Edición Latinoamérica
13 de Julio de 2020

Antes de octubre deberán pagar 176 millones de euros a la familia Franco

Los dueños de Codere negociarán la deuda con sus antiguos socios

(España).- Los propietarios de Codere deben hacer efectivo antes del próximo mes de octubre el pago de 176 millones de euros que aún adeudan a sus antiguos socios, los hermanos Franco, a quienes hace dos años adquirieron su participación.

P

or ello, José Antonio, Encarnación y Luis Javier Martínez Sampedro tendrán que renegociar el pago de la deuda, ya que en caso de no hacer efectivo el pago podrían verse obligados a desprenderse de parte de su paquete accionarial. Sin embargo, Codere asegura no tener constancia de que las negociaciones estén en marcha.

Los hermanos Martínez Sampedro controlan el 51,3% del capital de Codere a través de la sociedad familiar Masampe Holding, pero elevan su control hasta el 70% gracias a los títulos que poseen individualmente.

Codere explicaba en su folleto de salida a Bolsa que, en marzo de 2006, Masampe Holding adquirió a los hermanos Franco más de 17,8 millones de acciones de Codere, a los que se sumó el 1,1 millones de títulos de Intermediate Capital Investment (ICIL). En total, se hizo con el 39,5% del capital del operador de casinos por un importe de 391 millones de euros. De esa cifra, sólo abonó al contado 41 millones. Según señalan desde Codere, los Martínez Sampedro asumieron personalmente la obligación de realizar los pagos diferidos, liberando a Masampe Holding de esa obligación.

El resto del importe se aplazó en dos pagos. El primero (162 millones) se fijó para el 30 de abril de 2007, aunque lo pospuso hasta el 2 de julio de ese año. Mientras, el segundo se fijó para el 30 de abril de 2008, con un plazo de prórroga de seis meses. El pasado 29 de abril, los Martínez Sampedro pagaron a ICIL aproximadamente 10,9 millones de euros, correspondientes al segundo pago diferido con esta sociedad. Por lo tanto, según apuntan desde Codere, sólo queda pendiente el segundo pago relativo a los títulos de los Franco, por un importe aproximado de 176 millones.

En caso de que incumplan el pago, los hermanos Franco tendrán derecho a exigir a la familia Martínez Sampedro “la puesta en venta de, como máximo, todas las acciones de Codere que sean de su propiedad, directa o indirecta”, según señalaba en su folleto de salida a Bolsa. La participación en manos de los Sampedro está valorada en 507,2 millones de euros. De esa cifra, más de 381 millones corresponden al 51% controlado a través de Masampe Holding.

Si los Sampedro tienen que vender títulos, se abren tres escenarios, según señalaba Ibersecurities en su último informe sobre Codere. La primera, que el banco de inversión que estructurara la venta la realizase a través de participaciones inferiores al 30%; la segunda, que un nuevo accionista adquiriera el 70% del capital, por lo que tendría que realizar una opa por el 30% restante, para lo que Ibersecurities fija un precio objetivo mínimo de 14,28 euros. El tercer escenario que contempla Ibersecurities es una opa voluntaria de un tercero por el 100% del capital de Codere, posibilidad a la que otorgan más probabilidad, siempre dentro de estas tres opciones.

Codere salió a Bolsa el pasado otoño a 21 euros el título, el mínimo de la banda orientativa de precios establecida en el folleto de su salida al parqué, que oscilaba entre 21 y 26 euros.

En su primer día de cotización llegó a apuntarse una subida del 4,76%, hasta lograr la cota de los 22 euros.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook