ciudad Real, España

(España).- La empresa inversora, la norteamericana Harrah's, paralizó su proyecto de Ciudad Real por la falta de crédito y los problemas financieros que atraviesa, ya que la crisis financiera ha succionado la liquidez de la empresa justo cuando afrontaba un ambicioso plan de expansión internacional.

L

os malos momentos de la firma van a tener consecuencias en su proyecto más emblemático en Europa, El Reino de Don Quijote, en Ciudad Real, un casino idéntico al Caesars Palace de Las Vegas, que iba acompañado de cinco hoteles de cuatro y cinco estrellas, un centro comercial de lujo, un balneario asiático, tres campos de golf y 9.000 viviendas.

Las máquinas continúan los movimientos de tierra pero lo único tangible de El Reino de Don Quijote es un campo de golf de nueve hoyos y un pequeño restaurante levantado con material prefabricado. No hay nada más en las 1.250 hectáreas de paraje natural que abarca el desarrollo.

La espina dorsal del proyecto es el casino, inspirado en el Caesars Palace de Las Vegas, pero Harrah's ya ha anunciado que su ejecución, en la que según algunas fuentes lleva invertidos alrededor de 38 millones de euros, está completamente paralizada. La firma cuenta con todos los permisos municipales -el PGOU se aprobó el pasado febrero- pero no con la financiación necesaria.

De hecho, la empresa, la segunda más importante del sector del entretenimiento en Estados Unidos, sólo por detrás de Disney, tiene invertidos 3.000 millones de euros en swaps, instrumentos financieros afectados por la crisis, a los que acecha la sombra de las hipotecas subprime. Además, no encuentra compradores para los 1.500 millones de euros de deuda que ha puesto en venta y el miércoles se supo que los ingresos de los casinos han caído en Las Vegas un 26% en el último año, a consecuencia de la crisis.

La multinacional estadounidense firmó un acuerdo en 2005 con los promotores españoles de El Reino de Don Quijote, entre los que se encuentran Avantis y Caja Castilla-La Mancha, para participar en la sociedad y levantar uno de sus lujosos casinos a 200 kilómetros de Madrid.

Hasta antes del verano, las previsiones fijaban la inauguración del complejo para 2010, con una inversión total de 700 millones de euros y la creación de 11.000 puestos de trabajo en Castilla-La Mancha. Sin embargo, ninguna de las grandes actuaciones ha comenzado.

Fuentes cercanas a Harrah’s responsabilizan de la paralización a la situación económica, pero recalcan que la implicación de la compañía en El Reino es máxima y que el casino acabará levantándose.

Combinado con el otro gran proyecto de la provincia, el Aeropuerto Central de Ciudad Real, que empezará a operar de forma inminente, los empresarios locales esperaban que El Reino estimulara la inversión y la llegada de turistas.

Arturo Mesa, presidente de la CEOE de Ciudad Real, todavía no pierde la esperanza. “Es un proyecto serio que cuenta con todo el respaldo de las administraciones y con las licencias requeridas. De la mano del aeropuerto es un proyecto vital para la provincia que tarde o temprano se hará”, defiende Mesa. Más vale, porque en este caso, como pierda la banca van a ir detrás los jugadores.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook