Edición Latinoamérica
30 de Julio de 2021

Según los últimos resultados divulgados por la Cámara de Negocios Autoridad de Convención y Visitantes

Las ganancias de Las Vegas caen por la desaceleración de la economía de EE.UU.

(Estados Unidos).- La llegada de casi 10 millones de visitantes en el trimestre y ganancias de U$S 2.900 millones, sólo en el negocio de convenciones, a Las Vegas son cifras que muestran un mal síntoma.

E

stos números reflejan la dura verdad de que Las Vegas está empezando a sufrir los golpes de la desaceleración de la economía estadounidense, algo que hace tambalear hoteles, casinos y restaurantes en la capital de las apuestas, orgullosa de haber sido el oasis perfecto ante cualquier recesión.

Los últimos resultados económicos divulgados por la Cámara de Negocios Autoridad de Convención y Visitantes de Las Vegas revelaron que desde el 31 de marzo varios indicadores importantes están estancados o tienden a la baja.

Las ganancias de 2.900 millones de dólares en convenciones exhibió una baja del 7,1% y debido en parte a la caída del 12,6% del número de reuniones, que en períodos normales suelen realizar cientos de empresas en esta ciudad de hoteles fastuosos, cómodos para conferencias y alojamiento a bajos precios en comparación al resto de Estados Unidos.

Por otro lado, los réditos por las apuestas en los casinos más importantes sufrieron una caída del 4,8% en marzo lo cual llevó a promediar un descenso del 3% de esta actividad en lo que va de 2008.

El promedio de las tarifas diarias por habitación cayó un 2,7% y los precios comunes del grupo hotelero Las Vegas Sands, dueño del Venetian y Palazzo, bajaron un 38%, mientras que el MGM Mirage, propietario de los hosteles-casinos Bellagio, Mirage y otros ocho resorts en la avenida principal de Las Vegas, han caído un 42% desde noviembre.

El volumen total de visitantes es lo único que subió -un 0,4%- en lo que va de año, pero a tarifas bajas.

Esta mala racha enfrenta a Las Vegas a una situación que desconocía, al ser hasta ahora uno de los destinos que se enorgullecía de haber permanecido impermeable ante las peores crisis de la economía nacional.

Desde 1970, Las Vegas experimentó sólo una vez la caída de sus ganancias en el campo de las apuestas: fue después de los atentados de 11 de septiembre de 2001, que llevó a que las utilidades por los juegos al año siguiente fueran un 1% más bajas que el año anterior.

De hecho, la esperanza de viajar a Las Vegas a ganarse algún botín para sortear la crisis hizo en otros tiempos que este enclave saliera ileso de las recesiones.

Pero en Las Vegas de 2008, sólo un 40% de las ganancias provienen de las apuestas, por eso el resto de los negocios que dependen del ocio, como hoteles, restaurantes, spas, discotecas y espectáculos, no pueden apoyarse sólo en la afluencia de los jugadores.

En 1992, la última recesión comparable con la actual, los resultados fueron más bien positivos, pues los réditos por las apuestas representaron un 58% del flujo de liquidez total de este destino turístico en el oeste de Estados Unidos.

"Esto es diferente a caídas anteriores", advirtió Bill Lerner, un analista sobre el sector de las apuestas del grupo Deutsche Bank en Las Vegas.

"Ahora hay muchas instalaciones más en Las Vegas que no tienen que ver con el juego, los visitantes son más no-jugadores, y el consumidor que viene ahora a Las Vegas es diferente a aquel que venía en recesiones anteriores".

“Estos factores hacen más difícil que Las Vegas pase incólume la crisis porque los viajes por placer y por negocios están sufriendo un recorte”, agregó Lerner.

De hecho, varias de las convenciones anuales más importantes no se realizaron o fueron por un periodo más corto que en otros años.

Están cayendo como fichas de dominó los números de participantes de las convenciones, las reservas hoteleras, las apuestas en los casinos, en momentos que también suben las tarifas aéreas para llegar a esta ciudad-casino construida en el medio del desierto de Nevada, a unas cuatro horas en automóvil desde Los Ángeles, California.

"Esto nunca antes había pasado", lamentó Chris Brown, vicepresidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Locutores (NAB) al mostrar que para la convención de abril se inscribieron 105.000 miembros, 6.000 menos que en 2007.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook