Edición Latinoamérica
26 de Julio de 2021

El CEO de AGA señaló sus opiniones en la materia en el marco de la crisis económica

G2E: los ingresos se desploman en doce estados con casinos de los Estados Unidos

(Estados Unidos).- Los ingresos de juego en los 12 estados con casinos en los Estados Unidos cayeron un 2,5 % durante los primeros nueve meses de 2008 y la tendencia empeora a medida que progresa el año.

E

se es el sombrío panorama presentado por el CEO de AGA, CEO Frank Fahrenkopf Jr., durante la serie de conferencias realizadas en el marco de la feria G2E, que tuvieron lugar en el Centro de Convenciones de Las Vegas.

Fahrenkopf dijo que la mayoría de las sesiones del evento tratarán temas relacionados con la crisis económica a nivel nacional y global y cómo la misma impacta en operadores de casinos y fabricantes de equipamiento de juego. “No hay forma de debatir acerca de la industria de juego sin tener en cuenta el estado actual de la economía”, dijo Fahrenkopf.

Durante su discurso acerca de la situación de la industria del juego, Fahrenkopf dijo que los ingresos de juego cayeron un 4,6 % durante el tercer trimestre en los 12 estados con casinos comerciales, incluyendo a Nevada. En septiembre, los casinos tuvieron ingresos de juego por U$S 25.105 millones, un 2,5 % menos que los US$ 25.759 millones producidos durante el mismo período de 2007.

Los números de 2008 fueron ayudados por Pensilvania, donde se abrieron varios casinos de slots durante el año, aunque hubo una caída de dos dígitos en Colorado e Illinois, que prohibieron el cigarrillo dentro de los casinos.

En tanto, los estados de la Costa del Golfo, como Misisipi y Louisiana, sufrieron el impacto de los huracanes en agosto y septiembre, y las inundaciones producidas durante el verano perjudicaron a los casinos de Iowa, Missouri e Illinois, mientras que los casinos de Atlantic City han tenido menores ingresos debido a la competencia de Pensilvania. Durante septiembre, los ingresos de juego de Nevada bajaron un 6,6 % en relación a 2007.

Pero Fahrenkopf dijo que los principales temas han sido una reducción del consumo y una reducción del crédito en los mercados, que han provocado que varias empresas de juego hayan disminuido la construcción y las actividades de expansión. La crisis económica también perjudica a empresas pequeñas. Como los operadores de casinos deben recortar sus gastos de capital, otras actividades de negocios sienten el golpe.

Hasta que los temas de liquidez se solucionen y vuelva el crédito, Fahrenkopf dijo que la industria de los casinos se verá afectada. Luego agregó: “La mayoría de los expertos dicen que esto durará hasta el año próximo”.

Sin embargo, Fahrenkopf dijo que ha habido algunos puntos positivos. Los votantes de Maryland aprobaron el 4 de noviembre la expansión de juego, que permitirá que se instalen 15.000 slots en el estado. Los votantes de Colorado y Missouri aprobaron más expansiones de juego mientras que otros estados están considerando el juego como forma de limitar la reducción del presupuesto. La elección del Demócrata Barack Obama como presidente no debería tener impacto alguno en el juego a nivel nacional, dijo.

Mientras tanto, Fahrenkopf dijo que la crisis económica podría llevar que las empresas más pequeñas, sin poder superar la tormenta financiera de la misma forma que sus competidores más grandes, podrían terminar siendo adquiridos por los negocios más grandes.

Ese es el sombrío panorama presentado por el CEO de AGA, Frank Fahrenkopf Jr., durante la serie de conferencias realizadas en el marco de la feria G2E, que tuvieron lugar en el Centro de Convenciones de Las Vegas.

Fahrenkopf dijo que la mayoría de las sesiones del evento tratarán temas relacionados con la crisis económica a nivel nacional y global y cómo la misma impacta en operadores de casinos y fabricantes de equipamiento de juego. “No hay forma de debatir acerca de la industria de juego sin tener en cuenta el estado actual de la economía”, dijo Fahrenkopf.

Durante su discurso acerca de la situación de la industria del juego, Fahrenkopf dijo que los ingresos de juego cayeron un 4,6 % durante el tercer trimestre en los 12 estados con casinos comerciales, incluyendo a Nevada. En septiembre, los casinos tuvieron ingresos de juego por U$S 25.105 millones, un 2,5 % menos que los US$ 25.759 millones producidos durante el mismo período de 2007.

Los números de 2008 fueron ayudados por Pensilvania, donde se abrieron varios casinos de slots durante el año, aunque hubo una caída de dos dígitos en Colorado e Illinois, que prohibieron el cigarrillo dentro de los casinos.

En tanto, los estados de la Costa del Golfo, como Misisipi y Louisiana, sufrieron el impacto de los huracanes en agosto y septiembre, y las inundaciones producidas durante el verano perjudicaron a los casinos de Iowa, Missouri e Illinois, mientras que los casinos de Atlantic City han tenido menores ingresos debido a la competencia de Pensilvania. Durante septiembre, los ingresos de juego de Nevada bajaron un 6,6 % en relación a 2007.

Pero Fahrenkopf dijo que los principales temas han sido una reducción del consumo y una reducción del crédito en los mercados, que han provocado que varias empresas de juego hayan disminuido la construcción y las actividades de expansión. La crisis económica también perjudica a empresas pequeñas. Como los operadores de casinos deben recortar sus gastos de capital, otras actividades de negocios sienten el golpe.

Hasta que los temas de liquidez se solucionen y vuelva el crédito, Fahrenkopf dijo que la industria de los casinos se verá afectada. Luego agregó: “La mayoría de los expertos dicen que esto durará hasta el año próximo”.

Sin embargo, Fahrenkopf dijo que ha habido algunos puntos positivos. Los votantes de Maryland aprobaron el 4 de noviembre la expansión de juego, que permitirá que se instalen 15.000 slots en el estado. Los votantes de Colorado y Missouri aprobaron más expansiones de juego mientras que otros estados están considerando el juego como forma de limitar la reducción del presupuesto. La elección del Demócrata Barack Obama como presidente no debería tener impacto alguno en el juego a nivel nacional, dijo.

Mientras tanto, Fahrenkopf dijo que la crisis económica podría llevar que las empresas más pequeñas, sin poder superar la tormenta financiera de la misma forma que sus competidores más grandes, podrían terminar siendo adquiridos por los negocios más grandes.

También aseguró que el juego por Internet podría ser un tema que el congreso enfrentará el año próximo. Los miembros de American Gaming Association tienen diferentes puntos de vista sobre el tema y se está llevando a cabo un estudio para formular la posición de la asociación al respecto. Hay presión del congreso para legalizar ciertos aspectos del juego por Internet, como el póquer, o estudiar el tema para ver si la actividad puede ser regulada y pagar impuestos. “Esta es la idea que nos tendrá más ocupados el año próximo”, dijo.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook