Edición Latinoamérica
12 de Julio de 2020

Tras la apertura de varias casas de apuestas

España: temen un incremento de casos de ludopatía en la Comunidad Autónoma Vasca

(España).- Los primeros locales de apuestas en la Comunidad Autónoma Vasca (CAV) están a punto de abrir sus puertas, y con ellos, ha comenzado a extenderse el temor de un repunte importante de casos de ludopatía asociados a nuevas tipologías del juego.

Estamos a la expectativa de lo que va a suceder con este tipo de apuestas. Simplemente, la curiosidad va a hacer que un gran número de personas juegue, y buena parte de ellos, quedarán atrapados. No será de la noche a la mañana, pero sí irán apostando más y más dinero progresivamente hasta quedar enganchados”, pronostica con cierta preocupación la psicóloga de la asociación Ekintza Da-salud, Beatriz Alonso.

La adicción estrella en Gipuzkoa siguen siendo, sin lugar a dudas, las máquinas tragamonedas, cuya dependencia motiva el 75% de las consultas de esta asociación, referente en el territorio. Pero las apuestas deportivas, como las que se van a poder realizar en estos nuevos locales -diez de ellos se abrirán en Gipuzkoa este año- están siendo seguidas muy de cerca por los miembros de este colectivo, persuadidos del previsible auge de patologías. Los deportes favoritos de los vascos, y en los que acostumbran a jugarse su dinero, en ocasiones hasta la ruina, son la pelota, las regatas y el deporte rural, además del fútbol.

El escenario del juego en Euskadi incorporará, a partir de ahora, nuevos matices, puesto que las tres empresas que gestionarán 75 casas de apuestas van a ofrecer una manera de jugar fácil y próxima que, a fuerza de probar, puede acabar haciendo al cliente más vulnerable. "Estos espacios van a estar en nuestro barrios y ciudades, y se van a acercar como nunca a los ciudadanos de a pie, a aquellos que no se manejan con el ordenador o no tienen Internet y que hasta ahora se veían a salvo de ciertas tentaciones", alerta Alonso.

Además, está previsto instalar en Euskadi 1.500 máquinas en lugares de ocio en las que también se podrá apostar, lo cual despierta nuevos temores porque, como dicen los psicólogos, "en la novedad siempre está la curiosidad".

Si bien el acceso a las casas de apuestas está regulado como en los casinos, y será preciso mostrar el carné de identidad para poder entrar, la previsión de que estas máquinas se instalen en lugares como bares, restaurantes y recintos deportivos a los que los menores suelen tener acceso parece un terreno abonado a la tentación. “¿Quién va a controlar que un menor de edad no haga una apuesta?”, se preguntan desde esta asociación.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook