Edición Latinoamérica
18 de Agosto de 2019

Estados Unidos

La Corte Suprema de Florida anuló el acuerdo de Crist y los Seminoles por un casino

(Estados Unidos).- Una decisión del Tribunal Supremo de la Florida derogó el pacto del gobernador Charlie Crist, según el cual la Tribu Seminole podía tener máquinas tragamonedas al estilo de Las Vegas, además de bacarat y blackjack en sus casinos, incluyendo la cadena Hard Rock.

P

ero el abogado de la tribu, Barry Richard, dice que la autoridad final sobre la legalidad de los juegos la tiene el Departamento del Interior de Estados Unidos, no el Tribunal Supremo del estado.

"Decirle a una tribu indígena lo que puede hacer en su territorio con respecto a juegos no es parte de los deberes de la corte. Solamente el gobierno federal puede hacer eso’’, dijo Richard, que añadió que la tribu del condado Broward "no hará nada que crea ilegal . . . En mi opinión, están autorizados a continuar’’.

Una portavoz del Departamento del Interior dijo que aún se está estudiando la decisión.

La tribu, que compró la cadena de casinos Hard Rock por U$S 965 millones el año pasado, empezó a instalar máquinas tragamonedas como las de Las Vegas en sus siete casinos en enero, y abrió los nuevos juegos de mesa en el Hard Rock de Hollywood hace menos de dos semanas. En la primera semana, los juegos de mesa atrajeron a 40.000 jugadores, según un portavoz de la tribu.

El dictamen de la corte podría ponerle fin a eso. Halló que el gobernador Crist se extralimitó al llegar a ese acuerdo con la tribu en noviembre sin aprobación de la Legislatura. La decisión podría costarle al estado cientos de millones de dólares en ingresos de juegos perdidos. Al mismo tiempo, fue una victoria para el presidente de la cámara baja estatal Marco Rubio, republicano de West Miami que se opone al juego y que presentó la demanda judicial en noviembre.

Los magistrados evadieron la cuestión de si el Gobernador puede por sí solo gestionar un acuerdo de esa clase, pero rechazaron el "pacto’’ sobre el juego basados en que Crist no tiene derecho a permitir en tierras tribales juegos ilegales en el resto del estado.

"Lo que es legal en la Florida es legal en tierras tribales, y lo que es ilegal en la Florida es ilegal allí también’’, dijo el magistrado Raoul Cantero en la opinión mayoritaria que derogó el trato. "El Gobernador no tiene la autoridad constitucional de comprometer al estado con un acuerdo sobre el juego que claramente se desvía de la política pública legalizando tipos de juegos que son ilegales en otras partes del estado’’.

La tribu emitió un pronunciamiento diciendo estar "decepcionada’’ con el fallo, pero que admite que "es importante anotar que la decisión no tiene impacto inmediato en la tribu o sus operaciones de juego’’.

La decisión no es final hasta que la corte se manifieste sobre cualquier moción pidiendo otra audiencia, que podría plantear tanto la tribu como el Gobernador.

"Este proceso podría tardar algunos meses’’, dijo el pronunciamiento de la tribu. "Según sea la decisión final del tribunal, la tribu podría buscar que el Tribunal Supremo del país revise el caso’’.

Crist, que está de vacaciones, no estaba disponible para comentar. En un mensaje electrónico, su oficina dijo que está estudiando el dictamen. Richard indicó que la tribu se reunirá con el Gobernador el lunes para discutir sus opciones.

La Comisión Nacional India de Juegos, también parte del drama porque tiene potestad para cerrar los casinos indios o imponer multas, declaró que también está revisando la decisión.

Rubio, mientras tanto, emitió un jubiloso pronunciamiento, y llamó la decisión "una victoria para nuestro sistema constitucional de equilibrio de poderes . . ."

George LeMieux, ex jefe de despacho de Crist que gestionó el trato, dijo que ni Rubio ni el Supremo estatal entienden la naturaleza del acuerdo, que se dio dentro de un "turbio y contradictorio’’ marco de leyes estatales, federales y tribales que confligen. Según opinó, los magistrados erraron, porque la ley federal de juegos de las tribus indias pueden anteponerse a las leyes estatales sobre el juego.

Agregó que el Departamento del Interior de Estados Unidos le había dicho al estado que la tribu tenía derecho a instalar máquinas tragamonedas en todos sus casinos porque las negociaciones con el estado habían fracasado durante muchos años. Así que Crist ofreció juegos de mesa a los seminoles a cambio de algo de sus ingresos.

Los competidores en el giro del juego elogiaron el fallo. Los operadores de los casinos de Broward dicen que luchan contra un impuesto estatal de 50 por ciento sobre sus ingresos, y que en comparación, la tribu no paga impuestos estatales.

En la demanda se alega que el trato entre los seminoles y el Gobernador viola la Ley Reguladora del Juego Indio, que permite a las tribus ofrecer sólo los juegos ya autorizados en la Florida.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook