Edición Latinoamérica
24 de Julio de 2021

Los oponentes dicen que el juego puede ocasionar serias enfermedades sociales

Una propuesta de ley podría permitir casinos y loterías en Alaska

(Alaska).- Se consultará a los votantes en Alaska si quieren crear una Comisión de Juego dentro del Departamento estatal de Ingresos, resolviendo de esta manera una amarga lucha entre fuerzas a favor y en contra del juego.

L

a comisión de siete miembros tendría la autoridad para extender el juego al permitir las slots, las salas de póquer, loterías y cualquier forma de apuesta.

Actualmente, solamente los legisladores estatales que tienen esa autoridad, y han estado debatiendo por años acerca de qué es lo correcto para Alaska. Quienes están a favor de crear una comisión dicen que, el hecho de expandir las actividades relacionadas con el juego generará mayor cantidad de turistas, y mantendrá los ingresos en el estado, que actualmente van a Nevada o a sitios de juego online, y posiblemente genere trabajo y brinde más dinero a las arcas del estado a través de nuevos impuestos.

Los oponentes dicen que el juego podría generar serias enfermedades socials como abandono infantil, divorcio, bancarrotas y deudas. Solamente los legisladores deberían tener el poder de expandir dichas actividades, dicen.

Los siete miembros de la comisión serían nombrados por el gobernador y aprobados por la legislatura. Los miembros de Alaskans for Gaming Reform (Ciudadanos de Alaska para la Reforma del Juego) apoyan la iniciativa y dicen que crear la comisión tiene que ver con regular mejor los juegos actuales, dice Christian Schneider, un consultor político contratado por el grupo.

Más de 1000 grupos de caridad, como grupos educativos y otras organizaciones sin fines de lucro, se benefician del juego en Alaska, principalmente a través de bingos, rifas, etc. La industria, de U$S 350 millones, obtiene U$S 32 millones para estas instituciones cada año, de acuerdo a las cifras del Departamento de Ingresos en 2006.

Schneider dijo que se necesita un mejor control de los operadores de juego, para que haya más transparencia, pero Johanna Bales, vice-directora de la División de Impuestos del departamento de ingresos, que controla el juego, no ve que la medida traiga mejor o mayor regularización.

Jim Minnery es presidente del Consejo de Familia de Alaska y se opone a la votación. La comisión de juego tendrá poca motivación para ver los costos sociales que acarrea el juego, dijo. Le preocupa que la gente que se convierta en adicta al juego, así como la depresión, las tasas de suicidio y violencia doméstica que, algunos estudios, relacionan con este problema.

Uno de los pocos detalles en la iniciativa dice que la comisión no permitirá más de cinco máquinas de juego dentro de un mismo lugar, antes del 31 de diciembre de 2012. Después de esa fecha, se permitirán hasta 20 máquinas de juego. Los dueños de los bares, como los principales fundadores de Alaskans for Gaming Reform, están liderando la campaña para el pasaje de la medida de votación.

El vocero del grupo, Schneider, dijo que los dueños de los bares ven las reglas laxas y el potencial de robo o engaño, sin embargo, no fue específico con respecto a qué tan grande es el problema. Sin embargo, los funcionarios en el departamento de ingresos, incluyendo a Bales, dicen que crear una comisión dentro del departamento no es una medida severa contral la actividad ilegal. El departamento tiene jurisdicción para tratar solamente los temas de licencias, pero no los asuntos criminales. La medida de votación no iba a cambiar eso.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook